Tres meses

Hallaste el tiempo o la forma de creártelo.

Hoy, 28 de septiembre de 2018, siendo el último día hábil del mes, pasaron oficialmente los primeros 3 meses calendario desde aquel 1 de junio, fecha límite en la que me propuse saber que era lo que quería hacer de mi vida aquel 28 de febrero donde me propuse pasar 3 meses haciendo nada y masticando que era lo que quería hacer de mi vida.

Ese 1 de junio de 2018 fue una fecha cósmica propuesta al azar gracias a cumplir años un día antes y que, además, sonaba bien el rango de 3 meses. Se convirtió en una fecha que oficializó el arranque de @juanpintero gracias a recibir mi primera seña por un trabajo de un ser humano por fuera de mis FF&F.

¿Casualidad? No lo creo.

Acuñada en un presupuesto, respaldada por una seña; ahora hay una fecha de entrega que hay que cumplir.

Shit just got real.

Tic tac tic tac..


Seña en mano, la historía comienza con la necesidad de armar un taller de carpintería. Eso se subdivide en sub-tareas como conseguir el espacio físico apto para la actividad, establecer el lugar de trabajo, armar un draft de los planos, tomar medidas, investigar la mejor manera de diagramar el workspace, dimensionar, cortar y armar escritorios con las maderas que haya. 
Chequear si la instalación eléctrica se va a bancar el azote de maquinas que tienen mas potencia de lo normal para una instalación hogareña. Armar el circuito eléctrico distribuido. Armar el sistema de aspiración de polvo para intentar sobrevivir sin estar estornudando cada 32 segundos. Armar estanterías. Armar tablero para colgar herramientas de uso corriente.
Milestone #1: Armar un lugar de trabajo y tener el primer lunes de oficina.


Luego salís a buscar proveedores de madera. Eso implica recorrer el mundo offline que tanto cuesta. Hablar con uno, hablar con dos, hablar con tres vendedores con sitios web del inframundo, que no venden lo que necesitas pero te recomiendan a otro, con nula información online, y que éste te recomiende a ese quinto que te vende lo que necesitabas. Compras sin termómetro de precios. Y casi sin saber que compraste.
Milestone #2: Agregar el primer proveedor de madera a la agenda. Hola Joaquín!

Necesitas elementos de ferretería. Correderas, bisagras, tapacantos, tornillos de diferentes medidas, en cantidades. Una lástima, pero la ferretería de barrio no escala. La clave esta en nunca no tener lo necesario para trabajar. Nunca. El ferretero duerme la siesta, la caja de 1000 tornillos no. 
Necesitas un dealer, una linea segura de acceso a elementos de ferretería a precio mayorista. Compras a granel, usas por unidad, nada puede fallar.
Milestone #3: Comprar y stockear ferretería. Hola Silvia!

El toco de billetes que recibiste de seña empieza a acabarse, tenes gastos de infraestructura del taller, el stock de ferretería, etc. Necesitas financiarlo. 
Volves a los apuntes sobre cash basis vs accrual basis. Te haces una cuenta en alguna app y entras a meter todos los gastos, los ingresos, los prospects que empiezan a llegar. Empezás a afinar el lápiz sobre el costo real del proyecto a realizar. Tornillo por tornillo. Armas algo de caja. Buscas la segunda seña, esa que te da respiro.

Tic tac tic tac, el tiempo pasa.
Tenías que ponerte a trabajar y armar lo que te pidieron y entregarlo a tiempo.

Finalmente arrancas a trabajar.

Todo fluye.


Pasaron 3 meses.

Paso el primer escritorio con dos cajoneras para el primer cliente. Pasaron también un rack para tv talle XL, una mesa ratona con la tapa elevable, otro rack tv talle Medium , otra mesa ratona con la tapa elevable, dos mesas ratonas a medida, una salida de ducha hiper-cool, un escritorio con la tapa elevable, una cajonera de 6 cajones, algunos floreros, un escritorio gamer a medida, una biblioteca para colección de comics talle XXL, una biblioteca talle S, un divisor de ambiente, un escritorio con cajonera, juguetes para pibites, una cama queen size con cajones, una mesa ratona replica del joystick de NES, una mesa consola cool, una mesa ratona con la tapa de madera recuperada. Pasó una bocha.

Concha de la lora, pasó una bocha.


Estado de la maquina

Mi cuerpo, impecable. Leves dolores de espalda solo en momentos posteriores donde maniobre mucho mas peso del debido. 
Estoy en constante movimiento y muchas horas parado y mi cuerpo lo sabe, pero no le importa.
Termino los días cansado, pero tengo el doble de energía.

Pequeños cambios percibidos:

  • Bajé (por lo menos) 7 kilos. Dos agujeros de mi cinturón de referencia. 
    Mi eterno problema: auto-consumirme. Es algo que tengo que empezar a tener en cuenta.
  • Se perfectamente que día de la semana es. Se perfectamente mi ubicación en el calendario. Se perfectamente cuantos días faltan para tal o cual entrega y…
  • Si bien anoto todo, tengo perfecto control de mi memoria a corto plazo. Si mañana temprano tengo que ir a buscar algo a un horario determinado, lo se. Antes delegaba el 100% de estas funciones a Google Calendar. Ahora lo tengo en mi cabeza. No falle ni una. Puedo organizar mi día/semana sin necesidad de jugar al Tetris/depender del GCalendar. Maravilla.

Conociendo el Bisnes

Aprendi un montón del negocio. Aprendi algo a comprar. 
Refine mi método para presupuestar y tener noción real sobre los costos y la rentabilidad de cada proyecto.
Intente aprender sobre la estimación de tiempos con resultados dispares. Si bien no sufrí mayores retrasos en entregas, si sufrí el hacer malabares trabajando en 2 o 3 proyectos en simultáneo para cumplir.

Me arme un método semi-offline. Trello para el estado general de los proyectos. Google Keep para armar las listas de compras. Marcador sobre las ventanas para el task list diario. Post-its de colores para friendly reminders. ahrescrum.

Desconexión total

Si bien el método es semi-offline, el celular queda guardado casi todo el día en un cajón y el uso de la computadora es intermitente. Solo la uso para cuando es necesario hacer búsquedas de referencias/proveedores, o para hacer/consultar algún plano, nada mas.

Social skills renovadas

Si bien fui, soy y sere una persona con dificultades para el relacionamiento con otros homínidos, esta nueva profesión me hizo hablar/conocer a muchas personas nuevas.

Con los proveedores del inframundo, la clave es caer bien, ser buena onda, acordarse de los nombres. Saludar a toda persona que te cruces y que se acuerden de tu nombre. Generar vínculos con proveedores trae sus beneficios y hace que todo fluya.

Contar mi historia a mucha gente interesada en el cambio de carrera también me hizo relacionarme. En general recibí muchísima buena onda, recomendaciones, apoyo y buenos augurios de gente cercana y de desconocidos. Sobre todo de estos últimos, que sintieron y expresaron esa buena onda. Me dedique a charlar con ellos y contarle los detalles.

Todo esto también impulso a juntarme en la #VidaReal. Organize mas reuniones con amigos que nunca en mi vida. No falte a ninguna organizada por otro. Me forcé a salir de la ostra y solo me trajo satisfacciones.

Todo esto último se lo atribuyo al boost de energía mental/física ganada. La atrofia mental de estar mentalmente quemado y la atrofia física de las 8 horas de silla solo genera una atrofia social fuerte.


En fin, este es el resumen de estos 3 meses. Si no les gusta, tengo otro.