“Habitación Macbeth”, Pompeyo Audivert

Adriana Santa Cruz
Dec 5, 2021 · 3 min read

Adaptar, dirigir e interpretar una obra de William Shakespeare implica siempre un desafío, más si las tres tareas recaen en la misma persona. Pompeyo Audivert pone en escena un Macbeth donde él mismo encarna todos los personajes de la tragedia.

Si hay un clásico de los clásicos, ese es Shakespeare, pero traer al siglo XXI a un autor del XVI requiere conocerlo a fondo y llegar a todos los sentidos que subyacen en su obra. Esto es lo que hace Pompeyo, cuya relación con el autor inglés se remonta a varios años atrás. En el caso de este espectáculo en particular, la gestación comenzó durante la pandemia, cuando eligió trabajar con las distintas traducciones del texto: “Ahí comencé a meter mano, siempre a favor de los mismos sentidos de la obra, pero volviéndolos, digamos, un poco más míos. Y después también empecé a jugar con la intertextualidad, buscando hacer pie en otros autores que me interesan”. Aquí en particular, la intertextualidad remite especialmente a Samuel Beckett y al personaje del sirviente Hamm en Final de partida, quien en Habitación Macbeth es el encargado de pasar de un personaje a otro.

La tragedia shakespereana cuenta la historia del rey de los escoceses, quien sufre los estragos de una ambición desmedida por el poder. Con la ayuda de su esposa que lo incita, el protagonista se convierte en asesino, pero el remordimiento y la culpa lo persiguen. La obra, además, tiene como tema uno de los más importantes de las tragedias: el del destino representado en la figura de las tres brujas que vaticinan el futuro. Relacionado con este último tema, aparece también el de “la vida como teatro”, una vida donde todos somos actores y representamos un papel, asumimos una máscara.

Después de todo lo dicho, es claro lo difícil que resulta poner esta obra en escena por su riqueza de temas, pero además porque los personajes tienen una gran intensidad. El que Pompeyo ponga el cuerpo para todos habla de una capacidad impresionante como actor. Y no hablamos de cambios de vestuario, sino de cambio de voces, de distintas actitudes corporales, de diferentes gestualidades. Lo que hace el actor en escena sorprende porque, además, el texto shakespereano es extenso y profundamente metafórico, y cada palabra está elegida con intención, de ahí que memorizarlo sea también un desafío.

La puesta en escena apela a la música de Claudio Peña y a una ambientación oscura que traduce esa misma oscuridad de los personajes. Asimismo, se utilizan algunos recursos escenográficos muy originales que permiten las transiciones entre los distintos actos de la obra original.

Habitación Macbeth puede verse en el Centro Cultural de la Cooperación y es uno de los espectáculos de más calidad de esta cartelera porteña que afortunadamente volvió a la presencialidad.

Ficha artístico-técnica

Actúan: Pompeyo Audivert; Músicos: Claudio Peña; Vestuario: Marta Davico, Mónica Goizueta; Escenografía: Lucía Rabey; Diseño de luces: Horacio Novelle; Fotografía: Federico Gianni, Bernabé Rivarola; Asistencia de iluminación: Ana Heilpern; Asistencia de dirección: Marta Davico, Mónica Goizueta; Prensa: Daniel Franco; Producción ejecutiva: Marta Davico, Mónica Goizueta; Dirección: Pompeyo Audivert

Sábados a las 21 h y domingos a las 20 h; Duración: 90 minutos

Centro Cultural de la Cooperación, Corrientes 1543, CABA.

Teléfonos: 5077–8000 int 8313

Web:

Leedor

El portal de arte y cultura de habla hispana hecho en Buenos Aires

Leedor

El portal de arte y cultura de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com ofrece noticias de artes visuales, cine, literatura, teatro, gestión cultural, museos, música y más.

Adriana Santa Cruz

Written by

Profesora y Licenciada en Letras, redactora y gestora cultural

Leedor

El portal de arte y cultura de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com ofrece noticias de artes visuales, cine, literatura, teatro, gestión cultural, museos, música y más.