Hollywood estrena película basada en el testimonio de Víctor Torres

Hollywood se inspira en la vida de un puertorriqueño para la creación de la película cristiana “Víctor”. El drama filmado en Fox Studios en Hollywood, está inspirado en la historia verídica del bayamonés Víctor Torres. Esta película inicia el ciclo de películas del nuevo cine cristiano que estará presentando CanZion Films. La misma está pautada para estrenarse en las salas de cine de Puerto Rico el jueves, 15 de septiembre, en Caribbean Cinemas.

Desde las calles de “La Cruz y el Puñal”, la cinta nos muestra el poder de la oración y nos da una imagen de lo que es verdaderamente rendirse a Cristo. La historia está cimentada en un mensaje de esperanza, un mensaje vital para los momentos que está viviendo Puerto Rico.

“Víctor”, se ubica a principios de la década de los 60’s y narra las experiencias de Víctor Torres como adolescente al emigrar con su familia de Puerto Rico a Brooklyn, Nueva York. El sueño Americano se desvanece rápidamente a medida que se enfrentan a una vida de carencias en su país de adopción. Como nuevo recluta en una pandilla de la calle, Víctor emprende un nuevo negocio lucrativo traficando drogas, en un intento de ayudar a su familia que está en dificultades económicas. Víctor es esclavizado por la droga, y sus padres, Manuel y Lila desesperados ante la impotencia deben encontrar una manera de ayudar a su hijo que se hunde en la desesperanza y la adicción.

SHORT URL: http://pcnpr.org/oXZ6v

Hollywood se inspira en la vida de un puertorriqueño para la creación de la película cristiana “Víctor”. El drama filmado en Fox Studios en Hollywood, está inspirado en la historia verídica del bayamonés Víctor Torres. Esta película inicia el ciclo de películas del nuevo cine cristiano que estará presentando CanZion Films. La misma está pautada para estrenarse en las salas de cine de Puerto Rico el jueves, 15 de septiembre, en Caribbean Cinemas.
Desde las calles de “La Cruz y el Puñal”, la cinta nos muestra el poder de la oración y nos da una imagen de lo que es verdaderamente rendirse a Cristo. La historia está cimentada en un mensaje de esperanza, un mensaje vital para los momentos que está viviendo Puerto Rico.

“Víctor”, se ubica a principios de la década de los 60’s y narra las experiencias de Víctor Torres como adolescente al emigrar con su familia de Puerto Rico a Brooklyn, Nueva York. El sueño Americano se desvanece rápidamente a medida que se enfrentan a una vida de carencias en su país de adopción. Como nuevo recluta en una pandilla de la calle, Víctor emprende un nuevo negocio lucrativo traficando drogas, en un intento de ayudar a su familia que está en dificultades económicas. Víctor es esclavizado por la droga, y sus padres, Manuel y Lila desesperados ante la impotencia deben encontrar una manera de ayudar a su hijo que se hunde en la desesperanza y la adicción.

Después de haber colaborado en el galardonado cortometraje documental “Life on a Box”, el director y co-escritor Brandon Dickerson y el productor ejecutivo Greg Wilkerson, hijo del reconocido pastor David Wilkerson, quien rescató a Nicky Cruz del bajo mundo a través de su centro de rehabilitación“Teen Challenge”, se unieron de nuevo para traer esta inspiradora historia real a la pantalla grande.

Este filme protagonizado por Patrick Davis, Lisa Vidal, José Zúñiga, Josh Pence, Haley Ramm, fue oficialmente seleccionado en varios festivales como: Heartland Film Festival (2015), Coronado Film Festival (2016), Richard Int’l Film Festival (2016) donde obtuvo el premio “Winner Best Cinematography” y recientemente ganó dos premios en el Rincon Internacional Film Festival (2016),el premio RIFF Best Feature Film y RIFF Audience Choice Award.

Hoy día Víctor y su esposa Carmen Torres, cuentan con un centro de rehabilitación llamado “New Life For Youth’s” en Richmond, Virginia, donde brindan ayuda a drogadictos y pandilleros. Además son pastores de la iglesia “New Life Outreach International Church”, en Richmond, Virginia.Víctor es autor de dos libros “Why You Need the Holy Spirit” y “Son of Evil Street”.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.