Desinfección solar del agua, una alternativa para pequeñas comunidades rurales

Por Arq. Amilcar G. López

La falta de acceso a agua apta para consumo constituye un riesgo elevado de transmisión de enfermedades hídricas, como diarreas, cólera, hepatitis A, fiebre tifoidea, disentería y otras enfermedades diarreicas. La población más vulnerable a este riesgo es la rural.

La ausencia del Estado en las comunidades que carecen de acceso a agua potable tiene varios matices. Generalmente faltan perforaciones, plantas potabilizadoras, redes de distribución, etc., pero hay acciones de corto plazo que están ligadas a la educación ambiental y medidas de contingencia que resultan urgentes para mejorar la calidad de vida de los pobladores.

En primer lugar el Ejecutivo local debe, entre otras acciones, realizar las perforaciones que resulten necesarias y analizar la calidad de agua de las mismas, como así también de cualquier otra fuente existente de provisión de agua, informando a los consumidores sobre los resultados y consecuentes procedimientos recomendados.

Cuando los análisis de laboratorio no dan resultados acordes a los parámetros recomendados por la OMS o se desconocen los mismos, generalmente los habitantes suelen consumir estas aguas, ante una necesidad vital e indispensable y la imposibilidad física y/o económica de acceso a aguas seguras.

Es en estos casos el Estado siempre debe educar y concienciar a la población sobre medidas preventivas, tales como ebullición o cloración del agua, pero a veces muchas comunidades rurales no añaden cloro al agua por rechazo al sabor o falta de suministro del producto, ni tampoco hierven el agua por escasez de la leña, alto costo, la dificultad de tener que acarrearla o porque el sabor también cambia y carecen de difusión, o bien, otras técnicas caseras, simples, gratuitas y accesibles, tales como el MÉTODO DE DESINFECCIÓN SOLAR, de las que también se pueden obtener resultados similares.

La desinfección solar (también llamada SODIS por sus siglas en inglés), ha sido recomendada durante el Día Mundial del Agua 2001 como un método para mejorar la calidad microbiológica del agua a escala doméstica

(http://www.worldwaterday.org/2001/index.html).

Consiste en exponer el agua no segura a la radiación solar entre 4 y 6 horas, almacenándola dentro de botellas de plástico transparente de 2 litros de capacidad, previamente enjuagadas (las que comúnmente son utilizadas en las bebidas comerciales), preferentemente entre las 10 y las 16 AM (inclusive en días nublados). Para optimizar los resultados se recomienda colocarlas sobre superficies refractarias tales como chapas, aluminio, papel metalizado, papel de aluminio, lámina galvanizada, etc.

En días soleados, el tiempo de exposición requerido generalmente es de más de cinco horas para remover de manera completa los coliformes fecales como Escherichia coli presentes en el agua. En solo dos o tres horas de exposición remueve totalmente los coliformes totales y el virus y Vibrio cholerae.

La desinfección solar del agua es bastante sencilla y fácil de ejecutar, pero exige cambios en los usos y costumbres del manejo del agua para consumo humano. De la manera de promover los cambios en las costumbres va a depender el resultado. Es ahí donde la presencia de un promotor es fundamental, no sólo para el buen uso del método, sino además para ayudar en el proceso de cambio que haga posible la adopción de la desinfección solar como alternativa a escala domiciliaria.

Una ventaja adicional de la desinfección solar es que no proporciona sabor desagradable al agua, razón por lo cual tiene buena aceptación entre los usuarios.

Con el uso se pueden empezar a notar los resultados de tomar agua libre de bacterias, es decir, los niños tienden a enfermarse menos y eso lo notan fácilmente las madres, lo que refuerza la aceptación de la tecnología.

Una desventaja de este método es que no proporciona una protección residual contra re-contaminación y tampoco asegura la calidad fisicoquímica del agua, por lo que sólo debe emplearse para mejorar la calidad bacteriológica. Por ello se recomienda su consumo dentro de las 24 horas.

Este método no puede utilizarse con agua muy turbia, con una turbiedad mayor a 30 UNT*

¿Qué pasa cuando hay ARSENICO en el agua?

El Gobierno debe informar a la población cuando las napas o el agua que se distribuye tiene niveles de arsénico que superan el valor límite, y debe evitar que ello ocurra. No obstante los pobladores suelen consumir estas aguas, ante una necesidad vital e indispensable y la imposibilidad física y/o económica de acceso a aguas seguras. Un método casero, simple, gratuito y accesible para remover el arsénico es aplicando la misma técnica que en el método de desinfección SODIS, pero antes de la exposición solar se deben introducir en el agua 3 o 4 gotas de limón y un trozo de alambre de acero de 3 o 4 cm de largo, y luego de la exposición solar debe colocarse la botella en posición vertical durante toda la noche para que decante el contenido. Luego sin agitarse debe ser filtrada con un lienzo limpio, secante, algodón o filtro de algún tipo.

BIBLIOGRAFÍA

RED IBEROAMERICANA DE POTABILIZACIÓN Y DEPURACIÓN DEL AGUA

BLANCO J., MALATO S.; (2002) “Solar Detoxification”; US, John Wiley and Sons, UNESCO.

CORTÉS J., ET AL.; (2000) “Radiación solar para desinfectar agua en comunidades rurales”; Informe final, proyecto

IMTA/CNA, Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, 59 pp.

MARTÍN A., ET AL.; (1999) “Desinfección del agua por radiación solar”; Informe final, proyecto IMTA/CNA, InstitutoMexicano de Tecnología del Agua, 51 pp.

MARTÍN A., ET AL.; (2000) “Viabilidad técnico social de la desinfección solar”; Informe final, proyecto IMTA/CNA, Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, 7 capítulos.

WEGELIN, M.; (1999) “Solar Water Disinfection. A water treatment process used at household level”; Swiss Federal Institute for Environmeantal Science and Technology, Department of Water and Sanitation in Developing Countries (EAWAG/SANDEC).

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.