Composición regenerativa

por Nicolás Gerardi Rousset

Mollusca
Mollusca
Aug 17 · 6 min read

[Read in English]

Su padre el Sol,

el viento lo llevó en su vientre.

Su madre la Luna,

en la Tierra cimentó su imperio.

En él reside el quehacer y el gozo,

origen de todas las imágenes.

Enseña a separar la tierra del fuego,

lo sutil de lo burdo.

Subir y recibir la sadicura del oficio.

Potencia de toda potencia

que doblega lo inefable

y penetra lo sólido.

Así se creó el mundo, trabajando por un gemido.

Completo es lo que sé de la operación del placer.

Camilo Barboza Soto. De la serie «Ocho perlas» (2012) (detalle).

El fragmento anterior es un resema: una resemantización de otro poema. En este caso, partimos del ancestral texto hermético la Tabla Esmeralda para componer una breve reflexión sobre la operación del placer en la superficie terrestre (y quizás también en las profundidades, quién sabe).

Mi práctica creativa y laboral siempre ha estado ligada a la idea de remix o mash-up. Específicamente, los mash-up regenerativos. Mi hermano Augusto compartió hace años un texto de Eduardo Navas llamado Remix Theory, donde se explica a través de un análisis estructuralista las diferentes intenciones o propósitos de realizar una remezcla. Identifica dos grandes potencias: una regenerativa y otra regresiva, una añade sentido, la segunda activa el recuerdo, busca volver a pasar por el corazón, nadar en los cálidos ríos de la memoria.

Desde mis primeras experiencias haciendo curadurías y como VJ, descubrí la posibilidad de combinar e inventar signos para generar nuevos sentidos. Por ejemplo, la palabra “sadicura”, creada durante una conversación de Whatsapp, denota ese territorio compartido entre el sadismo y la ricura. Para esta colaboración, se podría inventar la palabra “placreación”, un sustantivo que viene de placreatio en latín vulgar, ‘acción y efecto de crear a placer o gozar placreando’.

Image for post
Image for post
Diagrama “Remix Theory” de Eduardo Navas — remixtheory.net

Retomando el punto, los resemas o el método de composición regenerativo, consiste justamente en adaptar los métodos de producción de los VJ a la escritura. En otras palabras, escribir como un visualista, guiando a los lectores a través de la sexibilidad del ritmo, composiciones propias y prestadas; como si tuvieras que animar con música e imágenes esa otra fiesta del centro del vacío.

El elemento esencial para crear un resema: la diversión. No se puede ANÍSmar una fiesta sin ganas de pasar un rato diferente en la intimidad de tu propio cuaderno (sí, cuando escribo por diversión lo hago a la vieja, con papel y lápiz, preferiblemente cerca del mar Caribe, escuchando la cadencia de las olas, con la respiración agitada por haber nadado un rato en el arrecife). Para hacer un resema necesitas olvidar al escritor enciclopedista y al inspirado moderno en su torre de marfil; agua de coco con eso. Mejor ve a tu biblioteca, saca la Divina comedia, las tragedias de Eurípides, puedes buscar el Heptamerón o algún libro de Borges, hasta si quieres, la letra de alguna canción que tengas pegada en ese momento. Transcribe un fragmento o el texto completo y empieza a darle una lectura exegética. (Debes transpolar los signos de Dante a tu universo simbólico actual.)

Una operación que estuve realizando por un tiempo fue hacer resemas de los poemas de Marx. Los leía y pensaba: ¿Qué otra cosa absurda he visto hacer o decir a alguno de los diez millones de marxistas defensores de la organización criminal llamada chavismo? Recordé una escena específicamente: un grupo de estudiantes de sociología de la UCV, tras vaciar una Cocacola en el piso de un McDonald’s para demostrarle al guardia de seguridad que estaba alienado por no prestar el baño, le dijo: “¡Uy, uy, uy, ¿ahora qué?!”. La onomatopeya infantil ‘uy, uy, uy’ me pareció ideal para resumir la esencia de un marxista — de hecho, la persona que vació la gaseosa en la cara del guardia de seguridad fue un joven de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales llamado Marx— . La realidad es imparable. Elegí el poema “A Jenny” por lo cursi y por el tono soberbio y combiné algunos versos de Marx con la frase de este otro Marx sociólogo y quedó un resema, en mi opinión, gracioso. (Jenny fue esposa de Karl Marx, víctima de sus malos humores y escriba de gran parte de El capital.)

UN RESEMA ⁣
PARA⁣
LXS AMIGXS ⁣
DE ⁣
MARX⁣


⁣Texto: A Jenny II [Karl Marx]⁣


⁣¡Mira! un millar de volúmenes podría llenar⁣
escribiendo solamente «Uy, uy, uy» en cada línea.⁣
Uy, uy, uy⁣
⁣Y aun ellas podrían ocultar un mundo de pensamiento.⁣
La lucha de clases es el motor de la historia dije⁣
uy uy uy.⁣

Dulces versos, para algunos todavía dulces.⁣
Sin embargo⁣
todo el fulgor y todo el resplandor del ser,⁣
toda la vida y todo mi conocimiento⁣
puedo leerlo en las estrellas rutilantes⁣
desde Cuba que retorna hacia mí⁣
hasta el ser del trueno de las olas salvajes.⁣
Sinceramente escribiría como refrán,⁣
para ser visto en los siglos venideros:⁣
Uy, uy, uy. ⁣

El campo de acción de los resemas no se centra en la escritura ni tampoco es actual. El urinario de Duchamp es un resema. Las piezas de Muu Blanco en gran parte son resemas, las obras de Luis Molina-Pantin, Javier Téllez, las escrituras perfectas de Yucef Merhi son resemas. Podría decirse que todo el arte abstracto es un resema por recrear lo pancrónico de las formas puras; también todo arte perfomático es un resema por expandir el umbral de relaciones sintagmática y paradigmática de las imágenes que emplea para su quehacer. Lo único que no es un resema es un poema. El poema es parto con dolor, el resema es una cesárea (quizás con una buena anestesia, pharmakon).

Armando Reverón es el poeta de la luz, Cruz Diez y Soto serían los encargados de hacer resemas. El primero crea sentido, los otros regeneran conexiones olvidadas, puentes de información inconexos. Reverón era ágrafo, contrario a la lectura, canalizador de su propia lengua ritual. Los cinéticos revitalizaron la cuestión de la luz a través de la óptica, no de la intuición o del deseo bruto, como Reverón.

Un resema no es un capricho, es una complicidad sediciosa y excitante que se teje en el campo de las referencias culturales y las experiencias vitales. Conoces la referencia, entiendes el giro de sentido y lo conectas con alguna puntada de tu historia personal. El resema pertenece más al campo de las afinidades y los estímulos que a las academias y los dogmas del verbo.

Un resema puede partir de la nada y regresar a ella sin dejar de ser un resema. Podemos escribir un beatus ille, reconocerlo de forma consciente es hacerlo un resema, así carezca por completo de la estructura clásica.

Rafael Cadenas es un poeta, Claudio Perna un regenerador. El primero crea sentido desde su interior al mundo, el otro expande el sentido del mundo. El primero usa el método tradicional de escritura, silente, pausada, íntima, pulcra. El segundo, requiere de imágenes análogas, reutilizar, procesar. El primero se reconoce como poeta, el segundo nadie sabe muy bien si fue profesor, artista, ñoquero o visionario (y precursor del meme en Venezuela). Ese es el lugar incómodo de los resemas, mutante río que cambia, imprevisible y profético.

El poema emana del interior de la lengua al universo, el resema expande los límites del universo. El primero genera conocimiento, el segundo conoce. El poema es una cita a ciegas, el resema un compañerx de intimidad conocidx y de confianza.

Llevo unos cinco años probando diferentes tipos de resemas con imágenes en movimiento y estáticas, con libros, usando el método cut-up de Burroughs, los ejercicios dadaístas, etc., todo con el fin de jugar y revitalizar archivos antiguos en el proceso.

Gracias a nuevos conocimientos adquiridos, pude diagramar y autoeditar una primera y modesta compilación de resemas — Uy, uy, uy, ur, ur, ur que comparto en el marco de esta colaboración. Espero puedan disfrutar este PDF y se animen a introducir el sistema de composición regenerativa a sus prácticas creativas cotidianas. Explorar otros sistemas de escritura puede transformar la manera como aprendemos, creamos, compartimos y disfrutamos de la literatura en el siglo XXI.

Descarga libremente el ebook «Uy, uy, uy, ur, ur, ur», resemas de Nicolás Gerardi Rousset.

Nicolás Gerardi Rousset (Caracas, 1989) es un investigador independiente y VJ enfocado en regenerar archivos para fomentar la sedición colectiva. Actualmente está radicado en Tulum, México, desde donde opera el laboratorio editorial Limo (@limosedice) y es uno de los fundadores del colectivo fotográfico @luminariaproject.

Camilo Barboza Soto es un artista visual y gestor cultural venezolano residenciado en Ciudad de México. Fue codirector de Aramauca (Chiapas, México) y es actualmente director del Sustrato de servicios de Mollusca.

Editado por Marianela Díaz Cardozo.

En Mollusca defendemos la libertad de la palabra, por eso publicamos voces genuinas que sean responsables de su decir.

Mollusca

Arte, placer y pensamiento ≈ Art, pleasure, and thought

Mollusca

Written by

Mollusca

Sustrato de creación e investigación. Arte, placer y pensamiento ≈ Substrate for creation and research. Art, pleasure, and thought.

Mollusca

Mollusca

Sustrato de creación e investigación sobre la sensibilidad contemporánea. Una reserva cuidada para el pensamiento, las artes y el encuentro // Substrate for creation and research on contemporary sensibility. A cared-for reserve for thought, art, and confluence.

Mollusca

Written by

Mollusca

Sustrato de creación e investigación. Arte, placer y pensamiento ≈ Substrate for creation and research. Art, pleasure, and thought.

Mollusca

Mollusca

Sustrato de creación e investigación sobre la sensibilidad contemporánea. Una reserva cuidada para el pensamiento, las artes y el encuentro // Substrate for creation and research on contemporary sensibility. A cared-for reserve for thought, art, and confluence.

Medium is an open platform where 170 million readers come to find insightful and dynamic thinking. Here, expert and undiscovered voices alike dive into the heart of any topic and bring new ideas to the surface. Learn more

Follow the writers, publications, and topics that matter to you, and you’ll see them on your homepage and in your inbox. Explore

If you have a story to tell, knowledge to share, or a perspective to offer — welcome home. It’s easy and free to post your thinking on any topic. Write on Medium

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store