Pasantía Ágil — Día 2: Introducción a la innovación y transformación digital con metodologías ágiles

Cuesta tomar conciencia de que las cosas han cambiando, siguen cambiando y cambiaran cada vez más rápido, sobre todo si estas metido en temas de innovación, transformación digital, tecnología. Es como ser un deportista de alta competencia, hay que estar aprendiendo, entrenando constantemente, mejorando constantemente, encontrando nuevas propuestas y formas de hacer, construir e inventar que agreguen valor, que ayuden realmente al usuario, al cliente.

Sin ese esfuerzo extra, haciendo las cosas del mismo modo, pienso si estaremos a la altura de estos nuevos desafíos.

Ciclo tradicional de desarrollo, la cascada.

Modelo metodológico que surgió en la década de los 70. El inicio de cada etapa debe esperar a que se termine la etapa anterior.

La mayor desventaja, hasta el final del ciclo de desarrollo (varios meses, incluso a veces años) el resultado no está en las manos del cliente. Por lo tanto, es difícil mencionar si lo que se diseñó y construyó es exactamente lo que había pedido

Cualquier error de diseño detectado en la etapa de prueba o despliegue conduce necesariamente al rediseño y nueva programación (reiniciar) aumentando los tiempos y costos del desarrollo.

No hay balas de plata. El contexto, la experiencia y el criterio nos ayudará a comprender mejor que herramienta, metodología, framework es mejor frente a ese problema o desafió.

La cascada es una herramienta ideal en proyectos donde la complejidad es simple, los requerimientos claros, la tecnología que usemos sea conocida.

Si conoces el problema, y conoces como solucionarlo, entonces solamente sigue los pasos, uno después de otro.

Lo más probable es cuando lleguemos a este tipo de situaciones las computadoras, robots o cosas parecidas seas más eficientes para realizar este tipo de tareas. (Taylorismo digital)

Proyectos cada vez más complejos y complicados

El factor humano, aquellas cosas que aun no se pueden automatizar o ser llevadas a cabo por los robots o programadas para que algún software lo realice de modo automático, eso en lo que aún nosotros, los humano podemos agregarle valor y diferenciación a la soluciones de los nuevos problemas que afectan a la vida diaria tanto a las empresas como a las personas.

Para diferenciarnos no podemos seguir desenvolviéndonos en solo las cosas simples y comunes, requiere ir más allá, salir de la zona de confort, explorar cosas más complicadas, más complejas.

The Standish Group — CHAOS REPORT (1994)

1984, Más del 80% de los proyectos de software se entregaban con sobrecostos, en forma tardía, sin cumplir las expectativas de los clientes o incluso eran cancelados antes de concluirse. (Creo que aun en muchos proyectos actuales, siguen padeciendo de los mismo)

Alternativas a la cascada…

Si en el contexto en el que te desenvuelves la cascada no te ha ayudado, tal vez es momento de probar otras cosas.

Siento que existe algunos no se conforman fácilmente, intentan encontrar alternativas frente a los problemas, proponen cosas diferentes en pro de aprender y dejar de cometer los mismos errores de la misma forma

Manifiesto Ágil

Un 17 de Febrero del 2001, hace 16 años, se juntaron los promotores de estas alternativas.

Me gusta imaginármelos como cuando nos reunimos en las comunidades, queremos aprender, queremos compartir, queremos crecer juntos, y si tu vienes haciendo algo que puede ayudar, bienvenido, todos podemos aprender un poco de lo que otros vienen haciendo.

Y para que quede más claro los valores del manifiesto ágil, les comparto el siguiente vídeo de mi amigo Pablo Tortorella, quien los explica de una manera genial.