Qué es Medium

Mi primera aproximación, sin filtro


Este es un metapost de prueba. Es el primer texto largo que escribo aquí y habla de esa experiencia. Quizás cambia mi opinión a futuro. Este es un primer vistazo.

Mi idea de probar Medium apuntaba a entender qué es esto, hice unos tests hace meses, pero recién escribo este breve primer vistazo casi sin edición.

¿Es un medio? ¿Es una nueva plataforma de blogging? Se supone que es eso y mucho más, pero a su vez veo un par de tensiones.

En el último tiempo me interese, más allá del periodismo, en entender cómo se presentan las historias en Internet y cómo existen plataformas que hacen más fácil escribir y presentar información digital mientras otras generan todo lo contrario. Todos los que generamos contenidos online lidiamos a diario con un mediador entre nosotros y el público: nuestro querido y odiado CMS (content management system).

Mientras escribo acá noto que Evan Williams y compañía intentaron generar un CMS con una experiencia de escritura casi sin distracciones, ultra minimalista donde uno puede escribir sin mayores “ruidos” que el marco del navegador.

Si bien eso es novedoso, Wordpress — el CMS que más uso desde hace mucho más de un lustro — tiene una opción similar que utilizo bastante seguido, sobre todo a la hora de escribir en Onlain y Jomofis. Por eso y porque no encontré nada que me sorprendiera especialmente (aunque me gustó mucho cómo aparece la barra de edición al pintar una frase o palabra) me parece que la idea más novedosa e interesante de Medium es ir más allá y generar un medio/plataforma. Lo raro es tratar de entender cómo lo logrará.

Aunque en su presentación Medium dice que mediante edición, bot y humana, seleccionará el mejor material de su plataforma no veo cómo podrá seguir haciendo lo mismo si este servicio crece y se hace masivo (no como en la actualidad en el que es el arenero de la intelligentsia digital mundial).

Hoy, como lugar de experimentación para unos pocos, es interesante, pero si no crece por qué los que escribimos en otros espacios que creamos hace años —con una comunidad menor o mayor, pero comunidad al fin - tiraríamos por la borda los referrals, tráfico, posicionamiento y todo etc que se les ocurra por escribir acá (sin saber qué pasará con el futuro de esta plataforma propietaria). Con que pueda escribir tranquilo no me alcanza porque para eso, como reconoce Ev en su post original, están piezas de software como iaWriter u OmmWriter.

Pero, a su vez, si logra ser masivo cómo hará para seleccionar lo mejor entre miles de autores escribiendo sobre temas, en ese caso, ya lejanos de las tecnofilas categorías que aparecen ahora al navegar por Medium.

Por supuesto que con Blogger y Twitter entre las empresas que fundó estoy escribiendo acá porque no me cabe duda de que Evan Williams puede sorprenderme y me gusta mucho que siga experimentando cuando podría estar sólo disfrutando del dinero que ganó, pero por ahora no se me ocurre cómo va a hacerlo. Hoy me parece una tan hermosa como insular plataforma de blogging en la que ojalá otros servicios encuentren su inspiración minimalista.

¿Ustedes cómo creen que resolverán esta tensión?