Humo

Imagen favin.com

Es apenas un momento, paréntesis entre dos presentes. 
Es todo porque no es nada y en donde todo puede ser. 
Instantes que se marcan como tatuajes en la memoria del alma, porque duelen y se eligen como forma de trascender.

Un suspiro -como el humo- en que se expande el límite de la piel.

El humo me rodea, me protege, me aísla… se vuelve cárcel y escudo, dualidad de conciencia entre querer y poder. Es testimonio del fuego como proceso de cambio: quien fui, quien soy, quien seré.

Día 4: humo #desafío30escritura