Siempre hay alguien que lo hace mejor que tú: Una reflexión sobre ser diseñador.

Creo que no descubro nada diciendo esto, y ya toques un instrumento, pegues patadas a un balón, te batas el cobre en el LoL o decidas abrir tu canal de Youtube, siempre va ha haber alguien que toque mejor, corra más, te gane en cada partida o tenga más followers. Así que si eres un común mortal como la mayoría, más te vale ir asumiéndolo. Siempre habrá alguien que lo haga mejor que tú.

Si te dedicas al diseño (o prácticamente a cualquier ámbito creativo) sabes bien de lo que hablo. 
En una profesión en la que cualquier persona, con o sin conocimientos, puede juzgar tu trabajo, y con lo fácil que es a día de hoy comparar lo que hacemos con lo que vemos cada mañana en Muzli o Panda, gestionar algunas emociones puede llegar a ser complicado para algunas personas entre las que me incluyo.

Por desgracia, y lo digo porque creo que es algo bastante negativo, como colectivo no paramos de fomentar la búsqueda del reconocimiento a toda costa y hemos creado una red de webs y herramientas que explotan esa necesidad. ¿Tienes perfil en Dribbble?, ¿Algún proyecto destacado en Behance?, ¿o eres de los elegidos que tiene un site of the day de Awwwards? Parece que nunca es suficiente.

Otras veces, aunque esto pasa más en algunos ámbitos que en otros, se respeta poco el trabajo de los vecinos. Un buen ejemplo lo encontramos en la ahora inactiva Brandemia. No hay más que pasarse por los comentarios de cualquier artículo para ver como la gente se tira a la yugular, juzgando el trabajo de otros sin un atisbo de rubor, y en muchos casos, con total desprecio. Menos mal que somos compañeros… y que no me dedico al branding.

Así que, por si no fuera suficiente con hacer todos los días tu trabajo lo mejor posible, con pelearte con los clientes, con hacer jornadas maratonianas para sacar adelante ese proyecto, con no dejar de aprender y estar actualizado constantemente… En definitiva, con ser un profesional competente, honesto y responsable, resulta que al final del día te puedes ir a casa pensando:

No es suficiente. No es lo suficientemente bueno. No soy lo suficientemente bueno.

Mucho se ha hablado ya sobre esto y de otras cosas como el síndrome del impostor. Me encanta como lo ilustra Pablo Stanley en esta tira de su altamente recomendable serie The Design Team, con la que no puedo sentirme más identificado. Petunia, ¡sé fuerte!

En su momento fue un alivio ver como esto que sentía era algo que compartimos muchas personas (Menos mal, no era un bicho raro :) 
Desde luego, los comentarios del Insecure Designer hablan por sí solos. 
Es interesante también darse un paseo por Internet para ver como mucha gente da salida a sus sentimientos y gestiona los laberintos en los que a veces nos metemos y de los que puede resultar tan difícil salir.

Así que hoy, pensando en todo esto y casi a modo de terapia, he decidido compartir aquí el trabajo de algunos creadores que realmente me gustan desde un punto de vista positivo. Personas que son una inspiración para ir siempre un paso más allá sin olvidar, y esto es lo más importante, que aunque siempre haya alguien que lo haga mejor que tú, eso no significa que tu trabajo no valga la pena.

Keep on rocking!

Radio

Radio

Nina Geometrieva

Nina Geometrieva

Ben Schade

Ben Schade

Dave Chenell

Dave Chenell

Maciej Kuciara

Maciej Kuciara

Bradley G Munkowitz

Bradley G Munkowitz

Maya Pixelskaya

Maya Pixelskaya

Peter Crnokrat

Peter Crnokrat

Eddie Mendoza

Eddie Mendoza

Marina Matijaca

Marina Matijaca

Paco Lara

Paco Lara ;)