Articulaciones Flexibles

Mejora tu condición física

Algunos sujetos son más flexibles en sus articulaciones que otros, y si es el caso de que tú tienes este don, te ayudará mucho en tus acrobacias.

Solía hacer el truco de abrir el compás sobre el suelo y poner una pierna sobre mi cuello. Se veía sorprendente. Una noche lo estaba haciendo, en una obra, ¡y me quedé atorado!. No podía regresar mi pierna de nuevo; así que se lo dije por lo bajo a una muchacha que estaba actuando conmigo:

-Jala mi pierna, por amor de Dios

-¡jala mi pierna!

Ella no me entendió y pensó que sólo estaba jugando, así que dijo:

-Bueno, eres todo un tipo sentado así. ¿A quién estás personificando?. A un mono con dolor de muelas, o qué?

No fue muy útil ni alentadora, hasta que advirtió cuál era el problema, y en ese momento me ayudó.

Solía también doblarme hasta hacerme un pequeño

bulto, por lo que me llamaban el “ Portmanteau”.

¡hola! ¡Aquí estamos de nuevo! Resultó ser muy útil si lo que quieres es esconderte en una caja o en un saco, etc., o ser empacado en un bulto y sacado fuera del escenario por un compañero.

Hay algunos trucos sencillos con una silla que son muy efectivos si están bien hechos, y aun son fáciles con un poco de práctica.

Las sillas usadas en circos son por lo general, fuertemente construidas, cosas pesadas, y por lo tanto muy fáciles de ser utilizadas.

Una suerte que solía hacer, era la de pararme entre dos sillas puestas de espaldas y saltar con los dos pies a la primera barra, después al asiento, después a la barra del respaldo y por último a la parte de arriba, que era finalmente la idea, aunque yo nunca llegué a la parte de arriba. Esto necesita mucha práctica.

Bueno, ahí es donde uno puede fallar en muchas acrobacias. No podrás tener éxito a menos que intentes mantenerte firme y seguir practicando hasta que te sobrepongas a tus dificultades.

Otro truco de sillas y uno no muy difícil es el de la “caída”. Siéntate en una silla con las manos puestas en frente de ti. Mece la silla hacia adelante y hacia atrás, finalmente cae ya sea para adelante o para atrás.

En todas las veces que vas a adelante tira tus pies hacia adelante y tu cabeza para atrás; deberás aterrizar en tus pies y hacer una rápida marometa para terminar parado.

Para caer de espaldas coloca tus pies a cada lado de la silla e impulsa tu cabeza hacia adelante; aterriza en tus pies y haz una rápida maroma hacia atrás.

Para que en verdad sea efectiva la “caída” deberá ser hecha desde una silla colocada sobre una mesa pequeña. Cuando ya eres bueno en esto la silla puede ser colocada en una segunda silla sobre la mesa. Entonces se ve como un acto tremendo, pero en realidad es muy sencillo, ya que se lleva a cabo de la misma forma, aterrizando con los pies, pero rodando tan rápidamente que parece que aterrizas sobre una pelota.

Para esta acrobacia necesitas tener sillas especiales y una mesa del tamaño adecuado para que las sostenga. A saber:

Medidas de la mesa, 22 pulgadas por 22 pulgadas y cerca de 32 pulgadas de altura.

La silla de abajo, 16 pulgadas por 16 pulgadas y 18 pulgadas de altura.

La silla de arriba, 14 pulgadas por 14 pulgadas y 18 pulgadas de altura.

Yendo de atrás para adelante.