Librerías en sobrevivencia

No es un secreto que el sector editorial también se ha visto afectado por la situación del país y la escasez del papel, materia prima indispensable para el mismo. Esta ha sido una situación que ha perjudicado a los periódicos, las imprentas y las librerías ya que, debido a la dificultad para conseguir el papel para imprimir, aumentó el costo de producción influyendo en el precio final de las ventas, llevando a las revistas, diarios y libros a subir sus costos.

Una de las consecuencias que trajo tan terrible crisis fue el cierre de librerías, las cuales se vieron obligadas a causa de las escasas ventas que han llevado los elevados costos de los libros, la poca novedad que hay y el retraso de las distribuidoras del país. Andrés Boersner, encargado de la Librería Noctua, ubicada en el edificio Centro Plaza en Los Palos Grandes, Caracas, expresó “Las distribuidoras que traen novedades de afuera, poco a poco, han ido cerrando. Quedan solo las nacionales, que despachan con mucho retraso. Hoy trabajo con 20 distribuidoras, mientras que hace cinco años llegaba al centenar. Era un mercado grande, atractivo, era el único rubro en el que había un crecimiento en Venezuela”.

Estamos en un país donde el sueldo mínimo es de Bs. 6.746,98 y los libros se encuentran desde Bs 800,00 hasta Bs 5.000,00, aproximadamente, imposibilitando cada vez más la adquisición de un libro.

Sin embargo, como método de sobrevivencia, algunas librerías independientes han llegado a reinventarse para afrontar la crisis ofreciendo actividades culturales abiertas al público interesado en la lectura, y de esta manera promocionar los libros, como es el caso de la librería Kalathos ubicada en la urbanización Los Chorros, Caracas. Esta librería ofrece a los usuarios actividades en donde el lector puede acercarse e interactuar con el autor del libro por medio de conversatorios, tomarse un café mientras practica la lectura, participar en talleres o bautizos de libros como lo fue “La Barata” del poeta Santos López o el poemario “Encuentros con el silencio” de Carlos Génova, llevado a cabo el pasado sábado 20 de Junio del 2015.

El poeta y ensayista alemán, Heinrich Heine, dijo “Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres” recordando la importancia de esta herramienta para el desarrollo intelectual del individuo y, a su vez, el desarrollo de una sociedad, por lo que es indispensable que las librerías que han logrado sobrevivir mantengan las actividades interactivas para evitar la extinción del tradicional libro en físico, alimentando el hábito de la lectura y las ganas de adquirirlos.

Si quieres saber más acerca de la escasez de papel sigue nuestra página en Facebook Páginas Libres:

https://www.facebook.com/pages/P%C3%A1ginas-Libres/1464582797187664?fref=ts

Like what you read? Give Winnifer Baïz a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.