Los prejuicios

Éste mundo nos ha enseñado a desconfiar de todo y de todos pues la experiencia nos ha mostrado las máscaras que usan las personas y cómo pueden éstas pueden herirnos de las maneras más horribles sin remordimiento alguno, cómo diría Supermán en en BvS:

“Éste mundo no te deja ser bueno”

Y tiene sentido pensar eso después de haber visto lo peor y lo más sórdido de la humanidad, tan solo dar un vistazo al oscuro abismo de la sociedad e inmediatamente desviar la mirada al no soportar tanta inmundicia y desprecio existente entre nosotros; desconfianza, envidia, celos, ira y venganza por mencionar algunos.

Un sentimiento insdescriptible invade todo tu ser, paraliza tu cuerpo y no te deja hacer nada.

Tras ésto la mayoría de nosotros decidimos no hacer nada, pretendemos no haber visto nada, damos media vuelta e ignoramos el problema, sin embargo hay otra opción; sostener la mirada al abismo y enfrentarlo, fortalecer nuestra convicción y combatir el sentimiento de ignorarlo, estar dispuesto a combatir, seguir adelante sin ignorar la realidad y hacer un esfuerzo propio por cambiar la situación.

No significa tratar de cambiar el mundo, es estar consciente de la existencia del abismo y de las consecuencias que éste ha traído al mundo y hacer algo aunque sea pequeño para revertirlo y dar un salto de confianza esperando que haya alguien más que salte junto a nosotros aún si no lo vemos de inmediato, saber que está ahí y que no estamos solos en éste intento.


Entonces dime…

¿Has visto el abismo? ¿Harás algo al respecto o seguirás ignorando?

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Mauricio M. R.’s story.