¿Por qué emigrar no se trata solo de ti?

Han pasado un par de años desde que me fui del país sabiendo que no volvía (al menos en un buen tiempo), sabía que me iba con la voluntad de abrirme camino en un sitio donde siempre seré externa. Lo cual no considero necesariamente negativo. En nuestra generación se ha convertido en algo bastante usual… emigrar, dejar tu casa, meter tu vida en 1 maleta, presentar mil veces tu nombre y de donde eres, hablar de la situación de tu país (como venezolana es un poco trágico) y ha sido justo en esos momentos donde más he entendido que emigrar es una RESPONSABILIDAD.

Hice un video al respecto y curiosamente es el punto que mayor impacto tuvo y es que cuando decidimos que nuestro pasaporte es nuestra tarjeta de identidad sagrada, inmediatamente se convierte en tu pedacito de país a representar.

Ya no se trata de tu experiencia personal, se trata de tu labor como viva embajadora de tu cultura, de tu educación, de tu casa, y de tus “mañas”.

Te conviertes sin querer en una ventana a entender qué pasa en el lugar de donde vienes, por qué te fuiste, ¿es verdad lo que dicen las noticias?, ¿volverías?, y mil preguntas más que usualmente respondes con ciertas reservas porque te encantaría tener la respuesta correcta o la definitiva.

Y cuando emigras las respuestas definitivas dejan de existir, ya todo es posible, has dado paso a un camino infinito de oportunidades e incertidumbres. La palabra casa ya no es “tu casa”, ahora son momentos, visitas de familiares, reencuentros, aeropuertos, emociones.

Si emigrar es algo que quieres hacer te dejo este video que creo puede iluminar al menos la primera parte de un largo camino.

Donde sea que vayas, no se trata solo de ti, se trata de la mochila que te acompaña donde quiera que vayas y mejor aún, de todo lo que harás con el contenido de esa mochila.

Un cálido abrazo, Rosa Virginia

Si te ha gustado, haz click en el corazoncito y así ayudarás a otros a tener esta información. Sharing is caring :)


One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.