Story #1: Persigue tus sueños

Parece trillado, pero es algo que deberíamos repetirnos todos los días de nuestras vidas. 
Vivimos creyendo que los días son eternos, que siempre va a haber un mañana para hacer eso que tanto deseamos: para comenzar ese proyeco que nos tiene desvelados, para iniciar ese viaje que venimos planificando, para enamorarnos, para cambiar de trabajo…para ser feliz.

A veces no somos conscientes de que, ésta, es NUESTRA vida. Ésta es nuestra chance, esta es nuestra única oportunidad para ser quienes realmente queremos ser.

¿Cómo empezar a hacer eso que tanto queres ser? Soñando; pero sobre todo, actuando. Cuando decidimos empezar a soñar, no hay imposibles. ¿Sabes quien lo hace imposible? VOS. Sos el único que puede cambiar tu destino y decidir cuando y donde comenzar a vivir tu vida.

Si sos y entendes que vos sos el protagonista de tu vida, entonces todo empieza a suceder…obviamente que no basta únicamente con soñar, hay que trabajar, esforzarse, dedicarle tiempo, pasión…vida. Pero al final, después de todo eso que parece cuesta arriba y empinado, llega la cima, donde todo es claridad.

Por eso, no dejes que termine el día sin tachar de tu lista de deseos algo que quieras hacer. Trabaja para conseguirlo, visualizalo, imaginatelo viviendo y finalmente, hacelo realidad.

Nadie puede detenerte si estás seguro de lo que queres lograr. Va a haber decepciones, caídas, fracasos, contratiempos, desencuentros…pero todo eso, te va a hacer más sabio, más fuerte, más seguro. No dejes que te detenga, porque eso es la vida. Caerse y volver a empezar.

Como escribió Ernest Hemingway…viví, trata de vivir (así, intensamente), porque ya estarás muerto suficientemente.

Todos los días, absolutamente todos, son un nuevo día y una oportunidad de volver a empezar…y de volver a soñar.