Depuración de otoño

Desde que Terremoto empezó a comer sólidos, una de nuestras preocupaciones ha sido enseñarle a comer de forma saludable. Y hemos sido muy conscientes de que la mejor manera de conseguirlo es practicando con el ejemplo. Así que llevamos un año revolucionando nuestros hábitos alimenticios y dejando atrás los tiempos en los que sobrevivíamos a base de precocinados y comida a domicilio.

En mi búsqueda de información sobre alimentación saludable, una noche de esas de dormir poco, me tropecé con el programa de Vida Sana de Pilar Rodríguez. Que me ha enseñado a adquirir, casi sin darme cuenta, nuevos hábitos que hacen que nos sintamos mejor, con más energía y con la seguridad de estar sentando unas buenas bases en la educación alimentaria del peque. Y con el beneficio extra de haber perdido 20 kilos en 10 meses ;)

Pero vamos al lío, que me pierdo. Hoy te quiero hablar de lo bien que sienta hacer una depuración guiada y en grupo. No te pienses que consiste en juntarse un montón de locas y dejar de comer o vivir a base de zumitos. Eso era lo que me temía yo, pero el pasado invierno me animé a participar en otro de los programas de Pilar y menuda sorpresa me llevé.

Estuvimos unos días preparándonos, poco a poco fueron desapareciendo aquellos alimentos que no nos sientan demasiado bien e incorporando opciones más saludables. No te voy a negar que no probar el café o el chocolate en 15 días no cuesta, pero sienta genial cuando te das cuenta de que se puede y no hace falta ser esclavos de la comida Para mi una parte fundamental del proceso es el grupo de Facebook donde podemos comentar que tal nos va y compartir dudas. Se crea muy buen rollo y el apoyo va genial.

Tras la preparación llego el día D. Yo había planeado un día de relax, para cuidarme, tomar zumitos, infusiones, batidos verdes, fruta… Pero para mi sorpresa me levanté revolucionada, con un montón de ganas de limpiar, era como si necesitase depurar también mi casa. Tenía la cabeza súper despejada y me sentía genial. A la tarde bajé el ritmo y disfruté de un paseo con la familia. Lo mejor fue cuando llegó la noche y me di cuenta de que lo había conseguido, fue un subidón. Yo, la que llevaba media vida adicta a los bollos, había conseguido comer de forma súper sana durante 10 dias! Mi autoestima estaba en alza :)

Luego vinieron unos pocos días para ir recuperando la forma habitual de comer, aunque algunas costumbres se quedaron conmigo y otras vuelven tras un fin de semana de excesos ;)

Estarás pensando a qué viene todo esto. Te lo cuento porque en pocos días Pilar va a comenzar con la Depuración de Otoño y, como me sentó tan bien la anterior, quiero animarte a que pruebes la experiencia , que seguro que te va a encantar.

Si te animas, vas a cargar pilas para el otoño, te vas a sentir genial contigo mism@ al ver que lo puedes hacer y seguro que pierdes un par de kilos, que aunque no es el objetivo, reconozcamos que de cara a las navidades nunca viene mal aligerar un poco ;)

¿Qué opinas, nos vemos en el Facebook de la depuración y compartimos la experiencia? Yo estoy deseando empezar :D


Originally published at jessicagestoso.com on October 3, 2014.