Camila Sosa Villada y Gonzalo Marull: entre la literatura y el teatro

María Paula Micucci
Oct 18 · 4 min read

La 35° Feria del Libro Córdoba 2021 se desarrolló del 1 al 11 de octubre en distintos nodos distribuidos por la ciudad. El martes de entre semana tuvimos la grata presencia de una de las personalidades más destacadas de la esfera literaria del último año, acompañada de un reconocido artista del teatro.

Leemos en la grilla de actividades “Presentación de Autores’’ y, luego, centramos la mirada en los participantes: Camila Sosa Villada y Gonzalo Marull. Ella resuena en el oído de quien lo lee y, luego, en el de decenas de espectadores. Va a ser un diálogo, pero la confusión con el escenario y el teatro al aire libre es inmediata. Gonzalo Marull es un referente del teatro cordobés y lo escuchamos con su simpleza, con su brazo lesionado que es motivo de broma y vestido de Peaky Blinders como él mismo lo define. Camila se compró un vestido negro, corto y escotado para la ocasión, dice que el libro que llevaba en la mano fue un escudo para las miradas que la cruzaban mientras se acercaba por las calles caminando. El diálogo duró una hora, estábamos agazapados en la galería frente a Rubén Libros, una mítica librería de la ciudad; pero duró también lo que se tarda en nacer y sobrevivir, en conocer el amor y llorar, en experimentar la pérdida, la poesía y la niñez.

La interpretación de un fragmento de una obra fue lo primero que nos mantuvo atentos, Camila era Matilde y Gonzalo era el patrón de una casa que la recibía luego de una larga ausencia. Primó la risa, el sarcasmo y la ironía.

Más tarde, el ida y vuelta de preguntas. La obra Las malas (2019) que obtuvo el Premio Sor Juana Inés de la Cruz y, recientemente en Francia, recibió el Grand Prix de l’Héroïne 2021 en la categoría novela extranjera, el cuál Camila se lo adjudicó entre risas a la buena labor de la traductora. Ante la pregunta puntual sobre las traducciones de su novela, la autora respondió riendo que creía que estaban muy bien y que no entendía ninguna de esas lenguas; luego, aclaró que estaba agradecida por las traductoras que le habían tocado, varias de reconocida trayectoria. Sabemos que traducir una obra literaria implica traducir formas, ideas y cultura, por ello, requiere de un consciente intercambio entre las partes. Las malas se tradujo al alemán, francés, noruego, italiano, portugués y croata. La duda que dominó en todas las intérpretes fue de cómo traducir la palabra travesti, en la mayoría de los casos, acordaron dejar la palabra original y acompañarla de una nota al pie al comienzo. Lo mismo sucedió con palabras como chongo, traba, cana, yuta, etc. debido al carácter intraducible de la jerga de la calle, ¿a qué idiolecto se corresponden cuando nos paramos en otra lengua?, ¿es pertinente seguir un registro de la periferia de Italia o la lengua estándar en el alemán? Evidentemente, una distancia cultural que se busca mitigar y se subsana utilizando la letra itálica.

El formato de show de teatro permitió también hacer algunos anuncios. El viernes de la misma semana cantaría Camila a dúo con Franco Dall’Amore en la guitarra en el patio del Centro Cultural España, también, en el marco de la Feria del Libro y con entrada gratuita y limitada. Las entradas para el concierto titulado “Todo sobre Pedro” (o las canciones que nos gustaron de las películas de Almodóvar) se agotaron en minutos, pero el evento se puede reproducir infinitamente en el canal de Youtube (comienza en el minuto 7:14). Por otro lado, luego de un año de prórroga debido a la situación de pandemia, se reestrena la obra “Carnes tolendas” en Córdoba y va a estar todos los sábados de noviembre. Es la misma que fue presentada por primera vez en el año 2009 y le valió reconocimiento nacional a la actriz, escritora y poeta. Además, Camila anticipó que se vendrá un libro de cuentos en el próximo año y que estará plagado de sus personajes preferidos: prostitutas, trabas, travestis, marginados.

El encuentro llegó a su fin, los protagonistas saludaron y entraron a la librería que propiciaba el encuentro. En unos segundos, una gran parte del público se amontonó alrededor de la puerta de ingreso con un ejemplar de la autora en mano. Los organizadores pidieron que se haga una fila ordenada, ya que uno a uno pedirían los libros con nombre y los devolverían con la firma de Camila. Ella se demoró, era el tiempo que necesitaba para leer esos nombres, pensar un momento, escribir unas líneas especiales que acompañarían a esos lectores por siempre y, quizá, porqué no a generaciones completas. Pudimos leer dos dedicatorias, ambas en ejemplares de El viaje inútil (2018), “Pau: Con apuro espero que entiendas la letra” y la otra “Te mando un pasaje a un viaje inútil, así podés volver a casa”. Es así que la ironía y sarcasmo que acompaña su literatura trans, nos permite pensar en que, en la superposición de todas esas líneas, se encuentre un poema eterno.

Leedor

El portal de arte y cultura de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com ofrece noticias de artes visuales, cine, literatura, teatro, gestión cultural, museos, música y más.

María Paula Micucci

Written by

Estudiante de Letras Modernas, correctora literaria. Escribo en @sitioleedor desde 2018. Redactora, escritora, @airlavell en Instagram y Twitter.

Leedor

El portal de arte y cultura de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com ofrece noticias de artes visuales, cine, literatura, teatro, gestión cultural, museos, música y más.