Banca Kristal, ¿Igualdad de género?

En noviembre del año pasado, el Banco de Costa Rica anunció la apertura de Banca Kristal, una banca exclusiva para mujeres.

Imagen promocional de la Banca Kristal

Este proyecto consiste en cinco sucursales color palo rosa, atendidas únicamente por mujeres, para así brindar productos y servicios exclusivamente a mujeres.

Asimismo, ofrece varios productos, entre ellos: planes de ahorro para belleza, hogar, maternidad, moda, salud y educación.

Las sucursales cuentan con un espacio de juegos para niños así como áreas de lactancia, para su uso durante la visita al banco.

La inversión realizada fue de entre $8 millones y $10 millones a lo largo del año pasado, la cual esperan recuperar en los siguientes 24 a 36 meses.

¿De dónde surgió esta iniciativa?

Según el gerente del BCR, se está siguiendo una estrategia comercial de segmentación.

Kattia Morales, gerente de relaciones corporativas del BCR, aclaró que se está respondiendo a una visión estratégica de la organización al expandir su mercado. El proyecto fue ideado por un grupo de 20 mujeres, todas relacionadas al banco.

Según el banco, su enfoque en las mujeres tiene que ver con el crecimiento del mercado de la banca retail en este momento.

La meta del BCR está definida: segmentar a su público meta. La Banca Kristal es solo el comienzo a lo que se ha denominado una gran estrategia de creación de marcas. En el caso específico de Kristal, está dirigido a “mujeres de todo tipo”, desde amas de casa hasta profesionales.


Recepción

Su logo: “Ninguna mujer es complicada” y su publicidad han generado un gran descontento entre la población costarricense, y la iniciativa ha recibido varias críticas en medios sociales. Muchos lo consideran como una idea que genera segregación y que su concepto es sexista.

Argumentan que a pesar de que Banca Kristal ofrece su servicio a mujeres transexuales, al no ofrecerle sus servicios a los hombres se está presentando un claro caso de discriminación de género.

Esta situación puede compararse con lo ocurrido con la marca Della y de la campaña Bic for her, de las cuales ambas fueron recibidas con una gran cantidad de críticas debido a la segmentación y a la utilización del color rosa en la campaña publicitaria.

Muchos han criticado su campaña, tomando como ejemplo el vídeo promocional lanzado a finales del diciembre pasado. Este video fue protagonizado por Doña Merry, un popular personaje de comedia costarricense.

Entre los comentarios más populares se encuentra el de Rebeka Martinez:

A este proyecto que pretende ser un banco que representa la MUJER: la opinión de una mujer que es mamá, profesional y que entiende que esto es una burla, un cliché de lo que es “ser mujer”.
Campaña de hombres vestidos de mujer: esto sólo demuestra la ignorancia y falta de sentido común de cualquier director de mercadeo y publicidad, representar a la mujer con un hombre disfrazado, por favor! En que están pensando! 
Qué triste que todavía haya ese nivel de machismo e ignorancia de lo que somos las mujeres, creo imposible que una mujer seria desarrolle este tipo de campañas, el único que puede hacer esto es un hombre, y uno que está por el dinero que le están pagando, no porque CREA en el producto que está vendiendo.
Para nadie es un secreto que los bancos son el mejor negocio que existe, y lo único que nos faltaba era esto en nuestro país, que crearan un banco “para la mujer” que hace burla de ella y pretende aprovecharse de tantas y tantas mujeres luchadoras emprendedoras que están buscando salir adelante, qué triste.

El comentario completo puede ser encontrado aquí.


Ahora bien, ¿es esto realmente un servicio igualitario?

Se define la igualdad de género como un principio constitucional que estipula que hombres y mujeres son iguales ante la ley. Esto significa que, sin distinción alguna, todos tenemos los mismos derechos y deberes frente al Estado y la sociedad en su conjunto.

Por lo tanto, al segregar a la población meta, ¿acaso no se está cometiendo una injusticia en contra de la población masculina? Es cierto que aunque Kristal no le prohíbe la entrada a hombres a sus sucursales, ellos no pueden hacer uso de sus servicios.

Es irónico que cuando hay alguna señal de sexismo hacia las mujeres, todo entra en paro; pero cuando es hacia los hombres, es común que sea catalogado como un movimiento feminista y no se le dé gran importancia. La desigualdad de género no es algo exclusivo a las mujeres. No es algo que solo nos afecta a nosotras. Hemos llegado a un nivel de toxicidad en el feminismo en el cual todo lo que beneficie a las mujeres es algo bueno, sin tomar en cuenta el impacto que pueda tener en los demás miembros de la sociedad.

Ya varios hombres han expresado su descontento con esta iniciativa, la mayor parte de estas críticas puede ser encontrada en medios sociales. Y las mujeres no se quedan atrás, con críticas acerca de como la publicidad de la Banca Kristal no hace más que restablecer estereotipos machistas que finalmente se habían comenzado a dejar atrás. Esta publicidad consiste tanto en la elección de colores como en el uso de un castillo como parte de esta.

Imagen tomada del twitter de El_Poás.

Epsy Campbell, diputada de la República, manifestó su inconformidad con Kristal ya que en su opinión enfatiza los estereotipos y discrimina a las mujeres.

Es importante destacar que no es una mala idea abrir un negocio dirigido a las mujeres, pero esto no significa que la segregación que se está haciendo es el mejor plan de acción.


Valeria Sell es estudiante de Ingeniería en Computación y titular en la Secretaría de Bienestar del CE 15–16

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.