Leedor
Published in

Leedor

Universo Madi, lúdico y colectivo, en el Museo Nacional de Bellas Artes

Arden Quin, Figura y Palmer, ambas obras oleos s/carton serie Galbee, 1948

El Museo Nacional de Bellas Artes, exhibe hasta el 20 de noviembre de este año “Carmelo Arden Quin, en la trama del arte constructivo” una muestra con más de 100 obras de Arden Quin, y otras 63 de artistas contemporáneos. Las obras se relacionan entre sí en gran despliegue y perfecto diálogo, en tres salas distintas, siendo creaciones distantes en el tiempo y en el mundo. Ciertamente Arden Quin logró su objetivo, hacer comunidad. Y creó un universo.

Carmelo Heriberto Alves Oyarzun, artista nacido en Rivera, Uruguay en 1913, se acercó a las artes plásticas a través del escritor catalán Emilio Sans, amigo de su familia. En 1935, conoce a Joaquín Torres García y se inclina hacia las ideas de vanguardia, destacando el valor del trabajo grupal y la creación de revistas adecuadas para la difusión y circulación de ideas y propuestas estéticas.

Desde el comienzo del recorrido de la muestra , el mismo Arden Quin nos ver claraclaramente las intenciones del Movimiento Madi desde una de sus publicaciones, de junio de 1946:

“Al articular planos de color estrictamente proporcionados y combinados, Madi proyecta la pintura más allá de la formula antigua donde se encerraba el pretendido planismo del neoplasticismo, no-objetivismo, constructivismo y otras escuelas de arte concreto en general.”

Agrega además que intenta “…subvertir los valores de expresión que hasta ese entonces, dominaban las artes, producir una conmoción “mádica” de la realidad, alertar los sentidos y predisponerlos hacia una nueva concepción estética y fundar un arte de espíritu matemático, frío, dinámico, cerebral y dialéctico.”

Carmelo Arden Quin, Martín Blazco y Gyula Kosice (1945–1948)

Mediante la creación de obras lúdicas y movibles los artistas invitaban al público a concientizar sus propias capacidades creativas, posiblemente inexploradas... Sin embargo, el movimiento recientemente gestado, tenía aún camino para recorrer. Arden Quin se separa del grupo Madí en 1947 y viaja a París en 1948. Alla se conecta con artistas franceses, peruanos y venezolanos y relanza el grupo Madí.

Arden Quin, Poema Movil y pinturas objeto, obras años 1976–78

Trabaja profusamente en los años 50 y 60, ya en los 70 comienza a trabajar con letras pintadas y corporizadas en maderas.

En los ´80 dobla la apuesta Madí con tradiciones culturales propias de quienes integraban el movimiento. Incansable, Arden Quin nos participa su obra colectiva que se desplega por otros continentes y países contando con artistas de todo el mundo.

En esta oportunidad, las 100 obras exhibidas de Arden Quin, se relacionan con otras 63, realizadas por 51 artistas contemporáneos provenientes de diferentes países entre quienes figura Lorena Faccio, artista argentina actualmente integrante del Movimiento Madi Internacional con quien conversamos en esta ocasión, para conocer más sobre este universo del cual ella forma parte.

obras de Bolivar Gaudin, Uruguay-Lorena Faccio, Arg. — Isvan Haáz Hungria- Mitsouko Mori, Japon y JOel Froment, Francia.

“… me quedé extasiada con la muestra y fascinada con el criterio curatorial de Cristina Rossi y Andrés Duprat[1] quienes para la ocasión resaltan las líneas rectoras fundamentales y esenciales en la obra de Carmelo:

· su vocación gregaria en la gestación y la producción de la obra

· la mirada del mundo que atraviesa la obra, signada por la permanente iniciación de movimientos.

· y la dimensión lúdica, notoria y exquisita.

Todo eso se respira en la muestra que nos permite sumergirnos en el universo estético de Carmelo. Lo captura en cada sala, cada recorrido, profuso, vasto, desafiante y bellísimo. Cada sala me produce una sensación de éxtasis, espero recorrerlas muchas veces hasta noviembre.”

Le preguntamos a Faccio por su obra en la nutrida y enorme pared colectiva.

Lorena Faccio, S/T 47,2021. Acrilico s/madera 72x55 cm

“Frente a esa pared puntual, la sensación fue la de estar frente a una bacanal, a un encuentro jocoso, vital, intenso y articulado dentro de ese caos que es pura libertad. Ahí nuevamente queda atrapado el sueño Madi de Carmelo, que no era el sueño de la razón sino de la pura invención.

Esa pared evoca ese encuentro total, que no pudo ser en la realidad pero que fue posible gracias a esa sutil y acertada decisión: la de montar una fiesta para Carmelo, un homenaje de otros Madi: sus contemporáneos y los que le abren el futuro a un movimiento que siempre está naciendo. Universo Madi, lúdico y colectivo.”

Arden volvió a la pintura en 1971 y quiso expandir internacionalmente el arte Madí, incluyendo otros artistas y mas grupos de otros países: Italia, Hungría, Brasil, Estados Unidos, Venezuela y Buenos Aires. Muere en Francia en 2010.

En las nuevas etapas, sin abandonar la geometría ni los formatos irregulares, acentuó la libertad creativa y el carácter lúdico de la obra Madi..

Vista de sala con esculturas y objetos móviles

[1] Curadora de la muestra y Director del Museo Nacional de Bellas Artes.

--

--

El portal de arte y cultura de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com ofrece noticias de artes visuales, cine, literatura, teatro, gestión cultural, museos, música y más.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Maria Pichot

Maria Pichot

Artista, trabajadora corporal, traductora, viajera. Milito contra la violencia obstétrica.