¿Te tomas el tiempo para analizar lo que lees o solo lo compartes?

En realidad podría ser muy fácil tener una opinión informada si solo te detuvieras un minuto para cuestionar lo que acabas de leer. Pero la verdad es que nos encantan las noticias falsas, las que en ese momento justifican nuestro pensar y que tranquilizan nuestra conciencia. Nos excitan los rumores y en nuestra calentura por compartir somos presa fácil de los engaños. Las noticias falsas son las que se propagan con mayor rapidez, haciendo que incluso compartas información poco probable o imposible, por encima de datos irrefutables. Esto es especialmente peligroso en momentos de catástrofes naturales o de elecciones.

En 2012 circularon fotos curiosas de rinocerontes y elefantes con cuernos y colmillos teñidos de rosa. La justificación aparente: restar valor al marfil y evitar la caza

‘Si tiñes de rosa los cuernos de los rinocerontes y los colmillos de elefantes, pierden su valor para los cazadores furtivos’, se lee en el post en Facebook. El corazón conservacionista se acelera ante esta posibilidad y le pide al cerebro que envíe la señal para que el dedo pulse ese mágico botón “compartir”. Ya quedó. Ya hiciste tu parte, ya salvaste a un rinoceronte porque compartiste una noticia de una fuente confiable… Un momento ¿cuál fuente?

Esta noticia no es del todo precisa. Si bien es cierto que hay organizaciones intentando detener la caza furtiva mediante un tinte, la foto que aparece en el post fue manipulada. La imagen se publicó originalmente en 2012 en Take Part. El rinoceronte en la foto no se había sometido a ningún procedimiento, mas que a ser protagonista de una foto publicada por gettyimages.com para luego dar la vuelta al mundo y mostrarle a éste su tierno cuerno rosa.


2018. Año de elecciones en México. Bombardeo de noticias, información y desinformación. Los candidatos y partidos se dedican a desprestigiarse los unos a los otros y los ciudadanos nos encontramos atrapados en el fuego cruzado. Ante este clima de promesas de campaña, denuncias sin fundamento y propuestas poco realizables, Animal Político en conjunto con más de 60 medios, universidades, organizaciones civiles y el apoyo de empresas como Facebook, Google News Lab y Twitter, responden con el proyecto colaborativo verificado.mx. “#Verificado2018 busca enfrentar esos dos fenómenos: por un lado, las noticias falsas; por el otro, las promesas irrealizables o las críticas sin fundamento. Y quiere enfrentarlas con periodismo”.

En los sismos de septiembre pasado el nombre que retoma esta iniciativa demostró su importancia: Verificado. En esas semanas, diferentes grupos de personas de profesiones tecnológicas y sociales de inmediato respondieron a la catástrofe que los tenía fuera de sus casas, de sus oficinas y de sus vidas: estructuraron información, escribieron código, diseñaron, mapearon, clasificaron y crearon sistemas que permitieran una respuesta rápida al desastre. Muchos de ellos por ser parte de organismos públicos como el www.gob.mx/cenapred, Datos.gob.mx, Transparenciapresupuestaria.gob.mx. La mayoría de ellos, igual que millones de mexicanos, queriendo ayudar al vecino cuya casa se había venido abajo. La intención: clasificar la información para hacer de la catástrofe una oportunidad de ayudar eficientemente y no confundir más al difundir información falsa.

Lamentablemente, de acuerdo a un estudio publicado por el MIT, la mayoría de las noticias que se difunden son falsas y “la verdad simplemente no puede competir con el engaño y el rumor”. Este estudio analiza las principales noticias impugnadas en inglés a lo largo de la existencia de Twitter — alrededor de 126,000 historias, tuiteadas por 3 millones de usuarios, durante más de 10 años — y descubre que la falsedad consistentemente domina la verdad en Twitter: las noticias falsas y los falsos rumores llegan a más personas, penetran más profundamente en la red social y se propagan mucho más rápido que las historias precisas.

Publicamos anteriormente el artículo Cómo detectar noticias falsas en tiempo real. El autor, Krishna Barat, se pregunta qué pudieron haber hecho Facebook y otras plataformas para detectar las olas de desinformación en tiempo real durante las elecciones de Estados Unidos. Refiere, por ejemplo, como en cuestión de días, miles de católicos del país pasaron de sentirse en conflicto con la candidatura de Trump a votar por él porque escucharon que el Papa había respaldado a Trump. Por supuesto, este apoyo papal no sucedió realmente. Este es un ejemplo de una falsa ola de noticias que se volvió viral y engañó a millones. ¿Podrían haber tomado medidas al respecto? De detectarse a tiempo ¿podrían haber desacelerado la propagación o haberlas marcado como noticias poco fiables?

La detección en tiempo real, en este contexto, no significa segundos. Si no se propaga, es posible que no sea necesario tomar medidas. En la práctica, la respuesta rápida podría significar minutos u horas. Tiempo suficiente para que un algoritmo detecte un flujo de noticias que parezca sospechoso y esté tomando impulso, potencialmente de múltiples fuentes. También, una gran ventana para recolectar la evidencia para ser considerada por seres humanos que puedan elegir detener la ola antes de que ésta se convierta en un tsunami.

“También sé que probablemente no es una buena idea ejecutar solamente las contramedidas a corto plazo basadas únicamente en lo que dice el algoritmo. Es importante poner a los seres humanos dentro del ciclo — tanto para la rendición de cuentas corporativas como para servir de comprobación — . En particular, un árbitro humano sería capaz de hacer verificación proactiva de los hechos”. (Krishna Barat, NewCo Shift)

En el ejemplo anterior, el representante de Facebook o Twitter podría haber llamado a la oficina de prensa de la Santa Sede y determinado que la historia es falsa. Si no hay una persona patente para llamar, se podría consultar con las principales fuentes de noticias y sitios de verificación de hechos para obtener su lectura sobre la situación.

Este video fue publicado por @callodehacha que fue compartida más de 14 mil veces. verificado.mx

En México, la propuesta de verificado.mx es proporcionarle al lector las herramientas para que sepa qué noticas son falsas y cuáles no y a su vez, limitar el impacto de campañas de desprestigio. En uno de sus primeros casos de verificación analizaron el video del supuesto apoyo de Nicolás Maduro a Andrés Manuel López Obrador. Este video fue publicado y compartido más de 14,000 veces. Verificado.mx consultó con diferentes periodistas y medios venezolanos. Las fuentes consultadas coincidieron en que Maduro no había hecho público el apoyo a López Obrador y que de hecho se trató de una animación adaptando gráficas, logos e imágenes del canal. Solo necesitó que la publicara la persona con el alcance correcto para que la noticia se propagara como fuego.

Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de informarse, pero es particularmente importante cuando somos figuras públicas, nuestras opiniones son leídas por miles de seguidores y nuestras publicaciones tienen el potencial de influir en los puntos de vista y decisiones de los demás. Independientemente de tu pensamiento político y por quién vayas a votar en las siguientes elecciones, cuando compartes una noticia o un mensaje por whatsapp, tu acción tiene una repercusión en quien la recibe. No necesariamente contribuyes al diálogo o al intercambio de ideas productivas. Tu publicación se vuelve parte de la ola de información y con ella, potencialmente, de la confusión, la incertidumbre y el miedo.

La próxima vez que veas un rinoceronte con cuerno rosa y te mueras de ganas de compartirlo, piénsalo dos veces: “El mayor peligro del acceso ilimitado a la información es que siempre hay alguien que la acepta sin cuestionar¨. Si realmente quieres participar, involúcrate con la causa o tu candidato. Lee. Analiza. Verifica. Está en ti.

Like what you read? Give Sabine Küfner a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.