Mundorama
Published in

Mundorama

Reseña del libro “¿Quién es Nayib Bukele?”, por Geovani Galeas

Renato Revoredo Machado

Resumen: ¿Quién es Nayib Bukele? es una biografía política de Nayib Bukele, actual presidente de El Salvador, escrita por Geovani Galeas. El libro recuenta la trayectoria meteórica y políticamente centrista de Bukele, desde alcalde de una pequeña ciudad salvadoreña, hacia la presidencia del país.

Geovani Galeas, escritor y periodista salvadoreño, escribió el libro “Quién es Nayib Bukele?” acerca de este joven e impactante personaje político que fue elegido presidente de la República de El Salvador en 2019, cuando tenía 37 años. El libro es importante porque muestra una situación de un joven y nuevo liderazgo que quebró la hegemonía política de 30 años que venía siguiendo en su país desde 1989, tras la alternancia en el gobierno entre los partidos políticos Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Bukele como alternativa de tercera vía política

Bukele es un personaje importante pues trae la propuesta de un centro político, en tiempos de importantes y muchas veces irreconciliables, polarizaciones que vivimos. Según el prólogo del libro, escrito por Félix Ulloa, el debate europeo de finales de la década de los 90s, sobre una solución intermedia entre el revitalizado capitalismo salvaje y el agónico socialismo real podría estarse resolviendo en El Salvador. Ulloa teoriza que El Salvador no ha propuesto una aplicación exegética de los postulados de Anthony Giddens y su “Third Way”, que se puede resumir como un collage en el cual lo mejor del socialismo se solapa con lo mejor del neoliberalismo; sino más bien en el marco de la “Terza Via” concebida por Norberto Bobbio y que plantea un compromiso mediante el cual, según José Alcina Franch, hay una simultánea aceptación y supresión de ambos. A título de similitud, Galeas cita Emmanuel Macron, el joven presidente de Francia, que se alzó con la victoria electoral de 2017, frente a los dos pilares de que sostuvieron por décadas el sistema político francés- los socialistas de la izquierda tradicional y los republicanos de la vieja derecha gaullista. Aún según el prólogo de Ulloa, Macron, en la escena política actual, es el único que se atreve a tener una perspectiva política y persigue las metas políticas acertadas y es difícil rotular a él su ideología…en el caso de que la tenga. Y Bukele puede estar siguiendo los mismos pasos.

La carrera política

Galeas puntúa que, en general, la familia Bukele simpatizaba con los principios de justicia social que enarbolaba el FMLN. Y esa misma simpatía fue heredada de manera natural por Nayib. Cuando se firmó la paz, en 1992, el FMLN se convirtió en partido político legal y esa relación continuó. Incluso, la candidatura presidencial por el FMLN en 1997, fue ofrecida al padre de Nayib, pero él la declinó.

Bukele empezó su carrera política en el FMLN y conquistó inicialmente la alcaldía de la ciudad de Nuevo Cuscatlán, pequeño municipio ubicado a 13 kilómetros de la capital San Salvador. Bukele logró poner su exitosa gestión (2012–2015) de la ciudad, llamada de pueblito por Galeas, a ser premiada internacionalmente. La alcaldía becó a todo aquel estudiante que tenía notas con un promedio de 7.5 o más. Además de las becas, todo estudiante pudo aprender inglés y computación de manera gratuita, y la ciudad instaló una clínica médica de alta calidad con atención durante las 24 horas del día. En noviembre de 2014, debido a su novedosa y eficiente gestión municipal, y en el marco de el Día Mundial de las Ciudades, Bukele fue invitado a exponer en la sede de la ONU en Nueva York, su visión sobre el desarrollo humano y sostenible. Bukele también implantó la política “Cero pies descalzos”, garantizando que todo niño en Nuevo Cuscatlán tenía un par de zapatos.

Como resultado de la gestión de Bukele, Galeas comenta que nadie pensaba en emigrar al norte en busca del sueño americano. Lo que nos trae a uno de los temas más cruciales de El Salvador — la emigración, sobre todo a los Estados Unidos. Según Galeas, Bukele logró frenar tal ciclo perverso en cierta medida. El ciclo, según Galeas, Bukele y Joaquin Villalobos de la Universidad de Oxford, ha funcionado así: los emigrantes envían dinero a sus familias, y el volumen de esas remesas ya equivale al presupuesto nacional. Y añaden: “a más emigración, más remesas; a más remesas, menos productividad, a menos productividad, más desempleo; a más desempleo, más inseguridad; a más inseguridad, más emigración…y recomienza el ciclo”.

Bukele siguió siendo alcalde de San Salvador (2015–2018). Se convirtió en alcalde de la “joya de la corona”, con los primeros aciertos de su gestión, por ejemplo, por la inmediata iluminación con tecnología LED al cien por ciento de la capital. Otros éxitos lo llevaron a una meteórica elección a presidente de la República.

Ideas y acciones políticas de Bukele

Del punto de vista de desarrollo, Bukele puntuó “Si nos queremos parecer a las economías más desarrolladas tenemos que incrementar tanto nuestro ingreso como nuestra inversión; si la dirigencia de ARENA, propone una ley para transparentar y eficientizar la administración del Estado, a la par de un incremento de impuestos a los grandes capitales, yo seré el primero, lo digo aquí en público, en apoyarlo, y también seré el primero en denunciar a mi partido, el FMLN, si no aprueba esa ley”. Según Galeas, Bukele estaba realmente dispuesto a denunciar a su propio partido.

Nayib comenzó a decir con más insistencia que el FLMN se estaba convirtiendo en ARENA 2.cero. Y por lo tanto, acabó abandonando el partido. Según Galeas, Bukele puntuó: “Hay quien justifica la crisis actual en función de los errores y abusos cometidos en el pasado por las administraciones de ARENA. Hay quien alega que, después de 7 años y medio de gobierno del FLMN, el único responsable del desastre es este último partido. Pero si es verdad que en política todo es opinable, también es cierto que en última instancia lo determinante en la política es la correlación de fuerzas. Si 79 de cada 100 salvadoreños creen que el rumbo del país está equivocado, y si 81 de cada 100 afirman que la situación es mala o muy mala, esa es la realidad política”. Además, citando Bukele, Galeas escribe “lo único que el FMLN ha hecho es lo mismo que ARENA: neoliberalismo. En el país, cada día hay menos servicios para la población, cada día se inventan un impuesto nuevo para el pueblo, mientras recortan los subsidios a la electricidad, al gas y al agua, y cada vez los servicios son de menor calidad”.

Bukele no era el típico militante de izquierda, que Galeas conocía muy bien, que o bien resulta pesado por su ortodoxia de hierro, o bien es inconsistente debido a un romanticismo vagaroso y huérfano de todo fundamento práctico. De 1980 a 1992, una sangrienta y devastadora guerra civil asoló El Salvador. La preeminencia de la fuerza, en violencia institucionalizada y en violencia revolucionaria actuó como el motor de la salvación nacional. Según Galeas, reforzando la bienvenida posición centrista de Bukele, “ningún grupo, por iluminado que se crea, es capaz de imponer la fórmula del desarrollo a la sociedad entera; tal fue el espejismo que extravió a los marxistas”. Y, “ningún sector, por pragmático que pretenda ser, tendrá la razón histórica para monopolizar el futuro; tal es el espejismo que extravía a los neoliberales”.

Nuevas Ideas

Tras abandonar el FMLN en 2017, el naciente movimiento político de Bukele, Nuevas Ideas, mismo que se convertiría en el partido con el cual buscaría ganar la Presidencia de la República en 2019, ganó una importancia descomunal en el país. Galeas comenta que el Tribunal Supremo Electoral da libros para que nuevos partidos recojan las 50 mil firmas que se requieren legalmente para formar un partido político. Normalmente, los partidos se tardan entre 3 y 5 meses para recoger esas 50 mil firmas, pero Nuevas Ideas, en solo tres días, recogió no 50 mil, sino 200 mil firmas.

Galeas resalta que el factor Bukele resultó que de un lado estuvo el pueblo organizado en el movimiento de Nuevas Ideas, y del otro lado el bloque de los partidos políticos. Y añade que en esa mayoría se construyó un chiflón social y político, un chiflón ciudadano en donde había espacio para diferentes ideologías, pero unidos por intereses predominantes en esa mayoría. Aún según Galeas, un chiflón es parte de un huracán y tiene rumbo. El rumbo lo determina la gente. Además, “Nayib Bukele es un instrumento de este chiflón, pero la clave de este chiflón es la gente misma, y la aspiración es que la gente lo entienda así; lo que Nayib ha planteado es que Nuevas Ideas representa un interés general”. Él (Bukele, según Galeas) parte del siguiente principio: toda nueva comunidad política, sí es democrática, se funda en un “nosotros, el pueblo”, no en “nosotros la izquierda” o “nosotros la derecha”.

Referencia

¿Quién es Nayib Bukele?, por Geovani Galeas, San Salvador, El Salvador, C.A.: Edición I- agosto 2018, ISBN B07QGGKQHH

Sobre el autor

Renato Revoredo Machado — Mestre em Relações Internacionais pela Florida State University (EUA), programa realizado no campus da cidade do Panamá, Panamá. MBA pela University of Rochester (EUA). Bacharelado em Administração de Empresas pela FGV-SP (Brasil). Trabalha na área financeira do Programa do Meio Ambiente das Nações Unidas (PNUMA) — ONU.

--

--

Mundorama é uma publicação do Centro de Estudos Globais da Universidade de Brasília

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store