Carrera de la Mujer Coruña 2014

El pasado domingo asistí a la Carrera de la Mujer, es la tercera vez que participo (la primera en Santiago y las otras dos en Coruña) y se ha convertido en mi “una vez al año…” Yo no soy muy fan del deporte, nunca se me ha dado demasiado bien, me aburro y me canso. Pero la Carrera de la Mujer es divertida, hay muy buen rollo, no me siento acomplejada por no ser capaz de correr e ir caminando la mayor parte del recorrido, a mi autoestima le va genial ver que cada año lo hago un poquito mejor y encima contribuyes a una buena causa.

Este año participé llevando a Terremoto en el portabebes y mi hermana llevó a la nena en el carrito. Es una manera de que los peques participen de la fiesta. Terremoto se lo pasó genial aplaudiendo a las chicas y diciendo “bravo, bravo” y se moría de la risa cuando se nos daba por trotar y veía como le temblaba todo. Estaban tan a gusto que al final se durmieron en medio de todo el ajetreo de gente :) No se si lo volveré a llevar el año que viene, quizás me anime a intentar correr un poco y entonces él tendrá que decir bravo desde el público. ¿Quién sabe?, tengo tooooooodo el año para decidirlo

Para mi es un evento divertido y por eso me sorprendió leer, un par de días antes, comentarios que decían que esta carrera discrimina a los hombres y que las mujeres pondríamos el grito en el cielo si se organiza una carrera sólo para hombres. En mi opinión se trata de un caso de discriminación positiva, ojalá no fuera necesario, pero creo que un evento de este tipo ayuda a fomentar el que las mujeres salgan a la calle a practicar deporte. La mayoría de los hombres son muy competitivos y es muy probable que yo no me animase a participar en una carrera en la que me sintiera juzgada por el resultado. El día en el que haya tantas mujeres, como hombres, en las pruebas deportivas, eventos de este tipo no serán necesarios. Y con el argumento de que así recogen menos donaciones… Solo puedo decir que para algo esta el dorsal solidario y que todo el mundo es libre de realizar un donativo. Además, dudo mucho que después de pagar a la organización queden más de un par de euros para donar. Otros años se anima a los hombres a participar (sin dorsal) y nadie los mira mal, pero este año la organización puso en la web que para controlar la seguridad era mejor que nadie participase sin dorsal (y viendo lo que me costó salir de allí, no me extraña que quisieran controlar la asistencia). Si solo tienes 5000 plazas, me parece genial que las asignes a mujeres. Otra cosa seria q solo se apuntasen 1000 mujeres y dejasen el resto de dorsales sin asignar por no dárselos a hombres. Repito, ojalá no fuera necesario aplicar discriminacion positiva, tanto en este caso como en otros muchos. Pero la realidad es que las mujeres no estamos en igualdad de condiciones en muchos aspectos y que un día nos juntemos y hagamos un poco de ruido lo veo una idea estupenda. Si quieres otro ejemplo de que es necesario un cambio de mentalidad para que la mujer se integre plenamente en el mundo del deporte, mira que lío se ha montado estos días con la entrenadora del equipo de tenis

Así que me voy a quedar con lo positivo, ya que esta gente ha conseguido que, al menos una vez al año, mueva el culo y lo disfrute.


Originally published at jessicagestoso.com on September 26, 2014.