Ciclo Mentorías: La primera negociación es con nosotras mismas

En esta ocasión conversamos con un nuevo grupo de mentoras: Claudia Ulloa, Paula Carvajal y Fernanda Galindo, quienes nos contaron sobre el aprendizaje que se llevan de esta increíble experiencia de mentorías y cómo descubrieron que era importante enseñar a las mentoreadas sobre autoconocimiento para alcanzar un proceso exitoso de negociación.

Claudia Ulloa (Chile): Porteña de corazón, viví mi adolescencia en el pueblo de Villa Alemana, donde era común ver vacas al lado de autos. Soy UX Lead en Everis, práctico el mutualismo y soy -y seré- eterna estudiante de la astrología psicológica y de Carl Jung.

Paula Carvajal (Chile): Nacida, criada y malcriada en Santiago Centro. De infancia panadera, me gusta ayudar a las personas a entender cuánto es una marraqueta (o pan batido o pan francés). Soy Product Designer y también hago clases de español para la comunidad migrante en Chile.

Fernanda Galindo (Argentina): De Buenos Aires, Argentina. Apasionada por el mundo UX, el cine y la música.

¿Cómo llegaron a ser mentoras en +Mujeres en UX?

Claudia: Las numerosas mujeres que conocí en +Mujeres en UX me motivaron a postular a cargos de liderazgos y, luego de lograrlo, quise retribuir todo ese aprendizaje y motivación que la comunidad me dio, traspasando esa entrega en las mentorías. Misteriosamente, el programa ha sido mucho más que eso.

Paula: Luego de un largo proceso de ayuda y apoyo que recibí de diversas comunidades, vi en +Mujeres en UX una oportunidad para seguir creciendo personalmente y ayudar a otras mujeres a desarrollar y recobrar su confianza. La mentoría es una gran instancia para reconectarnos con nuestras experiencias, con amor y respeto.

Fernanda: Luego de ser mentoreada quise retribuir a la comunidad todo lo que me había dado, contar mis experiencias a nivel personal y profesional, y así, ayudar a otras mujeres.

¿Qué es lo que han aprendido y se llevan como mentoras de este ciclo?

Claudia: Lo que más he aprendido es la fuerza poderosa de lo colectivo, del encuentro que se siente al verse reflejada en la otra y de la potencia que existe en el sentirse contenida en el relato de la otra. Como mentora, me llevo la experiencia de que cada persona tiene sus tiempos y su forma de aprendizaje y que soy un mero puente en ese autodescubrimiento.

Paula: Me quedo con el poder de la autogestión y el creer firmemente en un propósito. Con una pandemia de por medio y con todos nuestros compromisos personales y profesionales, teníamos una meta como equipo. Y cada una, desde distintas ciudades y países, entregaba lo mejor de sí para mantener ese propósito en lo más alto. Esa conexión natural entre todas hizo que cada mañana de sábado fuera un momento increíble.

Fernanda: Es un espacio en el que todas nos llevamos algo, aprendemos de las charlistas, de las otras mentoras y de las mentoreadas. A pesar de provenir de distintos lugares, vivimos experiencias similares; ponerlas en común de forma grupal nos permite intercambiar ideas, debatir y obtener nuevas herramientas para enfrentar los problemas.

En las Mentorías, ¿Cuáles fueron las principales dudas respecto a negociación y cómo las abordaron?

Claudia: Sentí que las mayores dudas estaban en cómo controlar o manejar la actitud del otro o lo que hacía. Observé que había mucha más atención en la contraparte, que en poner foco en nosotras mismas, en dónde hablamos al formular un requerimiento. Lo abordamos explicando el triángulo dramático de Karpman, para que las chicas salgan de la victimización y reconozcan su valor, para que sientan certeza interna al momento de negociar.

Paula: Continuando la idea que plantea Clau, más que abordar la negociación con otros, debíamos aceptar que la primera negociación es con nosotras mismas. Identificamos cuáles son nuestros puntos de dolor al iniciar ciertas conversaciones o al tratar de tomar decisiones importantes, para luego apreciar las herramientas que tenemos a mano y también entender lo que no está bajo nuestro control.

Fernanda: Fue importante trabajar en la comunicación y la confianza en las charlas previas para comprender que antes de abordar cualquier negociación se necesita fortalecer estas habilidades. La actividad propuesta ayudaba a asumir la responsabilidad de cada una en ciertos puntos y cambiar la actitud hacia el exterior para saber de qué manera actuar ante determinada circunstancia.

Agradecemos a Claudia, Paula y Fernanda por el tiempo que nos dieron para esta entrevista y por compartir con nosotras la motivación que las llevó a formar parte de las Mentorías de +Mujeres en UX.

Si deseas contactarlas, puedes escribirles o visitar sus redes sociales:

Esta entrevista es parte de #CicloMentorias, espacio para conversar con quienes forman parte de Mentorías +Mujeres en UX LATAM.

--

--

--

¡Queremos visibilizar a las mujeres que trabajan en UX! Contenido creado desde Chile, para el mundo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Bárbara Araya

Bárbara Araya

More from Medium

Making a Virtual Difference

Does JOKR deliver?

Traveling in a Sustainable Way

Rollback Netcode Can’t Save Your Burning House