Ankur Tour 2017, diario de ruta

Spot promocional del Ankur Tour

Hace unos años pude contar mi breve experiencia en el estado indio de Tamil Nadu, entre los muchos aspectos que no conté en dichas Crónicas de Nagapattinam es la parte de historia, migraciones, invasiones,…

La historia de la humanidad está llena de migraciones, choque de civilizaciones, de culturas desaparecidas o apartadas de la Historia y la geografía. Los adivasi de Gujerati forman parte de esas culturas que, dentro de las fronteras en las que viven, han sido dejados de lado.

Pero cuando no tienes un hueco en la Historia, pueden aparecer pequeñas, importantes e interesantes historias. Y la que contamos hoy aquí, nació hace más de 5 décadas en el estado indio de Gujerat. De la mano de jesuitas vascos, que siguiendo la estela de otros jesuitas antes que ellos, llegaron a unas montañas remotas del norte de la India y allí se encontraron con una serie de tribus indias (y no hablamos de las películas del Oeste… americano; sino de Adivasis) con las cuales llevan colaborando desde entonces.

Ya no son jesuitas vascos los que allí trabajan, ahora son jesuitas locales y descendientes de aquellas personas quienes siguen colaborando, trabajando para preservar el legado de dichas tribus.

Preservar no sólo es recabar y guardar la cultura, también es acercar la realidad del pueblo adivasi a otras comunidades como la nuestra, a través de la música y danzas tradicionales.

Durante marzo y abril, un grupo de adivasi visitan varias localidades de Euskadi, Navarra, Cantabria y La Rioja, para preservar, compartir y difundir, con nuestra sociedad y con centros educativos, su cultura y la de los sitios que visitan.

Empieza aquí un diario… un relato sobre su estancia en nuestras tierras, espero que lo disfruten que iré actualizando cuando sea posible.

Para hacer más amena la espera, podéis ir viendo las fotos que se irán actualizando en este álbum:


¡Llegan los indios!

Aterrizan un lluvioso día de Bilbao (tras semanas de sol radiante), quizás para que conozcan el verdadero ambiente de lo que algunos llaman Mordor y otros Euskadi. Para que el shock no sea tan fuerte, huímos a tierras más lejanas y, aunque aún menos cálidas, si más soleadas: Pamplona, donde dormirán su primera noche tras un agotador día de viaje.

Caras sonrientes a pesar del frío, el jet lag y las más de 24 horas de viaje a la espalda

El periplo navarro

Miércoles 22 de Marzo

Tras llegar el día anterior del viaje, y aún con el cuerpo y el espíritu de viaje, nos reunimos en el teatro del colegio de Jesuitas de Pamplona para refrescar los bailes, afinar textos, transiciones, etc.

Tras comer, al bus y una hora de viaje a Tudela, donde va a tener lugar el primer show de la gira.

Se nota que es el primer espectáculo y que apenas han podido ensayar y adaptarse al horario, la ausencia de una de las personas clave de los espectáculos, el programa, etc. A pesar de los retos, los asistentes disfrutan de las danzas y canciones del Ankur Tour.

En el backstage sufrimos algunos percances, una se daña el hombro, no tenemos llaves para abrir un baúl, no han tenido tiempo suficiente para hacer el cambio de ropa; en la reunión del día siguiente se harán cambios para mejorar las transiciones, la respiración y crear un ambiente para que pueden expresarse plenamente en el escenario.

Jueves 23 de Marzo

Con veinte minutos de retraso indian style, entramos en el teatro del colegio de Jesuitas Pamplona, donde nos reciben con una salva de aplausos y gritos de bienvenida 150 alumnos y 5 profesoras. Les suben al estrado y varias alumnas les dan la bienvenida y les imponen un pañuelo de San Fermines para transmitirles que desde ahora son parte de la comunidad pamplonica.

A partir de ahí, se dividen en 4 grupos para hacer los distintos talleres: Un grupo comparte los talleres de Henna y meditación u oración adivasi, otro grupo aprende danzas adivasi y un tercer grupo se encarga de los talleres de artesanía. Entre el alumnado, disfrutan especialmente de la Henna y la artesanía.

Paramos para un breve hamaiketako, donde nos convidan a un bocadillo de txistorra, ya hemos ido aprendiendo que los productos cárnicos (especialmente los poco hechos) no les resulta agradable, más tarde nos confesarán que les recuerda a los muertos.

Tras el descanso, nos dirigimos al polideportivo para unas muestras de los deportes más populares de Navarra. Varios partidos de exhibición de pelota en el frontón, tras los cuales animan a varios indios a participar… costará quitarles la pala para seguir con los siguientes deportes, en todos los cuales participan y disfrutan.

Por último, se reparten en dos salas donde tendrán una conversación, aunque quizás mejor sería un agradable interrogatorio, con el alumnado y las millones de preguntas que quieren hacerle.

A la tarde, nuevo espectáculo, esta vez en el teatro de Jesuitas de Pamplona, que con una gran asistencia de público de todas las edades, en el cual se nota que empiezan a sentirse mejor y más adaptados al día a día. Los cambios ideados en la reunión previa dan sus frutos y tanto espectadores como artistas acaban la jornada con una buena sonrisa.

Tras un primer día completo muy intenso, cena y pronto a la cama.

Viernes 24 de Marzo — Pamplona

En el colegio de Hijas de Jesus de Pamplona, les reciben dos niñas que en perfecto inglés dan la bienvenida y hacen de maestras de ceremonias, e inician una bienvenida tocando con flautas el himno más cantado de San Fermín (1 de enero), después una clase de danzas locales explicándoles qué es cada uno de los bailes (zortziko, esku danza, etc.) con los que agasajan a los invitados y les dejan atónitos con una jota navarra.

Prosigue la mañana con los talleres gestionados por el lado Gujerati, en este caso: Juegos adivasi y los recurrentes talleres de artesanía y danzas. Para pasar a la parte más interesante, tras un intercambio de preguntas culturales y personales, el gran evento del día: ¡Un mini San Fermín! Al cual asisten entre atónitos y divertidos.

Tras una rica comida, con una sobremesa que nunca parece terminar, corriendo al hostal para poder descansar media hora y mentalizarse para el espectáculo.

Dado que el suelo es piedra fría, mala para el baile, para sus pies descalzos y mala para las acrobacias, deciden salir a bailar calzados, menos vistoso pero mejor para su salud, y no hacer ciertos malabares (que requieren de pies descalzos).

Sin embargo, es tal la afluencia de público (alrededor de 200 personas bien apretadas para entrar en calor) que se van animando y poco a poco van desapareciendo zapatos, calcetines y todo vestigio de frío y acaban haciendo todo el repertorio para mayor deleite del público.

El periplo vasco

Sábado 26 de marzo - Basílica de Loiola

Tras un día de viaje y descanso, el domingo tocaba día especial tanto para los jesuitas que han organizado el viaje, como para parte del grupo y de la base social de ALBOAN.

Así que un día especial, necesitaba un “show” especialmente preparado, empezando por bailes en la propia basílica al iniciar y finalizar la misa de las 12:00.

Prosiguió con un baile alrededor de la fuente de agua más antigua (con más de 300 años) de Loiola y, a continuación, bailes en la explanada y en el pórtico de la basílica. Aprovecharon este escenario para grabar parte de los vídeos que saldrán en un videoclip cuando vuelvan a Gujerat.

Tras una comida, bien ganada, en el refrectorio de Loiola, visita a los jardines y a la casa de San Ignacio de Loiola.

Cerraron el día con un poco de turismo por la costa vasca, visitando Getaria antes de volver al Hostal y coger fuerzas para la visita al colegio de Hijas de Jesús de Donostia al día siguiente.

Martes 28 de marzo - Universidad de Deusto - Campus de Donostia

Día intercultural con la juventud vasca en el campus de Donostia de la UD, compartiendo danzas y música tradicional de aquí y de allá; contando y preguntándose por las vivencias de cada cual.

Para los estudiantes de las distintas clases que acudieron, fue sin duda alguna, una manera muy distinta de aprender, y para el grupo de dantzaris adivasi una oportunidad de conocer la realidad de la juventud vasca.

Por la tarde, taller de Henna y “dressing as an Adivasi” para quienes se acercaron al patio donde se instalaron, con música de ambiente muy gujerati.

Miércoles 29 de Marzo - Vitoria-Gasteiz

El día de hoy suponía la vuelta a las jornadas maratonianas de visitas a los colegios y espectáculo a la tarde. En este ocasión, tocaba visitar a Egibide dos días seguidos, para compartir talleres y cultura.

Mezclando bailes y bailarines, vestimentas y músicas se pasa la mañana con el alumnado demasiado rápido

Tras comer en la Escuela de Hostelería de Egibide, empieza la preparación del espectáculo en el Centro Cívico Aldabe, un bonito teatro donde 70 personas disfrutan, una vez más, de los bailes y música Adivasi.

Jueves 30 de Marzo — Vitoria-Gasteiz

Otro día marcado en el calendario con tinta especial, además de hacer talleres en Egibide, tocaba bailar en la “plaza del pueblo”, en concreto, en la plaza de la Virgen Blanca de Vitoria para sorpresa y deleite de quienes pasaban la tarde tranquilamente allí.

Hoy, además, no era día de fotos (salvo las fotos habituales de su lado turista), sino para seguir grabando vídeos rodeados de lugares emblemáticos y de la ciudadanía.

¡Un servidor ya tiene ganas de ver ese videoclip!

Lunes 3 de Abril — Bilbao

Tras un merecido fin de semana de descanso, empezaba el sprint final, la última semana, por delante cinco días intensos antes de cerrar el telón.

Empezaba la semana con la visita a Jesuitas Indautxu, con el ya tradicional baile de bienvenida (que han aprendido los adivasi y son capaces de bailar), a lo cual siguieron los talleres para compartir la riqueza cultural vasca-adivasi.

Dos regalos gustaron mucho al grupo de danzas, por un lado las recetas de distintos bizcochos y, por otro lado, un diccionario euskera — inglés — gujerati que han ido utilizando a lo largo de la semana.

Por la tarde, el turno del espectáculo en el salón de actos de Jesuitas Indautxu al cual asistieron, con aquello de que jugabamos algunos en casa, familiares, amistades y la importante base social de ALBOAN de Bilbao, alrededor de 150 personas que conocieron más de cerca la cultura adivasi.

Martes 4 de Abril — Logroño

Tocaba visitar el colegio de Jesuitas de Logroño y allá nos encaminamos muy de mañana, sin saber la de actividades que tenían preparadas el colegio.

Un alumnado entregado a los juegos, los bailes y la artesanía que aprovechó la mañana para dar a conocer los rincones y secretos de La Rioja y, como no, para dar a probar platos típicos de la zona. Aunque descubrieron que en una competición de comida picante, aún tienen mucho que aprender de los adivasi.

Antes del espectáculo, el colegio ofreció al grupo el poder echarse una buena siesta que aprovecharon (e incluso estirarón 30 minutos más) para estar bien frescos a la hora de actuar.

Un show “en familia” en la que las treinta personas que les acompañaron pudieron ver muy de cerca los volatines, las piramides y los distintos ropajes que fueron cambiando a lo largo del mismo.

Miércoles 5 de Abril — Universidad de Deusto, campus de Bilbao

Aunque el martes se llegaba tan tarde que ya era miércoles, éste era eminentemente lúdico y muy cerca de donde se hospedaban durante la semana, tocaba mañana en la UD.

Una mezcla de bailes vasco-adivasis, comida popular con todas aquellas personas que se acercaron al claustro y para concluir talleres de Henna y de vestimenta adivasi.

Una de las fotos de la jornada, y del viaje, sin duda la siguiente.

Mientras se baila danzas vascas… en la foto, al menos, 5 nacionalidades diferentes.

Jueves 6 de Abril — Santander

La última salida era a la soleada capital de Cantabria, donde el colegio más pequeño de todos los que se visitaban lo dieron absolutamente todo por las visitas indias ¡Casi no les dejaron tiempo para que les enseñaran sus bailes y juegos! Que aderezaron con un paseo por la orilla del mar.

Sin tiempo para descansar, a preparar el último espectáculo de la gira, que pintaba que iba a ser en familia, pero que a nada de empezar casi se llena, acercándose más de 60 personas a disfrutar de la última actuación.

Viernes 7 de Abril — Museo Guggenheim Bilbao

Pero antes cerrar definitivamente el telón de la gira, quedaba un último baile al aire libre en un lugar emblemático, el Museo Guggenheim Bilbao. Sin dar mucho bombo, se aprovechó el viernes de una soleada tarde para mostrar los últimos bailes al aire libre, entre el Puppy y su enorme caseta de titanio.

Por delante, tan sólo queda un último fin de semana de, por fin, turismo y preparación del largo viaje de vuelta a sus respectivos pueblos en el Gujerat.

Atrás quedan semanas de ensayos en la India, horas de hermanamiento con su nueva familia (en la que nos colamos un par de vascas) adivasi en Euskadi, Navarra, La Rioja y Santander, decenas de bailes en colegios y escenarios de todos los lugares que han visitado y un gran aprendizaje para llevarse de vuelta, pero eso (y más historias) las dejamos para un futuro cercano.

Nos despedimos del grupo y, sobre todo, de una experiencia única para todas las personas que hemos podido formar parte una mañana, un espectáculo, unos días o todas las semanas de intercambio y comunión entre dos culturas que tenemos más en común de lo que somos conscientes.

આભાર
Ābhāra
Milesker eta ikusi arte!