Leedor
Published in

Leedor

Quirino Cristiani: Hallazgo y adquisición de “Entre pitos y flautas”

El jueves 4 de agosto a las 20 hs en el Centro Cultural 25 de mayo la Fundación Cineteca Vida presenta al público un film de Quirino Cristiani, pionero mundial del cine de animación.

Proyección del documental Sin Dejar rastros (2016, 66 min) presentada por su director Diego Germán Kartaszewicz.

Mesa

Héctor Cristiani (nieto de Quirino Cristiani), Laura Gómez (conservadora restauradora), Juan Zaramella (realizador de animación)

Coordinación: Raúl Manrupe

Proyección del corto Entre pitos y flautas (1941)

El hallazgo

En noviembre de 2021, el historiador de la animación en Argentina, Raúl Manrupe advirtió a la Fundacion Cineteca Vida que en la plataforma de compra-venta Mercado Libre había detectado un cortometraje animado a la venta, bajo el título “Película 16 Mm Dibujo B/n Mudo Dibujante Cristiani Única !!”

La publicación ofrecía un fotograma donde se podía leer el título: “Un gran partido de futbol”; otro fotograma presentaba un dibujo idéntico al corto desaparecido de Quirino Cristiani “Entre pitos y flautas”, fechado en sus filmográfias como de 1941. Penultimo trabajo antes de su retiro de la realización.

La Cineteca Vida adquirió el material a una persona que lo había comprado dentro de un paquete de viejas latas de películas.

Hay poca información sobre este corto de tres minutos que hasta aquí se consideraba desaparecido. De lo poco que sabemos es que obtuvo en 1941 un premio de la Municipalidad de Buenos Aires, dato que cita en su artículo del número 11 de la revista Dibujantes de marzo de 1955 el periodista de Norberto Pablo Petrucci, y levantado por Giannalberto Bendazzi en su libro “Quirino Cristiani, pionero del cine de animación (Dos veces el océano)” editado en Buenos Aires por Ediciones de la Flor.

1941, es el año en que Walt Disney visitó Buenos Aires, conoce a Quirino Cristiani y le ofrece trabajar en los estudios Disney. Trabajo que Cristiani rechazó.

Pionero absoluto de la animación mundial, Quirino Cristiani representa uno de los casos más emblemáticos de pérdida del patrimonio fílmico en Argentina. Los depósitos de la Cristiani Films sufrieron dos incendios en 1957 y en 1961 que destruyeron la mayor parte de su obra, no sólo el material fílmico, sino también dibujos originales, siluetas, que eran la esencia de su trabajo de animación.

Quién es Cristiani?

Por Alejandra Portela

Nacido en Santa Giuletta, provincia de Pavia, Italia el 2 de julio 1896, murió en Buenos Aires el 2 de Agosto de 1984. Su familia llega a la Argentina en 1900, con la ola migratoria de principio de siglo. Desde pequeño, muestra afición por el dibujo y estudia con algunos dibujantes de Buenos Aires. En 1916 ya está trabajando para el productor Federico Valle haciendo caricaturas de humor político para las “Actualidades Valle” continuando con su trabajo de dibujos políticos del diario Crítica. En 1917 realiza el famoso y desaparecido film “El Apóstol”, nombre con el que llamaban al entonces presidente argentino Hipólito Irigoyen. El guión era de Alfonso de Laferrére, dibujos de Diógenes Taborda y la famosa maqueta de la ciudad de Buenos Aires que se incendia en el sueño de Irigoyen, del Arq. Andrés Ducaud. La técnica de dibujos articulados, cuyas partes se unían con hilos.

Entre pitos y flautas

En 1918 realiza el segundo largometraje de animación de la historia del cine: “Sin Dejar Rastros”, un film problemático que involucraba un submarino alemán en aguas argentinas, el film fue retirado de cartel por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Algunos rescates recientes demuestran un estilo que fundía la caricatura política del siglo XIX con el cine del siglo XX.

Los que ligan” (1919, 1 min) ilustra la opinión sobre la creada Liga de las Naciones, una organización que se fundó tras el fin de la I Guerra Mundial con la idea de preservar la paz entre los Estados mediante la seguridad colectiva y el comercio. En su corto, de apenas 1 minuto, Cristiani relaciona esta Liga con la liga que usaban las mujeres en sus piernas: cómo veían esta Liga un inglés, un alemán, un francés y un argentino

El Museo del Cine de Buenos Aires custodia desde 2018 tres films animados por Quirino Cristiani procedentes del Museo del Fin del Mundo, de Ushuaia. El ultimo tango, La semana en broma, bajo custodia del Museo del Cine de Buenos Aires. Se trata de fragmentos de animaciones realizadas por Quirino Cristiani y que fueran parte de los Film Revista Valle La letra del tango, de Alberto Vaccarezza es desmenuzada en estos tres minutos e intercaladas con dibujos, también de sátira política. Los políticos desean la fama del tango plantea la hipótesis.

Tambien de 1921 es Papa habemus! La semana en broma

Temporada veraniega ilustrada, y Estado latente de la conferencia de Cannes, la final de la carrera política en la Pcia de Buenos Aires

En 1927 es contratado por la Metro Goldwyn Mayer y funda en paralelo la empresa Cristiani Studios. En 1941 Walt Disney

En 1929 comienza el trabajo con Peludópolis, primer largo animado sonoro, sincronizado con discos, y también perdido. Estrenado en 1931 luego del golpe de Uriburu, resulta ser otra crítica feroz a su personaje favorito: Hipólito Irigoyen a quien también le decían El peludo.

La primera película animada de Argentina con sonido óptico, también la realizó Cristiani, y además el corto puede verse en distintas plataformas de internet: El mono relojero (1938) también representa el uso de una nueva técnica, que es el dibujo con acetatos para lo cual Cristiani construyó y patentó una mesa de animación.

Personalidad única de nuestro cine. Hoy rescatamos su penúltimo trabajo, queda pendiente reconstruir una filmografía que con todo su significado representa uno de los casos más graves de pérdida del patrimonio cinematográfico. Ninguno de sus largometrajes llegó a nuestros días.

Filmografía:

1916: La intervención en la provincia de Buenos Aires

1917: El apóstol (primer largometraje de animación en el mundo)

1918: Sin dejar rastros

1919: Los que ligan

1923: Firpo-Dempsey (cortometraje acerca de la pelea de boxeo entre Luis Ángel Firpo y Jack Dempsey)

1923: Firpo-Brennan (cortometraje)

1924: Uruguayos forever (cortometraje acerca de la victoria de la selección de fútbol de Uruguay en las Olimpíadas de 1924)9

1924: Humberto de Garufa (cortometraje animado ―con guion, dirección y dibujos de Cristiani― acerca de la visita a Buenos Aires del príncipe italiano Humberto II de Italia)10

1925: Rhinoplastia

1925: Gastronomía

1931: Peludópolis

1938: El mono relojero (cuento de Constancio C. Vigil)

1941: Entre pitos y flautas

1943: Carbonada

Búsqueda y recuperación de un corto de Quirino Cristiani

Por Raul Manrupe

Los caminos de la obra de Quirino Cristiani, el gran pionero del dibujo animado argentino, han sido oscuros y esquivos. A lo largo de los últimos ¿cincuenta, sesenta, setenta años?…nos hemos tenido que conformar con el visionado de materia ya sea fatigado (El mono relojero), como hallazgos eventuales (Museo del Cine, un comercial en manos de un veterano coleccionista en Uruguay) y algunos documentales desde el testimonio mítico ya recogido por Osvaldo Surraco o los largos de Gabrielle Zuchelli o Diego Kartaszewicz. Las imágenes, sacadas de antiguas publicaciones o catálogos de muestra, ya vistas.

De El apóstol nada. De Peludópolis poco y nada.

Las esperanzas no se extinguen. De esos largos se hicieron muchas copias y se exhibieron en todo el país. ¿Habrá algo? De pronto algo aparece. Y de manera no oscura o privativa de recelosos coleccionistas sino en la popular plataforma de compras y ventas de la Argentina.

Una reducción de Entre pitos y flautas, un corto de 1941 separado en el tiempo de aquellos heroicos títulos precursores a nivel mundial.

Ya con una técnica tradicional, no la alucinada de recorte de siluetas en negativo.

Un material del que hace décadas nada se sabía. Descubierta su presencia (sólo se mencionaba al director en el aviso) y comprobado de qué se trataba, el dato llegó a los oídos indicados y las manos prestas a restaurarlo y conservarlo debidamente. Se estaba ante un hallazgo. La otra popular plataforma, enciclopédica, asegura que hasta el día de hoy que no se conservan copias de la película. La historia se sigue modificando día, recuperando otro pequeño capítulo de un hombre fundamental en el cine de animación argentino y mundial.

UN GRAN PARTIDO DE FÚTBOL PARA VER

Por Laura Gómez

Hoy, somos público local. Nos interesan dos partidos, pero sólo tenemos entrada para el último. Uno ya se jugó, sólo podemos leer los resultados. Veamos de qué se trata.

Quirino Cristiani realizó en sus Estudios Cristiani un corto silente en la técnica acetatos pintados, en blanco y negro, luego los registró en un pequeño rollo de 35 mm seguramente en nitrato. Esas imágenes se conocieron con el título de “Entre Pitos y Flautas”. Película que luego distribuyó la Filmoteca Argentina y recibió un premio Estímulos a las Artes de la municipalidad de BA en 1941.

Esos son los resultados del partido que no pudimos ver.

Tiempo después, Cristiani aparece otra vez con ese mismo corto en los títulos en pantalla, pero aquí la película se llama “Un gran partido de fútbol” esta vez la casa productora es Cinematográfica Huella. El corto está completo, y en un buen estado de conservación. A través de la inspección del soporte fílmico, investigamos que es una copia de un duplicado en 35 mm de acetato marca Kodak safety, posiblemente de 1935 o cercano al año, que fue reducido a un diacetato en 16 mm esta vez, marca Kodak France.

Este partido si podemos verlo. Saquen sus entradas.

Fotografias: Laura Gómez

--

--

El portal de arte y cultura de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com ofrece noticias de artes visuales, cine, literatura, teatro, gestión cultural, museos, música y más.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store