One Headlight

A principios de los 90 escuchaba la radio y grababa en cassettes los temas que me gustaban. Rec + Play + Pause hasta que apareciera alguno de esos hits que rotaban en la programación. Era una de las formas de volver a escuchar cuando quisiera algunas de las canciones que más me gustaban.

En aquellos años tenía una suerte de norma: si el disco tenía 4 temas que me convencieran, lo compraba. Era una regulación útil: así fue que no compré discos ni de 4 Non Blondes ni de Counting Crows. Tampoco de Blind Melon.

Algo parecido sucedía con MTV: lo único que se podía hacer era esperar. Esperar y comerse muchas veces videos de canciones que, por suerte, murieron en el olvido.

Comprar discos también requería tiempo: había que descubrir bandas con los auriculares puestos en alguna galería de Belgrano. Gloria a Churba y a la paciencia de los vendedores que nos aguantaban horas en sus locales de los que la mayoría de las veces no nos llevábamos nada.

Esos discos que compraba, los gastaba. Al día de hoy soy capaz de repetir track por track el orden exacto de algunos de ellos. Tenía tiempo.

Churba desapareció y en su lugar pusieron un Tower Records que luego murió a manos del mp3. Internet. Napster.

Por aquella época bajé mi primera canción. El primer pirateo que ya prescribió. One Headlight de The Wallflowers.

Ahora uso Spotify y creo que ya no sé bien cómo escuchar música. Cómo recuperar la paciencia con la que me dedicaba a cada disco. Tengo casi todo disponible a un click y voy salteando temas como si fuera zapping. Ansiedad y abundancia no son buena combinación.

One Headlight es el último tema que esperé que sonara en la radio. El último al que le dediqué tiempo para ver el video en MTV.

Hace años que no espero canciones. Estaba bueno.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Demi’s story.