Soy y me creo la madre perfecta, sí.

Y virgen y santa, también, claro.

Muchas veces (de verdad, muchas, que nadie se sienta aludido por esto también) cuando la gente lee los post que comparto en MamaMail o los que escribo aquí, me dice que si es que me creo que lo hago todo bien… con cierto resentimiento subyacente.

Que sepáis que no estáis solas ni solos. Yo siento lo mismo todos los días. Es lo que tiene pasarse la vida leyendo blogs sobre maternidad y crianza, supongo.

Hay tantas madres que creo que lo hacen infinitamente mejor que yo… De dónde sacan el tiempo, las ideas, la paciencia, la energía, el cariño, las fuerzas… De dónde?!?!

Dejar el pañal, rutinas de sueño, educación, alimentación (eso incluye la lactancia, claro)… Es obvio que cada quien tiene una visión de lo que considera ideal y un umbral hasta el que es capaz de llegar.

Yo tengo claro que mi ideal era respetar a Leo hasta que dejase el pañal de forma completamente autónoma cuando él se sintiera respetado… Lo estoy consiguiendo? NO

Yo tengo claro que mi ideal era un colegio en el que no me empujaran a que Leo dejase el pañal antes de tiempo, sin libros de texto, que respetase los talentos y las inquietudes… Lo estoy consiguiendo? NO

Yo tengo claro que mi ideal era colechar hasta que Leo decidiera un día por sus propios medios irse a su habitación… Lo estoy consiguiendo? NO

Yo tengo claro que mi ideal sería que mi hijo rechazase los dulces y la comida basura como si fueran hijos de satán pero lo estoy consiguiendo?ROTUNDAMENTE NO. Es digno heredero de su madre y le gusta todo lo que le pongas delante, incluyendo la bazofia más grasienta y azucarada del planeta.

Y así podría seguir ad infinitum. Supongo que lo pilláis.

Total, que ni soy, ni me considero cerca de ser perfecta, soy humana. Una madre más, que no aspira a ganar ningún premio de crianza sino a poner en la balanza aquello que hace todo esto más llevadero, intentando no perder la coherencia y sin conseguirlo la mayoría de las veces.

Puede que tú tengas otros ideales. No tienen por qué ser los mismos que los míos. Puede que charlemos un rato y te hayas leído algún libro que yo desconozco y pueda aprender de ti, por qué no probamos en vez de enfrentarnos. Aunque también te digo, en esto de la crianza, hay muchas cosas muy subjetivas, sí, PERO hay muchas otras impepinables y no es magia, es ciencia.

Porque MamaMail y toda mi filosofía vital desde hace más de tres años va de eso: de leer, de escuchar, de aprender, de conectar y de crecer. Porque otra cosa no, pero crecer, he crecido.

Quizá no haya hecho las cosas perfectas, pero me he dejado la piel y los huesos en ello y nunca he estado tan orgullosa de mí misma como estoy ahora.

Sé que mi talento es ser mamá, aunque con eso no se vaya a las olimpiadas y puede que no sea la mejor madre del universo, pero sí he creado la mejor familia que podría imaginar. No estoy en situación de exigirle nada más a la vida.

Bueno, un sueldo sería genial, pero eso es otro editorial (y sin haberlo planeado me ha salido un pareado, a ver si aparte de mamá lo voy a petar de poetisa! :D)

❤ Te agradeceré que lo compartas si te ha gustado ❤

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.