fuente: @migulidos

Esta no es mi lucha

Todo lo que no sale como quieren es patriarcal y punto, no hay más que discutir. La educación es patriarcal, las diferencias biológicas son patriarcales, el amor romántico es patriarcal, las historias, las canciones que cuentan historias, patriarcales; el desnudo, patriarcal; los juguetes, patriarcales; la etología (que no se engloba dentro de diferencias biológicas porque para qué), patriarcal; la monogamia, patriarcal. Todo y más es patriarcal. Y si lo cuestionas, eres machista. Hay otras explicaciones más parsimoniosas, pero da igual. Si aportas información eres machista. ¿Y saben? explicar cientos de artículos en 140 caracteres es complicado. No sólo complicado, es que decir que es patriarcal lleva 5 segundos e informarse, analizarlo y explicarlo mucho más. Y no me parece justo, es más bien indignante que algo así sea capaz de mover a tanta gente con tan pocas ganas de pensar.

Y he llegado a un límite. El límite de pelearme con los acólitos al simplismo, en el que la ignorancia es tal que hace que sean incapaces de cuestionarse sus propios dogmas. El límite en el que aparentar una lucha es más importante que la lucha en sí misma. El límite en el que el patriarcado es creador de todo y por ello se autoexplica, amén. Mi límite egoísta, pues esta lucha no me lleva a ningún sitio.

Con esto sólo quiero decir que no voy a leer más mierda, por mucho que me la paséis. Agradezco vuestro interés por algo que creo que es importante. Pero no de esta forma. No voy a dedicar un segundo más de mi vida a discusiones en las que ninguno aprende. Discusiones incluso enfocadas hacia mi persona, revestidas de lucha, porque luego copian parte de mis palabras para defender lo mismo en otros contextos. Que me parece bien, pero no tengo que aguantar esa hipocresía. Tengo un doctorado que sacar, un libro por escribir y mucho más por aprender.

Gracias.