Philipp
Philipp
Jul 19, 2015 · 2 min read

Me hundo en el hielo de Kronstadt.
Yazgo recostado bajo los adoquines de París.
Estoy pegado a los muros de Varsovia.
Estoy de pie empedrado en Berlín.
Estoy tumbado en las calles de Barcelona.
Caigo en la granizada de balas
de la Guardia Blanca.
Estoy tumbado en la nieve de San Petersburgo.
Tumbado, enterrado en los bosques de Perú.
Me desangro en la arena de España.
Estoy tumbado en la estepa ucraniana.
Tengo frío en Siberia,
desgastado entre martillo y cruz.

Me rescato por el mar,
y tiemblo también ahí.
Me envían de vuelta.
Me envían a partir.
Me destierran.
Se consuelan, con seguridad, a mi costa.
Estoy tumbado en el puerto de Odessa.
Tumbado y agarrotado en León.
Descarnado por los perros sanguinarios
del nuevo orden.
Fluyo por la remordida garganta.
Soy el grito,
que se levanta de la estepa,
que deriva sobre el mar.
Rara vez me impelo en círculos,
centros, alas…
Y también mi deseo de ser amable
es dibujado por la larga lucha
en la brutalidad,
del escondite, del acecho,
por la desfiguración y por la mentira.
Hablo con abultada
polifonía.
Soy incendio de pradera.
Soy rumor, parte y motivo.
Y ahora te lleva tu búsqueda hacia mí,
en el exilio de derrotadas revoluciones.
En remotos pueblos
de la provincia francesa,
en buhardillas bruselenses.
En áticos
en Amsterdam y Londres.
En los patios traseros de Barcelona.
En los graneros de la Gascuña.
Mi pista es borrosa,
amarillenta, hecha trizas.
Casi olvidado,
se queda escaso,
lo que folletos y opúsculos,
panfletos e informes,
ensayos y biografías,
discursos y memorias,
pretenden narrar de mí.
Estoy tumbado en el soterrado refugio anti-bombas.
En escondites improvisados
y búnkers.
Entre periódicos,
y falsas paredes.
Escondido detrás de retratos.
En los sótanos del exilio,
sólo se encuentran restos
de conspiración,
de la vida subterránea,
de la camaradería inmortal,
y esperanza…
Lo que encuentras aquí escrito,
ha ido pasando por miles
de manos secretas.
Retransmitido
a través de generaciones
con heredadas ideas.
En decretos e informes de testigos,
en ejemplares transmitidos
en secreto
de ilegal impresa tipografía.
En manifiestos,
en periódicos semi desaparecidos,
en quebradizos legajos
llenos de letras creídas muertas.
Con escasas alusiones
todavía se encuentra
algo de mi tejido negro,
que una vez a todos nos envolvió.
¿Aún buscas evidencias
de tus paladines pasados?
Todo esto sólo puede permanecer como fragmento.

Uno se queda solo,
y sin embargo,
en cada aliento de esta totalidad,
cercado
Pero, ¿cómo quieres
constituirme en letras?
¿Cómo quieres tú, andariego,
darme una voz?
A este humo, ¿una forma?
¿Cómo codificar este aire?
¿Y quién quiere ahora alcanzar
la excelencia de la explicación?
Quién, ¿construir el fin?
¿Es una lástima para las personas?
¿Lo es?

Una traducción al español de «The Chronicles Of Kronstadt» de «Die Æsthetik der Herrschaftsfreiheit»

Historias en español

Para publicar contenidos de calidad en español.

    Philipp

    Written by

    Philipp

    Alemán de nacimiento, de ningún lugar por crecimiento.

    Historias en español

    Para publicar contenidos de calidad en español.

    Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
    Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
    Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade