‘El País’ se calla como una puta

‘El País’ se calla como una puta. Algo así comentaríamos entre amigos si estuviéramos en un bar tras leer la edición del diario de PRISA de hoy.

Pedro Sánchez concedía ayer una entrevista en el programa ‘Sálvados’ de laSexta donde arremetió duramente contra El País y la presión política que han realizado contra el excretario general del PSOE y su posible pacto con Podemos. “No me mueve el Ibex 35, ni ningún poderoso, ni ningún expolítico por muy importante que haya sido, ni ningún director de periódico también por muy importante que fuera”, dijo.

Ahí está la clave. Ningún “director de periódico” en clara alusión a Antonio Caño y Juan Luis Cebrián que tras firmar duros editoriales contra Sánchez hoy han optado por guardar silencio — ¿Habrán pensado que si a Rajoy les funciona a ellos también? — , pero hay más…

“Me reuní con los responsables de El País y me dijeron que o Rajoy o la línea editorial de El País no iba a ayudar para que hubiera un gobierno progresista liderado por el Partido Socialista”, ha revelado Sánchez, asegurando que Cebrián no estaba en la reunión pero sí los responsables del periódico. “Era difícil, pero nos lo pusieron mucho más difícil”, ha dicho sobre los medios que solo daban la alternativa de Rajoy o terceras elecciones.

Eso dijo Pedro Sánchez y la respuesta de El País ha sido esta:

En una entrevista en el programa Salvados, el exlíder socialista sostuvo que se equivocó al llamar “populista” a Podemos y que erró al no firmar con la formación de Pablo Iglesias, sino solo con Ciudadanos, un acuerdo previo a su investidura fallida. Además de con Podemos, Sánchez afirmó que los socialistas deben negociar con los nacionalistas vascos y los independentistas catalanes. A su entender, la solución a la crisis política e institucional en Cataluña es un acuerdo sobre una reforma constitucional. “Hay que entender la naturaleza de nuestro país. España es una nación de naciones y Cataluña es una nación y, como nación que es, hay que hacer para que se sienta integrada”, mantuvo.

Se limitan a su error al calificar a Podemos de populista pero de las palabras que dedicó Sánchez a El País ni una palabra ni editorial, algo que ha sorprendido a propios y extraños conociendo la historia de odio que había. Callados como una puta habrán pensado.