5 Recomendaciones para Prestar Dinero a Amigos y Familiares

Cuando un amigo o familiar se acerca en busca de un préstamo de dinero, las cosas pueden terminar malos entendidos o en peleas innecesarias. Esto a pesar de nuestros deseos de ayudar a un ser querido. Es por esta razón que es importante tener siempre claros los términos y las reglas de juego, de tal manera que eviten los préstamos afecten nuestras relaciones interpersonales.

“Los límites y el respeto entre familiares y amigos muchas veces es difuso, diferente que cuando se hace este tipo de transacciones con personas alejadas o desconocidas.”

1.

Di que sí sólo si estás convencido de hacerlo

Si sientes lástima por quien te pide prestado o sientes dudas acerca de prestarle, es mejor que no lo hagas.

Este proceso psicológico puede generar cambios de actitud en quien presta el dinero que desencadena más adelante problemas que eventualmente llevarán a una pelea donde el dinero usualmente terminará perdido.

Un amigo o familiar por lo general es una persona cercana y que conoces bien, desde sus fortalezas y sus debilidades. Es por esto que seguramente conoces bien la situación por la que está pasando y las razones por las que te pide prestado.

2.

Presta un monto que no interfiera con tus finanzas

Esta regla aplica no sólo para familiares o amigos, sino para muchas otras transacciones financieras, incluso cuando se solicita un cŕedito u otro tipo de préstamo.

Por más estable que parezca el negocio o la inversión que tu familiar vaya a realizar, la vida puede cambiar muy rápido y las condiciones pueden ponerse en contra de esa persona.

Por este motivo, no es aconsejable “meter las manos en el fuego” por otra persona, ni mucho menos comprometer la estabilidad financiera de nuestro hogar o nuestra la educación. En otras palabras, sólo preste lo que es capaz de perder sin perder realmente lo sagrado.

Así que cuando preste trate de que esa suma no ponga en peligro ni siquiera la relación misma.

3.

Determina una fecha de pago clara

Muchas veces los préstamos entre familiares no tienen intereses o estos son muy pequeños, por lo cual se podría pensar que son regalos. Determinar una fecha de pago clara ayuda a mantener el respeto entre las partes y de esta forma no se puede posponer de manera indefinida.

4.

Siempre firma algún documento

Desde hace algún tiempo el valor de la palabra ha cambiado y las personas parecen olvidar muy rápido los acuerdos y los términos de lo que se acordó inicialmente en un préstamo. Esto puede generar roces entre las personas involucradas.

Este documento ayuda a crear dos cosas muy importantes. Primero, se genera una obligación para que el prestador tome en serio la deuda y tenga la necesidad de pagar la deuda. Y segundo, sacar de la transacción la parte emocional y de esta manera, generar un estatus de negociación seria.

5.

Nunca pasar la fecha de pago

La procrastinación no está en quien debe sino en quien cobra. Si las reglas de juego son claras nunca dejes pasar las fechas de pago, de lo contrario se volverá en un juego donde saldrás perdiendo.

Tener claro un periodo de gracia es importante, ya que muchas veces el dia de pago puede caer un domingo o un día festivo. Por ejemplo, cinco días máximo a partir de la fecha acordada.


Conclusión

La familia y los amigos son muy importantes en la vida, piensa muy bien si vale la pena perderlos por problemas de dinero o falta de manejo del mismo.

Así que si sigues estos tips es seguro que cambies la dinámica para prestarle a tus amigos y familiares sin tener problemas en el futuro, si bien más vale un amigo y un familiar que un poco de dinero.


Suscríbete

Si te gusto este post y quieres conocer más sobre cómo administrar tu dinero puedes suscribirte para recibir las próximas publicaciones en tu correo electrónico:



Gracias por leernos! Si te gustó o encontraste útil este post puedes recomendarlo con un sólo clic. Además puedes suscribirte a nuestra newsletter y seguirnos en Facebook haciendo clic en los siguientes íconos: