Leedor
Published in

Leedor

Una historia universal, de Ernesto Baca

Nacido en 1969 en Florencio Varela, Ernesto Baca se recibió el 1997 CIEVYC. En 2002 presentó su primer trabajo “Cabeza de palo¨ en 16 mm. En 2005 ha completado en 8 “Samoa”, posteriormente expandido a 35 mm. En 2008 ha producido el film “Música para Astronautas” que fue filmado en formato Super 8 y se exhibió en los festivales de Mar del Plata, Vision du Reel en Suiza y Punto de Vista en España. En 2009 completó el film documental corto titulado “The Servant”; en 2010 en contacto con varios directores estudiantes hizo “String Theory” que acabó produciendo. Viajó a la India y realizó “Vrindavan “, que presentó en Bafici en el 2010 y participó de la competencia oficial en España del festival Punto de Vista 2011 en el mismo año presenta en el Bafici, en la sección Foco Super “Mujer mujer”. También en BAFICI, pero en 2012 presenta “Jardines” pero con un trabajo de video mixing, súper 8, 16 mm and 35 mm. Su último film, “La misión del Comandante Ashtar Sheran” realizado para el festival de documentales Doc Bs As. 2012 con premiere internacional en el CPH: DOX 2012 en Dinamarca. En 2013 presenta Spectum en el RojasFest y en 2017 presenta en Bafici “Requiem para un film olvidado”.

Baca está catalogado como un cineasta experimental, que en mi experiencia en el mundo del arte es un significante similar al de Patria o amor; por otra parte toda obra de arte debería ser experimento y, como todo experimento, corre siempre el riesgo de encontrarse con obstáculos infranqueables, que van desde la materialización de la idea, el uso de materiales, el envejecimiento rápido del lenguaje, de los materiales no probados, o la relación que se establece con el espectador, como demanda Baca: testigos

Un experimento puede corroborar un idea, pero también puede ser su negación; puede ir más allá de lo pensado crear nuevos espacios de reflexión o morir en sí mismo: es el caso de los Dada, por una parte abrieron caminos, a mi juicio al Pop, pero también encontraron caminos muertos como el famoso vidrio quebrado (es discutible si es Dadá o Surrealista), en ciencia hay experimentos de resultados importantísimos pero improbables de haber sido realizados bajo estrictos controles científicos (número de Avogadro). Se sabe muy bien que Stravinsky decía que el Dodecafonismo era un callejón sin salida.

Como tampoco se puede decir que un experimento es falto de ideología, en ese sentido se podría afirmar (de hecho Stravinsky lo hace) que un experimento en arte es tan poco inocuo como uno en ciencia. El problema de la experimentación en el arte es que cuando rompe ciertos recursos formales, también desaparece la posibilidad de leerlos y, si el texto está en alguna clave, la experimentación resulta un disfraz.

El objeto de Baca, no renueva ni propone recursos desconocidos, introduce subrepticiamente ciertos comentarios e imágenes que lo hacen ideológicamente significante, y por momentos resulta algo contradictorio ir a una sala a verlo, en medio de un Festival que promociona sus salas, cuando en una entrevista, el propio Baca resalta que el futuro de las producciones audiovisuales serán vistas por pantallas en streaming.

El resto, footage, frottage, celuloide pintado y digitalizado, animado, superpuesto y filtrado, creando loops, actuaciones artificiales, objetos vintage aparentemente resignificados (pero no tanto para serlos realmente) es conocido. Es claro que Baca hace rato es un profesional y conoce los tiempos, tiene muñeca para timonear la sensibilidad y la apariencia, apoyado en una banda sonora climática que comprueba que si en antaño el problema en el cine argentino era el sonido, ya hoy no.

Finalmente, y porque uno lee un texto en un tiempo y espacio determinado, el rostro de Evita, frente al cartel de Shell convirtiéndola en una chica punk con las imágenes de trenes nuevos en la lejanía y vagones destrozados en primeros planos, no me deja sino un sabor desagradable en la boca, más cuando se lee que se está borrando el pasado para poder instalar en el futuro nuevos mitos, ¿se refiere a los trenes o a las vacas? aunque use la poética del querido Tuñón los comentarios que finalmente quedan resonando se asemejan más a lo que se escucha decir todos los días a los jóvenes que creen estar desencantados de la política, lo que no hace más que reafirmar su frase “Madre, ninguna cultura está separada de otra. Esto es una ilusión. Ninguna cultura es mejor que la otra. Esto es otra ilusión. Todas tienen sus propios fines y solo tomamos de ellas lo que de verdad nos sirve.” dicha a P12 el 1 de mayo del 2022

--

--

--

El portal de arte y cultura de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com ofrece noticias de artes visuales, cine, literatura, teatro, gestión cultural, museos, música y más.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Csaba Herke

Csaba Herke

More from Medium

American Education: Equality for None

Life insurance expands sales to pharmaceuticals and supermarkets

Apple Ups Ads, TikTok Store Visits, CX Hope vs. Reality

How to bounce back from setbacks