+-La vuelta al mundo

Con una silla de ruedas motorizada

Reme, Fabiola, Rebeca y Conchi intentando hacer una pausa para cenar.

Es muy fácil pensar que nos aburrimos. Nos vemos por los pasillos o en la cafetería. Nos cruzamos al entrar o al salir.

Solemos ir caminando o hablando entre nosotros. Muchas veces mirando el móvil.. y puede parecer que no hacemos nada.

Es muy fácil pensar que siempre hacemos lo mismo. Que cada día es igual al anterior… y cuando trabajas con personas ocurre todo lo contrario.

En realidad, cada día es una nueva aventura y un nuevo desafío. Nunca sabes lo que te vas a encontrar.

Desde alguien en silla de ruedas que dice estar dando la vuelta al mundo.. hasta quien te explica con detalle el duelo familiar..

Pasando por compañeros que te cuentan sus problemas.. situaciones de trabajo que parecen surrealistas.. momentos de risa, llanto, agobio, preocupación, enfado, frustración, alegría, buen humor, rabia, miedo..

Por eso es tan importante que estemos conectados. Que hablemos y nos conozcamos.

¿Quieres contar algo por aquí? Avísame. 😉