5 ‘Must have’ tecnológicos para cualquier restaurante en 2017

La tecnología móvil ha entrado con fuerza en el sector de la restauración y ha cogido un sinfín de formas y finalidades, ya sea para generar más tráfico de comensales o mejorar la satisfacción del cliente.

La competencia en el sector de la restauración se hace cada vez más intensa y tener tu restaurante lleno cuesta más. En España, contamos con 270.000 establecimientos registrados y un bar por cada 175 personas. Según la consultora Nielsen este año 2017 se van a abrir un 2,6% más de bares que el año pasado.

Con este panorama, es esencial que los restaurantes atraigan a los clientes y consigan diferenciarse. Te presentamos los 5 avances tecnológicos que te permitirán conseguirlo.

Descubre las 5 tecnologías más vitales para tu restaurante

1.- El pre-pedido de comida

Que puedas pedir la comida antes de llegar al restaurante es una de las tendencias con mayor proyección de futuro en la actualidad, especialmente útil para aquellos clientes con el tiempo justo. Permite a los comensales no tener que esperar en el establecimiento haciendo que las operaciones sean mucho más sencillas y fluidas, lo cual repercute en un aumento considerable de la rotación de las mesas.

Otra ventaja evidente de esta tecnología es la gestión de los pagos. Si los clientes piden a través de sus smartphones no hay que gestionar cash, ya que los pagos se harán online con un solo click, evitando cuellos de botella al pagar. Esto facilita el tracking para el restaurante y la vida a los usuarios ya que no tienen que pensar en los pagos, ni tampoco esperar para que se les cobre.

2.- La reserva de mesa

Aplicar las nuevas tecnologías a las reservas de mesa es esencial. Cada vez vivimos más acelerados y con menos tiempo, por lo que todos los servicios que nos ayuden a agilizar procesos son detalles que ayudan a los clientes a decidirse por un producto (restaurante) u otro.

Tener un sistema de reservas online no es solo útil para los comensales. Los restaurantes pueden sacar un beneficio inmenso ya que pueden digitalizar sus operaciones, lo que les permitirá ser más eficaces.

Centralizar toda la información de reservas permite jugar con el userflow (flujo de usuarios) y optimizarlo dependiendo de la hora y el día.

Además, si las reservas vienen por una app podrás obtener datos de tus clientes (perfil, intolerancias, preferencias…) para poder mejorar la experiencia de los comensales.

3.- Pedir directamente a cocina

Esta nueva tecnología se inspira de los sistemas de comida a domicilio, excepto que los comensales piden una vez dentro del restaurante, ya hay varios players en USA que están comercializando este tipo de soluciones y al parecer están siendo muy bien acogidas (el 29% de los pedidos de Starbucks en US en 2017 se hicieron a través de su app).

Esta solución permite que los comensales no esperen más a tener la carta/menú ya que se encuentran todos ellos en una app que se pueden descargar gratis. Tampoco tienen que esperar para pedir cualquier cosa o pedir la cuenta ya que pueden pagar a través de la app e irse cuando quieran.

Los beneficios para el restaurante incluyen una mayor rotación de las mesas que permite aumentar el tráfico de comensales, un aumento del ticket medio (consumo impulsivo) y una agilización general del servicio a mesa (liberando recursos que pueden despachar de forma más eficiente y atender mejor). Los clientes se marchan con una buena sensación ya que no han esperado y han podido gestionarlo todo cuando ellos querían.

4.- Pagos mobile

La tecnología de pagos mobile se está convirtiendo en un hábito diario en la mayoría de la población y cada vez en más sectores. Estas tecnologías acaban de nacer y les queda muchísimo recorrido, por los que los restaurantes deben subirse a este carro y digitalizar sus sistemas de cobro cuanto antes.

Al digitalizar tus cobros tendrás más tiempo para dedicarte a otras cosas que hagan que puedas atender tu negocio mejor y evitar “pérdidas” de caja o robos. Permitirá a los camareros centrarse en dar un servicio excelente en vez de estar liados con pagos, tickets y demás.

Además, estos sistemas atraen al público más joven, los llamados millennials. Este target vive centrado en su smartphone y buscan experiencias digitales.