El gran descubrimiento de un Scout

EL GRAN DESCUBRIMIENTO DE UN SCOUT

Hace algún tiempo llegó la noticia de que un inglés aventurero había descubier- to en Sudamérica algunas ciudades antiguas que habían permanecido escondidas a los ojos del hombre durante seiscientos años.

El Capitán Campbell Besley había estado explorando Perú, y esto fue lo que encontró:

“Entre las densas masas de la maleza no podíamos ver nada, pero la espada y el machete hicieron un camino para nosotros y revelaron porciones de edificios extraordinarios, iguales en concepción y ejecución a cualquier cosa que se pueda ver actualmente en el mundo de la civilización. Su arquitectura era más impresionante que la de nuestras Casas Británicas del Parlamento.

Eran palacios Incas lo que vimos, conteniendo salones de juntas más largos que los salones de nuestros más grandes y modernos hoteles. Nuestro guía Indio dijo que la ciudad jefe, que llevaba el nombre de Plateryoyoc, una vez contuvo una población probablemente cercana al número cincuenta mil.

Encontramos entre estos restos de un ‘mundo perdido’ algunos maravillo- sos especimenes de ‘champi’, que es una mezcla de oro y plata, algunos utensilios en plata, un cierto número de cuchillos semicirculares y de vasijas de todos tipos y descripciones.

Muchas de estas vasijas estaban ricamente ornamentadas. Está claro que los Incas en su tiempo poseyeron métodos de su propia invención por los cuales enormes piedras podían ser movidas de un lugar a otro. Encontra- mos una piedra que pesaba unas 300 toneladas, que obviamente había sido traída desde una gran distancia. Había sido cortada parcialmente con algún instrumento del tipo de los serruchos.

Las ciudades estaban guardadas por enormes y fortificadas puertas de piedra. El río adyacente se había copado con paredes de piedra por estos intrépidos ingenieros, por una distancia de cuarenta y cinco millas, para prevenir el desastre de una invasión o de una inundación”.

Yo también, he escuchado sobre algunas ruinas como esas en Sudamérica, y sólo ansío que llegue el momento en que el Movimiento Boy Scout me permita, para ir a buscarlas. Como pueden ver, hay mucha exploración y descubrimiento qué hacer por los scouts.