De las aulas y los labs al Primer Poder de la República

Estudiantes del TEC participarán en Parlamento Universitario en Asamblea Legislativa.

En el último año, he tenido la maravillosa oportunidad de observar de cerca el alcance que puede tener una institución como el TEC. Esto me ha permitido vislumbrar tan sólo una pequeña parte de todo lo que, con alguna buena medida de esfuerzo, podríamos lograr impactar sobre la sociedad costarricense y mundial. Como miembro del Consejo Institucional, pude participar de un Congreso Nacional de Gestión Ética donde se discutían las acciones que tomarían las instituciones del Estado Costarricense para luchar contra la corrupción y fomentar el desarrollo. También asistí a la inauguración de la maestría en Dispositivos Médicos de la Escuela de Ciencia e Ingeniería en Materiales, donde convergieron académicos, profesionales, y la gerencia de una industria médica madura, de múltiples partes del mundo. El mensaje siempre es el mimso: el TEC tiene muchísimo que aportar en talento humano, calidad de ideas y liderazgo tecnológico, tanto al ámbito nacional como el global.

Inauguración de Maestría de Dispositivos Médicos. San José, 2015.

Luis Paulino Méndez, Vicerrector de Docencia, y Ricardo Esquivel, profesor y coordinador de la maestría en Dispositivos Médicos, junto a profesores e investigadores de la Universidad de Minnesota, y a directores de Investigación y Desarrollo para Boston Scientific.

El rol de la U pública

Sería difícil negar el papel fundamental que juegan las universidades públicas en la producción de valor en el ámbito nacional. Costa Rica Educada asevera que casi la totalidad de la investigación científica que se realiza en nuestro país sucede gracias a las universidades públicas. Como si este aporte fuese poco, sólo por formar e influenciar a una porción tan gigantesca de la población profesional del país, de alguna forma las Us públicas determinan una parte crucial del talento humano tico; ése que tiene que servir de herramienta para impulsar el desarrollo tecnológico del país. Soñamos con un país “avanzado”, tenemos claro que el camino al bienestar sostenible es por medio de la construcción de una sociedad del conocimiento (incontables veces he escuchado a nuestro señor rector reafirmarnos esto en sus discursos en actividades del TEC)…

La gran incógnita que se me atora en la garganta: ¿por qué no estamos haciendo un esfuerzo colectivo y sistematizado para liderar ese desarrollo? El TEC es un semillero de soluciones sin igual en nuestro país. ¿por qué no hemos puesto esas soluciones a responder ante el montón de problemas que tenemos súper identificados?

I Parlamento Interuniversitario.

Este proyecto ha sido el resultado de interrogantes como ésas, analizadas desde muchas ópticas y etapas. En Agosto del año pasado, se invitó a nuestra Federación a una conferencia llamada CRIMUN — Costa Rica International Model United Nations. En dicha conferencia, estudiantes del TEC participaron de debates en temas de interés global, desde la recreación de órganos de las Naciones Unidas. Al final de la experiencia, la perspectiva compartida era clara: el integrar discusión y resolución de problemáticas con estudiantes universitarios representa una gran oportunidad para el país de orientar su desarrollo. Un compañero (cuya participación política y su liderazgo por ejemplo admiro) sugirió aplicar la misma lógica de un modelo parlamentario, pero adaptado al contexto nacional. Así fue como surgió la idea de realizar un Parlamento Interuniversitario, donde estudiantes de las 5 Us públicas adoptarían el modelo de trabajo de nuestro Poder Legislativo, para presentar propuestas de soluciones a las distintas problemáticas nacionales. Tan sólo bastó comentárselo al Departamento de Participación Ciudadana y al Viceministerio de Juventud, para que ambas entidades respaldaran y apoyaran el proyecto. Hoy por hoy, las cinco Federaciones nos encontramos en convocatoria abierta a todos los estudiantes de nuestras respectivas Us para los puestos de “diputado”.

Me he dado cuenta de que es inmensamente enriquecedor trabajar con tanta diversidad de criterio y áreas de expertise en la misma mesa.


El proyecto ya ha superado su primera etapa: una reunión inicial de los representantes estudiantiles de las cinco universidades para plantear la dirección del debate. Al cabo de un análisis profundo se definieron 7 Ejes temáticos sobre los cuales se cree que se debe trabajar: Jurídico, Ambiental, Administrativo, Económico, Educación, Derechos Humanos y Social. Dentro de éstos, siento que hay algunos en específico en los cuales los estudiantes con capacidades técnicas podemos aportar el grado de pragmatismo necesario para el éxito expedito de los proyectos, que a menudo falta en aquellas propuestas que mueren ahogadas en burocracia y acciones paliativas.

La distribución de curules dentro del I ParlaU.

Ahora, después de meses de planificación, discusión y planteamiento conceptual en coordinación con las otras federaciones, lo único que resta es encontrar a 9 personas increíbles para llevar las mejores habilidades e ideas que pueda aportar el TEC a esta discusión multiaxial de alto alcance. Candidatos promisorios nos sobran, personas que han demostrado genuina pasión por el servicio público, y que pueden enfocar el trabajo ambiental, educativo, infraestructural, fiscal o social desde el conocimiento científico. El gran reto en esto será realizar la selección de los candidatos ideales para esos puestos, tarea que por su complejidad e importancia, me alegra decir será del Plenario de Asociaciones Estudiantiles.

Tecnocracia debe ser más que un concepto que aprendemos y olvidamos en el curso de Intro a la Técnica, Ciencia y Tecnología.


Realmente quiero creer que estamos entrando en un período de transformación. Las elecciones municipales que se acercan me parece dan los primeros indicios de que los jóvenes estamos tomando con responsabilidad el papel protagónico al que se nos llama en la política nacional. Creo que nos corresponde a la mayor masa universitaria del país el tomar acciones sistemáticas y estratégicas por vincularnos a los estudiantes a la política nacional, pues es la mejor forma que tenemos de garantizar que las decisiones que nos conciernen a todos serán tomadas por las personas con las capacidades técnicas y éticas para emitir el criterio. Creo que no hay mejor punto de partida para ese proceso, que en las universidades públicas de este país.

Espero con muchas ansias ver (y aportar a, en la medida que me sea posible) los proyectos e ideas que puedan nacer de este histórico Primer Parlamento Interuniversitario.


Ariel Dickerman es estudiante de Ciencia e Ingeniería en Materiales y vicepresidente del CE 15–16 FEITEC.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.