Redes sociales: la cuna de los artistas anónimos

Lo que para algunos constituye un peligro social, para otros significa un vuelco de esperanza. En este sentido, Internet se halla polarizado y segregado de los clásicos mediadores artísticos como, por ejemplo, editoriales, estudios musicales, galerías de arte, entre otros.

Extracto fotográfico de la película La red social.

Ya lo señaló en una entrevista el músico penquista, Ricardo Barra: los medios virtuales ayudan bastante. En una línea similar de pensamiento se ubica Camila Moreno, al aseverar que el arte en Internet se democratiza.

De la composición casera a un público masivo

YouTube, además de entretener, difunde creaciones musicales y, en algunos casos, las lleva a la cúspide, como sucedió con Lana del Rey.

Sin aspiración alguna, el 16 de octubre de 2011, Lana del Rey subió a YouTube Video Games. Para sorpresa suya, el vídeo se viralizó en cosa de pocos días.

Meses antes, la cantante buscó refugio para su canción en varias disqueras, pero la respuesta siempre era la misma: la canción es muy larga y melancólica. No venderá.

A pesar de las burlas, Lana no perdió la esperanza. Armó un vídeo en su computador, con aires del cine de David Lynch, y lo publicó.

Si bien, la cantante estadounidense ya gozaba de cierta popularidad antes de subir su vídeo a la red, el hecho de familiarizar su talento con las redes sociales le significó un salto inmediato a la fama.

Otros ejemplo de músico autodidacta es Lily Allen. A diferencia de Lana del Rey, Lily estaba en conocimiento del poder de las redes sociales. Así pues, un día se creó una cuenta MySpace para exponer su música. El resultado fue positivo: el gran número de visitas llevó sus canciones a las emisoras de radio. Smile y LDN consagraron su carrera musical.

Blogueros: la pluma anónima de las redes sociales

Si en Twitter se encuentran los irreverentes, tras los blogs se esconden los deslenguados con elegancia. En este sentido, el anonimato para un bloguero es poder.

La película Joven y Alocada, de la directora Marialy Rivas, abordó el tema del uso de las redes sociales. Daniela, la protagonista de la historia, reprimía sus deseos en su entorno familiar y los liberaba en su blog. Todos desconocían su verdadera identidad, pues escribía desde otros nombres. Sin embargo, ella sí ubicaba a sus peculiares “amiguitos del blog”.

Lo relatado con anterioridad no es ficción: El blog sí existe y pertenece a la guionista de la película, Camila Gutiérrez.

Según los datos recopilados por Arketi Web Watch Media Survey, las redes de blogs genéricos superan a sitios como Flickr o MySpace.

Su impacto es indiscutible. Por eso, aclamados escritores como Javier Marías publican con frecuencia en sus blogs.

No se puede dejar bajo el tren a otros literatos como Pedro Marial, Montero Glez y Gustavo Nielsen. Vale agregar también a la cineasta Isabel Coixet.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.