Un lustro de amor por el fútbol y trabajo

El Monforte CF consigue un hito histórico para el club: ascender de Segunda a Regional Preferente en cinco años

Celebración del equipo después de la última jornada. | Foto cedida por Fernando Saugar.

Trabajo, constancia y sacrificio. Esos han sido los tres pilares sobre los que el Monforte CF ha cimentado su ascenso a la máxima categoría del fútbol regional. Un equipo que llevaba varios años con el mismo modelo de trabajo consiguió el pasado domingo 7 de mayo el colofón final a cinco temporadas de esfuerzo y perseverancia.

El club, de unos 50 años de historia, ha vivido en la última década su mejor época, con un ascenso a Primera Regional en la temporada 2011–2012 y la consecución del ascenso a Preferente en la campaña actual. Los comienzos del Monforte CF nunca fueron fáciles en todos sus sentidos. Un club que en su memoria solo encuentra el paso por categorías menores como Tercera Regional (cuando existía) y Segunda Regional.

Principales artifices

Fernando Saugar, director deportivo del Monforte CF, es uno de los responsables de que el proyecto haya logrado el éxito del ascenso. “El equipo llevaba 25 años en Segunda Regional y se intentó empezar a trabajar bien. Desde entonces hemos seguido siempre la misma línea”, dice Saugar. Para esta temporada, el director deportivo contactó con Eugenio Sánchez, más conocido como Uge Sánchez en el mundo del fútbol, para hacerse cargo del equipo.

Un entrenador con una carrera corta pero una dilatada experiencia. Ha llegado a entrenar hasta en Tercera División con el Eldense. Uge Sánchez no cambia ninguna de sus anteriores etapas por lo vivido en Monforte. Con su llegada al equipo del Valle de las Uvas ha recuperado la pasión por su profesión, y reconoce: “Si hay una cosa que me ha dado el Monforte son personas y recuperar la ilusión por el fútbol”.

Uge Sánchez es un técnico con una mentalidad ganadora. “Yo tengo muy claro que donde estoy puedo ganar todos los partidos, que se gane o se pierda es otra historia”, confiesa el entrenador. Es una postura que ayuda al grupo a mentalizarse para cada encuentro y que ayuda a tener al equipo unido. Pero, “evidentemente el entrenador no siempre llega donde puede llegar el jugador”, remarca Sánchez, y aquí es donde entra la aportación de unos capitanes que “han sido la clave de que haya una buena gestión de vestuario”, admite el entrenador.

“No he tenido nunca, ni tendré unos capitanes como ellos”, destaca Uge Sánchez.

Capitanes dentro y fuera del campo

Con el salto a la categoría de Primera Regional siete temporadas atrás, el club contaba con varios jugadores monfortinos, de los cuales dos son los actuales capitanes que han conseguido el ascenso a Preferente.

Iván Cortés es uno de ellos. Formado en las categorías inferiores y capitán del club desde que el equipo militaba en Segunda Regional, consiguió el ascenso a Primera Regional con el brazalete rojo y ha vivido toda una década siendo uno de los jugadores vitales del equipo. Para Iván es el mayor logro en su carrera futbolística, tal y como remarca el propio jugador: “Estoy contento por haber hecho historia con el equipo de mi pueblo, es el escudo que yo he querido siempre”.

El entrenador destaca una de las frases que Iván le dijo en el último partido liguero, donde se jugaban el campeonato: “Uge, lo que es bueno para el grupo, es bueno para mí”. Esas palabras definen a la perfección la idea que caló en el vestuario y que fue gracias a acciones como la del capitán Iván Cortés.

Otro de los jugadores que ha vivido los mejores momentos del club es Carlos Lara, “el jugador franquicia” como dice su compañero Álvaro Anguiano, otro de los capitanes del club. Pero no por ello dejó de lado lo que más ansiaba, lo mejor para su equipo. Como el resto de capitanes, Carlos Lara olvidó su ego interpretando siempre la labor del equipo.

Lara nunca ha militado en otro equipo que no fuese el Monforte CF, aunque entre bromas Saugar le reproche que llegó a realizar un entrenamiento con la Algueña. “Mejor que aquí no estoy en ningún lado”, contesta Lara cuando le preguntan si podría haber sido mejor irse a otro equipo. Él también vivió ese ascenso a Primera Regional, los años difíciles en esta categoría, y la consagración final llegando a Preferente.

Equipo del ascenso a Primera Regional. Iván Cortés con el brazalete rojo de capitán. Carlos Lara a su derecha. | Foto cedida por Fernando Saugar.

El tercero de los capitanes de la presente temporada es Álvaro Anguiano, o “Kiko” como le llaman sus compañeros. Es otro de los jugadores monfortinos, formado en las categorías inferiores del club. Aunque no vivió el ascenso a Primera Regional, como Lara e Iván, Kiko lleva varias temporadas en el club y ha adquirido el carácter de líder dentro del vestuario. Además, tiene una dilatada experiencia en Preferente, categoría a la que se enfrentarán la próxima campaña. “Hay una plantilla muy buena para poder luchar en Preferente, siempre que sigamos la misma dinámica”, explica Kiko.

“Mejor que aquí no estoy en ningún lado”, explica Carlos Lara.

El trabajo como base del éxito

Monforte del Cid vive de la agricultura, más concretamente del cultivo de uva. Un trabajo muy sacrificado durante todo el año. “Si hay una cosa que caracteriza al equipo es que ha asimilado ese espíritu de trabajo que también tiene el pueblo”, explica Saugar. “Es complicado tener a 25 personas implicadas al cien por cien, porque generar la idea en un Primera Regional de que el trabajo es la madre de todo es muy complejo”, añade Uge Sánchez.

Un grupo unido, que mira por el bien del equipo y olvida el individualismo. Trabajando día a día sin un presupuesto detrás, solo por el amor a un deporte y a un club. La actuación de los tres capitanes y su entrenador resume el espíritu que el Monforte CF ha demostrado en cada campo que ha visitado esta temporada.

Like what you read? Give Jose Sánchez Misas a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.