Receta de bizcocho vegano de avena y plátano

Jessica Gestoso
Nov 7, 2014 · 3 min read

Lo confieso, soy una yonki del azúcar, en proceso de recuperación, y desde que comencé mi aprendizaje hacia una alimentación más sana, he ido perdiendo un poco de interés por la repostería creativa y me estoy centrando en la repostería vegana (si es que puede llamarse así).

A lo mejor te preguntas que es eso de un bizcocho vegano. Pues se trata de un bizcocho que no lleva ingredientes de origen animal, resumiendo: sin huevos ni leche. Y para que sea más sano, también me cargo todos los ingredientes refinados, así que lo preparo con harina integral (intentando que sea ecológica y evitando la de trigo) y sin usar azúcar refinada (nada de azúcar blanca). ¿Qué te parece la idea? Si, lo sé, me gusta complicarme.

La verdad es que de sabor me salen muy ricos. Ahora que casi no tomo dulce refinado, la repostería tradicional me empalaga un poco y con estos bizcochos puedo disfrutar de dulces sanos sin empacharme. El problema es que no le acabo de pillar el punto a la textura y a la presentación. Al no llevar huevo, no consigo que queden esponjosos y, asumamos, como puedes ver en las fotos (sacadas con prisa y poca luz), salen un pelín feuchos. Nada que ver con mis antiguos cupcakes, que bonitos eran, aunque engordaban sólo de mirarlos. Pero yo sigo intentándolo, en algún sitio está la receta de bizcocho, vegano, integral y sin azúcar refinada perfecta y seguiré experimentando hasta encontrarla 😉

De momento te dejo la receta de mi último experimento. Lo preparé en la panificadora pero puedes hacerlo en el horno sin problemas.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas soperas de semillas de lino molidas
  • 9 cucharadas soperas de agua
  • 1 yogur vegetal
  • 2 plátanos
  • 4 dátiles
  • 1/2 vaso de yogur de aceite
  • 3 vasos de yogur de harina integral de avena
  • 1/2 sobre de levadura
  • cacao y sirope de agave (para decorar)

Preparación:

  • Batir las semillas de lino con el agua hasta que tenga una textura similar a la clara de huevo batida
  • Batir el yogur, los plátanos y los dátiles para que no nos encontremos tropezones (si te gustan los trocitos puedes machacarlos con un tenedor y picar los dátiles)
  • Mezclar todo y al horno (en mi caso panificadora) hasta que al pinchar el bizcocho con un palito o similar, este salga limpio.
  • Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla
  • Para preparar la cobertura mezclé un chorro de sirope de agave con un poco de cacao. La idea es hacer una pasta, más o menos fluida, para echar por encima del bizcocho. Yo me pase con la cantidad y el niño se puso fino jejejeje

Ya ves, los pasos son sencillos y no hay ingredientes raros. Las semillas de lino las tienes en cualquier tienda eco y las puedes moler en casa con el molinillo del café.

¿Lo pruebas y me dices qué te parece? Y si tienes un truco para que el bizcocho sin huevos salga esponjoso, por favor, cuéntame tu secreto!!.


Originally published at jessicagestoso.com on November 7, 2014.

Mamá es una friki

Historias personales que sirven de complemento al contenido de jessicagestoso.com

    Jessica Gestoso

    Written by

    ¿Eres una madre emprendedora? Estoy en jessicagestoso.com para ayudarte con la parte técnica de tu blog y aquí para que nos conozcamos mejor

    Mamá es una friki

    Historias personales que sirven de complemento al contenido de jessicagestoso.com

    Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
    Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
    Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade