Redbox Innovation — ¿Estás trabajando en algo que puede cambiar al mundo?

“Pensar fuera de la caja” no es tener inspiración divina, es un proceso estructurado que puede aprenderse y Redbox te enseña cómo hacerlo.

Por Pablo Pozo y Sabine Küfner

Una de las expresiones más manoseadas es la de ¨pensar fuera de la caja¨. Es un cliché que se lanza fácilmente en las salas de juntas. Nuestras empresas nos piden que seamos creativos, disruptivos e innovadores, que rompamos paradigmas. ¿Pero de qué caja hablan? Y ¿porqué y cómo habríamos de salirnos de ella? Se trata de nuestro marco laboral, de los procedimientos y estándares estructurados de las empresas. También es la forma en la que enfrentamos los problemas y los solucionamos, la cual suele llevarnos a buscar las soluciones en donde siempre, como el borracho que busca las llaves perdidas debajo del farol, por que es donde hay luz.

Para innovar, sin embargo, necesitamos definir qué elementos poner dentro de la caja, mirarlos desde diferentes ángulos, asomarnos incluso a las cajas de otras disciplinas distintas a la nuestra, para inspirarnos a encontrar la idea que origine el valor que buscamos.

La historia oficial de Redbox tiene 15 años, pero en realidad empezó dos años antes cuando Rodolfo Ramírez, su Fundador y Director, se inspiró en la consultoría de innovación Play (ahora Prophet) de Andy Stefanovich y decidió abrir una empresa con un concepto parecido en México.

Rodolfo Ramírez, Fundador y Director, Redbox Innovation. Foto: Aarón Borrás

¨Me encantaba el concepto, leí mucho sobre innovación y decidí hacer algo similar. Lo vi como una oportunidad de mercado porque no había nadie en la región que lo hiciera¨. Además, de acuerdo con él, en México existen tres grandes ámbitos para innovar:

En primer lugar, tenemos una gran oportunidad de aprovechar el desfase con economías más avanzadas y traer propuestas atractivas y probadas para implementarlas aquí, lo cual es innovación para el mercado y es perfectamente válido. “Es muy interesante ver qué hay en Europa, Japón o Estados Unidos y hacer una adaptación local. Esto tiene mucho mérito pues aún hay mucho por hacer”.

En segundo lugar, al ser un país con grandes carencias y gracias al impacto de las nuevas tecnologías, hay muchas oportunidades para propuestas innovadoras que pueden ofrecer soluciones a los problemas sociales, de infraestructura, agricultura, ecología, salud, economía o cualquier actividad humana.

La tercera es que en los altos niveles de las grandes compañías se tiene identificada la innovación como una oportunidad de crecimiento y de inversión, esto también es campo fértil para desarrollar e implementar ideas nuevas.

Oficinas Redbox Innovation. Foto: Aarón Borrás

Esta visión es clara en cuanto entras a Redbox: Respiras pasión y propósito. El diseño y los colores crean el contexto para inspirarte a que entres en acción y generes las ideas que necesitas. Se siente bien. Estás en el lugar correcto. En esta empresa la Misión no son solo palabras enmarcadas en la sala de juntas. Es el propósito que le da identidad y conecta a la gente con lo que cree y quiere lograr, tanto internamente como al trabajar los objetivos de los clientes. Al caminar por sus pasillos percibes una sinfonía audible de energía, creatividad y curiosidad (1).

Estos elementos no solo son piezas fundamentales en el camino de inspiración e innovación que recorres en la empresa, también dan coherencia a la marca. Hace unas semanas publicamos un artículo de David Matten, quien describe cómo la cultura interna de una empresa es su marca. La tesis es que ahora, gracias a la transparencia radical hecha posible por un mundo conectado, los negocios son una caja de cristal donde se pueden ver hasta las entrañas de tu negocio. Ahora las marcas son “todo lo que se ve”. Cada persona. Cada proceso. Cada valor. Todo lo que sucede, siempre. Rodolfo lo tiene claro y es muy coherente: “Debe haber un propósito real que alinee las acciones de la compañía. No solo es un discurso hacia afuera, sino también debe serlo hacia adentro. Si lo tienes bien planteado, es lo único que la competencia no te puede copiar. La competencia te puede copiar la tecnología o los modelos, pero no te puede copiar tu propósito, y para las nuevas generaciones, el tener un propósito provocador y grande es un factor de atracción y retención importante.”

Quienes trabajan en Redbox lo hacen porque quieren transformar a México a través de la innovación, un propósito que va más allá del negocio: dejar una huella significativa en el país. Esto se refleja en los proyectos que trabajan y en iniciativas como el Premio Redbox, creado para apoyar con recursos a emprendedores con el potencial de tener impacto, y al mismo tiempo mostrarle a la comunidad que la innovación en México está sucediendo, que puede crecer y que no es inalcanzable. Muchas veces se ve a la innovación como algo tecnológico y lejano, que construye grandes empresas como AirBnB o Uber. Pero cuando lees que un emprendedor de Oaxaca genera trabajo para los campesinos de su región al producir biodiesel a partir de una plaga llamada higuerilla o sobre una empresa en Sonora que mejora la calidad de los sembradíos con distintas cosechas para eficientar al campo mexicano, entonces la innovación resulta más cercana.

El premio del año pasado el Premio lo ganó Dev.f, con un concepto enfocado en educación que busca “facilitar el conocimiento para la resolución de problemas a través del desarrollo de software”. Es una iniciativa que tiene escalabilidad social, que puede crecer rápidamente y Eme, como le dicen a su fundador “es un convencido del tema. Está descontento con el sistema educativo en México y en eso se basa para hacer una propuesta de valor interesante. Son un buen ejemplo de emprendedores que quieren transformar la educación en México y favorecer el acceso a un mejor nivel de vida. Esa es una gran visión¨.

Durante Academy tienes la oportunidad de tener pláticas personalizadas con los consultores. Foto Aarón Borrás

Pero ¿porqué es tan difícil para las empresas innovar? “La palabra innovación es muy romántica. Usarla suena muy bien. Representa un ideal muy interesante pero ejecutarla es más complejo. Innovación significa recibir valor a partir de una idea”. Toda nueva idea compite por recursos –gente, dinero y tiempo– con proyectos que ya están en marcha. Por eso, si quieres implementar alguna idea con éxito, necesitas conectar el porqué de lo que quieres lograr con cada uno de los eslabones involucrados y así contar con los cuatro elementos clave para innovar en serio: el Propósito, la Gente correcta para hacerlo, saber cuánto Tiempo tomará y cuánto Dinero va a costar.

Para que los clientes logren innovar en serio necesitan cuatro cosas: Propósito, Gente, Dinero y Tiempo

En Redbox podemos generar una solución provocadora, pero hay veces que las iniciativas se mueren en la compañía. Si éstas obligan al personal a participar sin entendimiento del propósito de fondo, se hacen las cosas a medias, no creen en su propuesta, por más minucioso y bueno que hubiera sido el proceso, no se llegará a ningún lado”. Implica también un cambio en el comportamiento. Estamos acostumbrados a acercarnos a los problemas y solucionarlos de cierta manera. Es importante aprender a pensar diferente y a inspirar a la innovación porque los hábitos establecidos son difíciles de romper. Se puede comunicar que se va a innovar, pero hasta que no haya un cambio de comportamiento, que detone la acción, no va a pasar nada. La buena noticia es que en nuestro mundo conectado, estás más expuesto a lo que está pasando en tu industria y en las demás. Las ideas llegan más rápido y se genera con mayor velocidad un sentido de urgencia en los líderes de las organizaciones que pueden influir en un cambio de comportamiento.

A pesar de su denotación “romántica”, la innovación tiene un trabajo muy metódico detrás, que Redbox simplifica y desmitifica. Su metodología permite identificar claramente el objetivo, desarrollar las ideas y seleccionar a las ganadoras que serán implementadas. A final de cuentas, la creatividad y la innovación son procesos de pensamiento estructurado para el cual necesitas disciplina y persistencia y que, si lo sigues, te lleva a algo concreto.

Generación 09 Redbox Academy. Foto Aarón Borrás

Este proceso es algo que aprendes en Redbox Academy. La idea de Academy nació porque Rodolfo identificó que existe un hambre por aprender y una necesidad de educación en el tema. El primer grupo empezó en 2014 y en diciembre 2017 terminó la novena generación. El diplomado es para todo el público que desee aprender a aplicar el proceso creativo que usa Redbox en un entrenamiento de 12 sesiones. El programa está diseñado no sólo para capacitar a las personas a pensar diferente, sino para brindar herramientas de generación de cambio en su ámbito personal, empresarial y comunitario. Los alumnos que llegan a Academy pueden ser de contextos muy diferentes, pero estos entornos diversos propician la discusión activa y enriquecedora que se necesita. En el diplomado tienen conversaciones valiosas personas de ámbitos tan variados como grandes compañías que tienen ante sí el reto de innovar en el corporativo, negocios de emprendimiento familiar y personal, personas con negocios de retail o servicios, empleados del sector público y privado, profesionales en educación, salud, investigación de mercado, recursos humanos, entre muchos otros pues, como hemos visto en los festivales NewCo la innovación tecnológica impacta a todas las industrias.

Las inquietudes de cada industria que mueven y atraen a iniciativas como el diplomado de Academy pueden ser similares: hay quienes desean desarrollar ideas y llevarlas a la realidad; tener herramientas; enfrentarse a un reto más grande y crear contenido que tenga impacto; entender la teoría y aprender a aplicarla realmente en la práctica; generar un grupo de conexiones o dar un giro importante en el área de trabajo. En general se trata de aprender una metodología que los ayude a “pensar fuera de la caja”. ¿Cómo logra Academy responder a todos estos objetivos? “Desde un principio mi enfoque ha sido simplificar el método, romperlo en sus elementos más esenciales y más prácticos para desmitificar el tema. Durante todos estos años lo que siempre hemos lograr es que la gente realmente pueda incorporar este método como una práctica cotidiana y que entienda cómo con un proceso disciplinado puede cumplir su propósito. Yo creo que esa es una de las claves más grandes de la innovación. Más que accidentes, más que ideas o momentos ¡Eureka!, hablamos de disciplina y persistencia”.

El paso por Academy enseña a sus alumnos a crear caminos que giran alrededor de tres ejes principales: Inspiración, Creatividad e Innovación. Aprendes a cambiar la forma de mirar tu entorno y a buscar inspiración en cualquier lugar porque el observar el comportamiento humano te proporciona muchas herramientas. No necesariamente te tienes que enfocar en tu competidor, es importante buscar a aquellos que generan cambios y que te comuniquen algo. Citando a Steve Jobs: “inspiration comes from unimaginable places”.

Creatividad: crear caminos, el medio. Inspiración: las referencias, el proceso creativo. Innovación: es el fin.

Otro aspecto importante que se enseña es a analizar muy bien las ideas y a filtrarlas ¿Cómo saber si sirve el caso que viste y te gustó? Si lo analizas de forma crítica, comenzarás a generar ideas. Si el caso responde a una solución específica de tu problema, podrá funcionar. Si lo juntas con otro caso y genera una idea más robusta, funcionará. Con esto en mente puedes ir trabajando en un concepto muy estructurado que será el paso intermedio entre tu idea y su ejecución. Academy te ayudará a organizar bien ese concepto. Porque no hay peor cosa que una buena idea mal contada.

Un buen concepto cumple con tres criterios: es Atractivo, Relevante, y Diferente.

Por supuesto, durante el proceso también puede suceder que el cliente o el alumno de Academy descubra que su idea no era lo que quería. Pero este es un resultado también muy válido porque permite descartar un proyecto que de de otra forma pudo haber costado una fortuna.

Foto Aarón Borrás

Polinización de ideas y ecosistema de innovación

Redbox Innovation es una empresa en constante evolución. Se entiende como un ecosistema en el que se polinizan las ideas. En el centro se encuentra la empresa de consultoría que agrega mucho más valor a sus clientes porque permite, por medio de sus diferentes brazos — Redbox Ventures, Academy, Cavendish - ayudarle al cliente a resolver lo que necesite para poder innovar en serio. “Lo que queremos es que en un futuro podamos ligar a nuestros clientes con otros thinking partners, como puede ser NewCo. Todo aquello que sea vehículo para que la innovación suceda, se integra a la oferta de valor de Redbox”.

Redbox Innovation Academy


Referencias bibliográficas:

  1. Donna Sturgess, presidenta Buyology Inc, anteriormente Head of Innovation Glaxo Smith Kline en entrevista personal con Andy Stefanovich, hablando de ¨blue noise¨

Sugerencias de lectura:

  1. Look at More, Andy Stefanovich
  2. Pour Your Heart Into It: How Starbucks Built a Company One Cup At A Time, Howard Schultz
  3. How to make a spaceship, Julien Guthrie
  4. Confessions of an Advertising man, David Ogilvy
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.