(Ilustración de Ponchobot)

Canciones, conciertos y momentos que convirtieron a Juan Gabriel en leyenda

¿En qué momento se adquiere el status de “leyenda”?

A menudo, cuando se hace el recuento de la vida, obra y logros de algún deportista, artista, cantante, creador o personaje público, hay un momento fácilmente identificable que marca un parteaguas en su trayectoria, y lo consagra ante la opinión pública.

En el caso de Juan Gabriel dar con un punto único de inflexión no es tan sencillo. A lo largo de 40 años de trayectoria son incontables los instantes, canciones y conciertos que lo consagraron como un ídolo de masas, y se tatuaron en el imaginario colectivo del mundo de habla hispana.

A un año de su muerte, repasaremos algunos de los puntos que hicieron inmortal al “Divo de Juárez”.

I. Su tortuoso origen

Alberto Aguilera Valadez fue el menor de diez hermanos. Nació el 7 de enero de 1950 en el seno de una familia de humildes campesinos de Parácuaro, Michoacán. Tres meses después de su nacimiento, su padre Gabriel Aguilera quemaba un pastizal para sembrar, cuando por desgracia el fuego alcanzó las parcelas aledañas. Las posibles consecuencias que podría traer este accidente lo angustiaron tanto que prefirió lanzarse al río con la intención de terminar con su vida.

Gabriel estaba en shock cuando lo encontraron. Fue internado en el hospital psiquiátrico de La Castañeda, en la Ciudad de México, bajo el diagnostico de esquizofrenia. Algunas versiones sostienen que murió en ese hospital, otras afirman que escapó.

Los problemas económicos propiciaron que la familia se mudara a Ciudad Juárez. Al ver que su precaria situación no mejoraba, la mamá de Alberto lo envió al internado de una escuela de “mejoramiento social” donde permaneció 8 años. Fue ahí donde conoció a Juan Contreras, profesor de hojalatería que demás de inculcarle el oficio, le enseñó a tocar la guitarra y encausó su talento y vocación artística.

Gracias a este impulso compuso “La muerte del palomo”, su primera canción.

A los 13 años escapó del internado, vivió un tiempo con el profesor Juan. Tras un año de vender las artesanías que ambos fabricaban, Alberto regresó a vivir con su mamá y con una de sus hermanas a las que ayudó vender comida en Ciudad Juárez. En ese lugar empezó a buscar una oportunidad en el mundo de la música y comenzó a cantar en algunos bares de esa región fronteriza.

II. Nombres artísticos y el primer hit

Durante el final de la década de los sesenta y principios de los setenta, Alberto Aguilera picó piedra tanto en el norte del país como en la capital de la Ciudad de México y adoptó el nombre artístico de Adán Luna. Finalmente el cantante asumió el nombre “Juan Gabriel”, en honor a su papá Gabriel Aguilera, y a su profesor y mentor Juan Contreras.

Mientras buscaba una oportunidad para grabar un disco, su situación llegó a ser tan difícil que debió dormir en parques y en terminales de autobuses. Incluso pasó año y medio preso en el Palacio de Lecumberri, acusado injustamente de robo, donde compuso temas como Me he quedado solo y No tengo dinero.

Precisamente este tema se convirtió en su primer sencillo, con el que alcanzó el #1 a nivel nacional en 1972:

III. Su versatilidad

La obra de Juan Gabriel abarcó tantos géneros y su capacidad creativa era tal, que encasillarlo musicalmente es imposible. Cultivó estilos tan variados como el ranchero, la balada, el pop, la canción chicana, el son de mariachi, la música norteña, el bolero, la banda sinaloense, el huapango, la big band y la rumba flamenca.

En cuanto a su capacidad vocal, poseía un tono de tenor ligero que le permitía alcanzar el Do sobreagudo.

Sus mayores fortalezas artísticas eran su capacidad interpretativa sobre el escenario, y la propia inspiración, que le permitió componer cientos de canciones que se quedaron grabadas en el corazón del público.

Juan Gabriel dando un concierto en Ciudad Juárez, el 26 de junio de 2000. (Joe Raedle/Newsmakers/Getty Images).

IV. Sus películas

Conforme su fama fue en aumento, Juan Gabriel incursionó en otras áreas del espectáculo como el cine. Algunas de sus participaciones más significativas como actor fueron:

  • Nobleza Ranchera (1975)
  • En esta primavera (1979)
  • El Noa Noa (1980)

Cinta autobiográfica con la que rompió récords de exhibición; incluso se proyectó en el Festival Internacional de Tashkent (entonces parte de la URSS).

También autobiográfica, considerada la segunda parte de El Noa Noa.

V. Su legado musical

Juan Gabriel grabó más de 50 discos con los que superó los 200 millones de copias vendidas. En total recibió más de mil discos de oro, platino y multiplatino.

Muchas de sus canciones son consideradas Patrimonio Popular de México. Estas piezas no sólo tuvieron alcance en países hispanoparlantes, pues varias fueron traducidas al portugués, turco, griego, tagalo, inglés, italiano, papiamento, alemán y francés, por mencionar algunos idiomas.

Aquí la versión en japonés de Me he quedado solo:

Es difícil decir cuáles son sus mejores temas pues eso depende mucho del gusto de cada persona. Ésta es sólo una pequeña muestra de su extensa y reconocida obra:

  • Querida
  • No vale la pena
  • He venido a pedirte perdón
  • La diferencia/No discutamos
  • Pero qué necesidad

Aunque lo cierto, es que su canción cumbre fue Amor eterno, escrita tras la muerte de su mamá. Con una letra triste y conmovedora -pero no por eso menos poderosa- Juan Gabriel creó un himno al amor que trasciende a los estragos del tiempo.

Con esta bella canción Juan Gabriel nos enseñó que la ausencia es capaz de fortalecer aún más los lazos de cariño.

VI. Los premios

Sin temor a equivocarnos podemos afirmar que Juan Gabriel es uno de los artistas más premiados en la historia de la música en español.

Entre los reconocimientos que recibió están 17 premios Billboard; 2 Premio ASCAP como Compositor del Año; el MTV Music Award a Mejor disco en 1999; Laurel de Oro y Excelencia Universal que le dio el Rey de España en el 2006; Antorcha y Gaviota de Plata y Oro en las ediciones 2002 y 2004 del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

También se le otorgaron las llaves de la ciudad de Asunción, Buenos Aires, Madrid y El Vaticano, además de obtener su Estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en el 2002.

(Photo Vince Bucci/Getty Images).

VII. Composiciones para otros

De acuerdo a la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación (LARAS), Juan Gabriel escribió más de 1800 canciones, varias de ellas fueron concebidas para otros interpretes.

El éxito de estos temas corroboró el talento de Juan Gabriel como letrista:

  • De mí enamórate — Daniela Romo
  • Mentira — Luis Miguel
  • Tarde — Rocío Dúrcal
  • Lo pasado, pasado — José José
  • Luna — Ana Gabriel
  • Gracias a Dios — Thalía

VIII. Sus conciertos legendarios

Llenos absolutos, conciertos de más de 3 horas y una entrega total hacia sus seguidores con quienes conectaba de una forma única. Juan Gabriel era todo un showman, capaz de echarse al público en la bolsa desde la primer canción.

En 1993 Juan Gabriel fue capaz de llenar el Rose Bowl de Pasadena con 75 mil asistentes. También conquistó otros escenarios míticos como el Hollywood Bowl, el Orange Bowl, el Florida Park de Madrid, la Plaza México, el Estadio Azteca.

En el año 2000 rompió récord de asistencia en el Zócalo Capitalino (350 mil personas); cuatro años después volvió a la Plaza de la Constitución con una presentación que superó las 5 horas de duración.

No obstante, ninguna de esas presentaciones fueron tan trascendentes para su carrera como los conciertos que dio en el Palacio de Bellas Artes. Los primeros tuvieron lugar los días 9, 10, 11 y 12 de mayo de 1990, y estuvo acompañado por la Orquesta Sinfónica Nacional de México.

Víctor Flores Olea, entonces titular de CONACULTA, recibió fuertes críticas por permitir que un cantante popular tuviera acceso al “recinto cultural más importante de México”.

Al final estos conciertos consagraron a Juan Gabriel, quien para celebrar sus 25 años de trayectoria pisó el mismo escenario en 1997 …

… Y lo hizo de nueva cuenta en el 2013, cuando celebro 40 años como interprete.

IX. Duetos y covers

Como el monstruo de la música que fue, Juan Gabriel grabó una gran cantidad de duetos y colaboraciones con artistas de todo tipo de géneros. No fueron pocos los que trascendieron y se volvieron verdaderos clásicos:

  • Déjame vivir, con Rocío Dúrcal
  • Así fue, con Isabel Pantoja

También realizó covers, el más reciente fue Have You Ever Seen The Rain? (Gracias al Sol), de Creedence.

X. El funeral

El 28 de agosto de 2015, el continente entero se cimbró ante una noticia que nadie quería dar por cierta: El cantante mexicano Juan Gabriel había fallecido a causa de un infarto en una de sus propiedades de Santa Mónica, en California.

Una noche antes había ofrecido un concierto en Los Ángeles y se encontraba en medio de una extensa gira por varios países, por lo que su muerte fue totalmente inesperada. Figuras de diversos ámbitos y nacionalidades manifestaron su profundo pesar por la pérdida.

Las muestra de cariño no se hicieron esperar en muchas ciudades del continente, siendo las más representativas las que tuvieron lugar en Ciudad Juárez, Chihuahua, y en la Plaza Garibaldi de la Ciudad de México, donde de forma espontánea cientos de personas se reunieron para cantar durante toda la noche. Sólo con ídolos de la talla de Pedro Infante y Cantinflas se había vivido algo similar.

Días después las cenizas de Juan Gabriel llegaron a la Ciudad de México donde el pueblo se desbordó para despedirlo. Por un par de días las puertas del Palacio de Bellas Artes estuvieron abiertas, recibiendo a una multitud de personas que hicieron fila por horas sólo para estar unos segundo con el divo.

(Miguel Tovar/Getty Images).
(Miguel Tovar/Getty Images).

Uno de los momentos más sobrecogedores fue cuando Aída Cuevas cantó Te lo pido por favor, canción que describió el pesar de todo el país.

Este nivel de devoción y cariño hacia un ídolo que parte, sólo es comparable con el vivido en los funerales de Pedro Infante y de Mario Moreno Cantinflas.

* * * * *

Juan Gabriel y su inmenso legado están grabados con letras de oro en la historia de la cultura mexicana.

Allá, donde haya alguien queriendo expresar con una canción alguno de los muchos sentimientos humanos, seguro podrá hacerlo con algún tema del inolvidable Juan Gabriel.

Dicen que las leyendas son eternas…

Texto por @gabrielrevelo

Ilustración principal: @ponchobot


Publicado originalmente en noticieros.televisa.com.