NewCo Shift Forum

La naturaleza ya lo ha descubierto.

La CEO de Twist Bioscience en por qué el ADN programable cambiará casi todo

Siguiendo con nuestra exploración de las empresas relacionadas con la salud y que están cambiando fundamentalmente nuestra comprensión de la industria, conocimos a Emily Leproust, la fundadora parisina de Twist Bioscience. Química industrial con un doctorado en biociencia, Leproust y su equipo están reimaginando procesos industriales utilizando los mecanismos más poderosos de la naturaleza. Los resultados son impresionantes: reemplazo de productos a base de petróleo, seda de araña a escala y un nuevo tipo de almacenamiento digital que dura generaciones. A continuación se muestra la presentación de Leproust en NewCo Shift Forum, y una transcripción, editada para mayor claridad.

Emily Leproust durante NewCo Shift Forum

Emily Leproust: Aprendí inglés en Texas, pero no recogí el acento.

[risas]

Lo que hacemos en Twist es que construimos ADN. Twist es una empresa de tres años y medio de antigüedad. Tenemos oficinas en San Francisco y Tel Aviv, y hemos recaudado $134 millones hasta ahora. Lo que hacemos es escribir el ADN desde cero. Estamos construyendo el botón de impresión del ADN. No voy a decirte cómo lo hacemos, pero sólo hacemos ADN más rápido, más barato, de mayor calidad, y más rápido que nadie.

Hablaré acerca de para qué usamos el ADN. Nos basamos en el principio de ingeniería de diseñar-construir-probar. Se diseñan una serie de mutaciones. Alguien tiene que construir ese ADN, eso lo hace Twist. Entonces pueden hacerse las pruebas para encontrar los genes que hacen lo que se quiere lograr.

El mercado del ADN es grande. Es un mercado de mil millones de dólares. Hay gente que compra ADN. Hay personas que hacen ADN. Nuestra ambición es que, dentro de unos años, todo el mundo le esté comprando a Twist.

El resto de la charla, voy a hablar de lo que es más importante. ¿Qué se puede hacer con el ADN? El ADN será capaz de ayudar a resolver algunos de los desafíos que tenemos para la humanidad y el planeta.

El primero en resolver es el hambre. La población está aumentando, y la cantidad de tierra disponible para cultivar los alimentos está disminuyendo. Necesitamos hacer más comida con menos tierra. Podemos argumentar si nos gusta los GMO o no, pero los seres humanos han estado modificando las plantas durante miles de años. En la parte superior derecha, se puede ver cómo el maíz ha evolucionado en los últimos 7.000 años.

Una aplicación emocionante del ADN está moviendo el ciclo de fijación de nitrógeno de los hongos en plantas, de modo que usted tendrá plantas que se auto-fertilizan. No necesitará aplicar fertilizantes, que en realidad son un tercio del costo de los alimentos y queman el tres por ciento del petróleo del mundo cada año. Usted puede pensar que el tres por ciento no es mucho, pero el tres por ciento de miles de millones de barriles es mucho. Gracias al ADN se habrá ido.

Otra oportunidad que hemos visto es agregar la nutrición a los alimentos. Por ejemplo, hay casi un millón de niños que no tienen suficiente vitamina A en su dieta, pero se puede agregar ese gen al arroz para que la gente tenga una mejor nutrición.

Otra oportunidad para el ADN es, por supuesto, resolver las enfermedades. Sabemos que los medicamentos son necesarios en el tratamiento de las enfermedades conocidas como el cáncer, el Alzheimer y la diabetes, pero nos enfrentamos también a nuevas amenazas procedentes de bacterias resistentes a los antibióticos.

Ahora vemos gente muriendo por cortes de papel. Estamos volviendo al mundo de la pre-penicilina, donde no teníamos ninguna defensa contra algunas bacterias. El ADN puede ayudar. Hay un ejemplo de una compañía llamada Amyris, que desarrollaron una forma de fermentación para fabricar un fármaco que salva vidas contra la malaria en tres meses en el laboratorio, en lugar de esperar casi un año para fabricar esa sustancia química a partir de plantas.

Otra oportunidad para el ADN y una gran tendencia en la atención de la salud en este momento es, una vez que se conozca la mutación que puede matarte con cáncer, reprogramar tu propia célula, tu propio sistema inmunológico, para matar tu propio cáncer. El objetivo es, con el tiempo, convertir el cáncer en una enfermedad crónica después de haber sido capaz de diagnosticarlo.

Pasando a otro desafío tenemos a la sustentabilidad. Utilizamos una gran cantidad de productos químicos, materiales, energía y todos ellos provienen de recursos finitos como el carbón o el petróleo. Finitos al menos, no en el marco geológico, sino en la escala de tiempo humano.

En realidad, todo lo que tocamos en nuestra vida cotidiana proviene del petróleo, y la oportunidad que tenemos es tomar fábricas biológicas como la levadura, el e-coli y las algas, y reprogramarlas para tomar recursos no finitos, como el sol y la biomasa, y transformarlos en los mismos productos químicos que usamos todos los días.

Como ejemplo, tomaré la alfombra Sorona de DuPont. Usted puede ir y comprar el biopolímero hecho actualmente por DuPont, donde el nylon en la alfombra fue hecho del tallo del maíz en vez del petróleo. Utiliza menos energía, y en realidad está tomando carbono del aire en lugar de tomar carbono desde el suelo para hacer un químico.

El siguiente paso, después de reemplazar los productos químicos actuales, es mover a la gente hacia nuevos materiales que antes eran imposibles. Uno de esos ejemplos es la seda de la araña. No puede cultivar arañas. Tomaría un millón de arañas, las pondría en una jaula, y después de una semana tendría una araña. Se matan entre sí.

[risas]

Lo que puede hacer es que tomar los genes de la araña, y ponerlos en la levadura, la levadura producirá la seda de la araña que usted puede entonces producir a escala industrial. Hoy en día usted puede comprar zapatos que se hicieron de seda de araña, se pueden comprar chamarras de montaña, y se obtiene un nuevo rendimiento de un material que nunca podría obtener con el petróleo.

La última cosa donde el ADN puede ayudar es con la explotación de datos. Cada vez se utilizan más datos. Usted tiene datos en su teléfono, en la nube. Esa es la forma moderna, pero en el pasado tenía datos sobre disquetes y cintas. Les presento un desafío. Encuentren un disquete en su garaje. No hay forma de recuperar esos datos. Esos datos se han ido.

Lo que la naturaleza ha hecho es que ha escogido al ADN como sistema de almacenamiento de datos y el ADN es permanente. Usted puede encontrar el ADN de un mamut de 20.000 años de antigüedad en el suelo, puede secuenciarlo y encontrará los datos resguardados ahí.

La oportunidad es que podremos tomar ceros y unos y convertirlos a ACGT. Haremos ese ADN que será estable durante años, décadas, siglos. Cuando lo necesite, podrá secuenciarlo y recuperarlo.

El ADN, además de ser permanente, es tan denso que podría guardar todo el Internet en una caja de zapatos y no usar energía para almacenarlo. En Twist, tenemos una colaboración con Microsoft. No todos los días vendes ADN a Microsoft, pero les vendimos 10 millones de oligos y el 100% de los bytes que codificaron fueron capaces de recuperarse.

Para resumir, tenemos sólo un planeta. Algún día podremos ir a Marte, pero mientras tanto tenemos que cuidarlo, y el ADN está aquí para ayudar con la salud, la sustentabilidad y el almacenamiento de datos. Gracias.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated NewCo Shift MX’s story.