Otra vez

Palarba: Tentación

Los dos fuimos víctimas de la noche, del silencio y la debilidad. Los dos sabíamos que aunque en ese momento lo supiéramos inevitable, llegaría el arrepentimiento.

Yo quería creer que quizá esta vez no terminaría así, quizá no llegaría a sentirme como un laboratorio. Él quería creer que la oscuridad borraría lo que pasaba, que el amanecer limpiaría los recuerdos y que al día siguiente quizá podría mantenerse en personaje.

Los dos sabíamos que eran esperanzas vacías pero igual nos dolió, diferente, en silencio, lejos, en secreto.

Los dos habíamos caído, rendidos, cansados, culpables. Otra vez.

Like what you read? Give Marco Adrián Vega Botto a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.