5 cosas que aprendí trabajando en una startup

Hace casi seis meses empecé a trabajar en una startup joven y esto es lo que he aprendido.

El tiempo se ha pasado increíblemente rápido y ha sido una experiencia muy gratificante, nunca había aprendido tanto en tan poco tiempo.

Algunas de esta lista ya las esperaba pero otras me tomaron por sorpresa.

1.- Todo se mueve muy rápido

Esto lo noté desde el día en el que me hicieron la oferta de trabajo, me contactó una persona de la compañía para entrevistarme, después dos personas del equipo de desarrollo me hicieron la entrevista técnica y al día siguiente estaba recibiendo una oferta del CEO para presentarme a trabajar en dos semanas tomando en cuenta que tenía que reubicarme a Chicago mientras estaba viviendo en Guadalajara.

Por otro lado, el producto ha ido tomando direcciones muy diferentes a lo largo de este tiempo en base a lo que se va aprendiendo en el camino. El resultado no luce para nada como se planeó desde un principio (o hace tres meses), luce mejor y funciona.

2.- Olvídate de la descripción de tu puesto

En una startup se espera que todos colaboren en diferentes roles y te impulsa a desarrollar diferentes competencias, es una excelente oportunidad para aprender, acelerar y adquirir conocimiento.

3.- Todo tiene impacto

Al ser una empresa en desarrollo y crecimiento todo lo que haces marca la diferencia y se ve reflejado en el producto final.

Esto lleva una carga enorme de responsabilidad porque todo lo que haces ayudará a contribuir en el éxito o fracaso de la empresa.

4.- No es para todos

Si constantemente estas esperando que sean las 5pm para irte a casa o que sea viernes para desconectarte, posiblemente trabajar en una startup no sea para ti.

Debes estar preparado para trabajar más que nunca y posiblemente tengas que hacer algunos sacrificios personales, esto suele ser muy sencillo cuando trabajas con un equipo excepcional y crees en la empresa.

Trabajar en algo que te gusta no es trabajo.

5.- Flexibilidad

Trabajar en una startup no está peleado con la flexibilidad y generalmente no tienes a tu jefe mirando sobre tu hombro para dar seguimiento a tu trabajo.

Tienes libertad de decidir cuando y en qué trabajar, lo importante es hacer el trabajo y hacerlo bien, al final el resto del equipo depende de tu trabajo.

También tienes más libertades a la hora de escoger tus vacaciones o días libres siempre y cuando lo planees con tiempo para no interferir con las actividades de tus compañeros.


Trabajar en una startup es una experiencia invaluable que te ayuda a crecer personal y profesionalmente, además te da la oportunidad de trabajar con personas talentosas de las que siempre hay algo nuevo que aprender.

Like what you read? Give Arturo León a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.