(AP Photo/Nick Wagner)

¿Quiénes celebran el día internacional de la lengua española?

Un idioma de comunión y no de dominación

La Organización de Naciones Unidas (ONU) designó el 12 de octubre como día internacional de la lengua española “para apoyar a los programas y el desarrollo del multilingüismo y el multiculturalismo”. Es decir, para promover la igualdad de uso entre las seis lenguas oficiales de la ONU: árabe, chino, español, francés, inglés y ruso. De acuerdo con el boletín de celebración, le corresponde a cada lengua (esto es, a cada conjunto de naciones que asuma el idioma como suyo) elaborar programas y actividades culturales para el festejo.

Desde una perspectiva internacional, celebrar el español como efeméride implica reconocer su importancia en la vida común de muchas personas. El Instituto Cervantes calculó que, en el 2015, había 559 millones de personas de hispanohablantes en el mundo. El país con mayor número de personas que hablan español es, desde luego, México. El segundo, Estados Unidos. Sin embargo en ninguno de los dos lugares se considera una lengua oficial. El abogado mexicano Diego Valadés explica que:

Lengua oficial es la que adoptan de manera oficial los órganos del Estado para sus actuaciones, y se dispone que sea utilizada en las relaciones jurídicas de los gobernados entre sí y de los gobernados con los órganos del poder; lengua nacional es la que forma parte del patrimonio cultural nacional. En tanto que patrimonio cultural, el Estado debe llevar a cabo acciones de promoción, preservación y desarrollo de una lengua considerada nacional.
(AP Photo/Marco Ugarte)

La Constitución de los Estados Unidos Mexicanos no establece cuáles son las lenguas oficiales y nacionales, aunque en normas secundarias hay información sobre la materia: por ejemplo, cuando se trata de juicios, se admite el uso de lenguas distintas al español siempre y cuando se cuente con un traductor de ayuda. Según Valadés, la existencia de leyes que contemplen la pluralidad lingüística en el país es un medio para evitar procesos de exclusión o discriminación y, aún más, violaciones graves a derechos humanos:

Para la protección de los derechos fundamentales y de los derechos de las minorías también hay regulación acerca del uso prioritario del español y del derecho a contar con el apoyo de intérpretes. Así se dispone en la Constitución (artículo 2o., A, VIII), en la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (artículo 29) y en la Ley General de Personas con Discapacidad (artículo 10).

De acuerdo con el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, en México hay 68 agrupaciones (“conjunto de variantes lingüísticas comprendidas bajo el nombre dado históricamente a un pueblo indígena”) de lenguas indígenas “que cuentan con hablantes vivos que adquirieron alguna de ellas como lengua materna y que la hablan con fluidez”. Todos los idiomas que se incluyen en esos grupos se consideran lenguas nacionales, debido a que son parte fundamental de la identidad cultural de muchos mexicanos, como queda asentado en la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas de 2003. A pesar de que falta un largo camino legal y gubernamental para cumplir con el compromiso constitucional de apoyo al carácter multicultural de nuestro país, hay esfuerzos recientes por lograrlo. Por ejemplo, hace apenas unos meses, el 27 de mayo de 2016, se reformó por decreto presidencial el artículo 230 de la Ley de Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para contemplar el uso de lenguas indígenas en estaciones de radio y televisión a nivel nacional:

Artículo 230. En sus transmisiones, las estaciones radiodifusoras de los concesionarios podrán hacer uso de cualquiera de las leguas nacionales de conformidad con las disposiciones legales aplicables. Las concesiones de uso social indígena podrán hacer uso de la lengua del pueblo originario que corresponda.
(AP Photo/Eduardo Verdugo)

Así como es importante que el Estado tome parte activa en la difusión y conservación de las lenguas nacionales de México, también es relevante la celebración del español como lengua oficial de la ONU. De esa forma, se asegura el reconocimiento de los grupos sociales que hablan español a pesar de vivir en países donde la lengua no ha sido reconocida de manera oficial, como es el caso de los Estados Unidos de América. Gabriela Esquivada, periodista de Infobae, asegura que:

Según las proyecciones demográficas, en 2050 la población latina de los Estados Unidos habrá llegado a los 132,8 millones de personas, con lo cual será el primer país hispanohablante. Hoy lo es México, con 121 millones.
(Photo by John Moore/Getty Images)

El actual director del Instituto Cervantes de Nueva York, Ignacio Olmos, admite que la percepción pública del español en EE.UU. se ha transformado (sobre todo en las grandes ciudades) a lo largo del tiempo, debido a factores diversos entre los que destacan:

la reafirmación de un orgullo hispano o latino a través de la lengua […] muchos hispanos vieron también que el español era un punto positivo en lo laboral y se traducía en mayores ingresos […] un cambio de actitud de los angloamericanos, que han pasado de verlo como una lengua de inmigrantes en general pobres a verlo como una lengua internacional.

Estos cambios han propiciado que el crecimiento de una cultura bilingüe, en atención a los miles de migrantes hispanohablantes que viven en Estados Unidos y usan su lengua materna en la vida diaria. Aunque los lugares con mayor porcentaje de hablantes de español se concentran en la franja fronteriza con México (Texas, Nuevo México, Arizona y California), también hay una gran parte que habita Nevada, Florida, Nueva Jersey y Nueva York.

Desafortunadamente, con el ascenso de un discurso xenófobo y dicriminatorio (promovido por personas como Donald Trump) en tiempos recientes se ha revivido un movimiento desarrollado en los años ochenta que se llamó “English Only” (‘Sólo Inglés’) que solicitaba la consideración del inglés como lengua oficial de los EE. UU. para contrarrestar la popularidad de otros idiomas en el territorio estadounidense.

(Photo by David McNew/Getty Images)

El día elegido para conmemorar la lengua española, por otro lado, no está exento de polémica. El 12 de octubre es considerado “día de la hispanidad” en memoria del “descubrimiento” de América, ocurrido en 1492. Si bien ese día comenzó la relación entre nuestro continente y Europa, en un principio lo que nos unió no fue precisamente la fraternidad entre naciones sino el colonialismo y la explotación económica. Desde luego, más de 500 años han pasado y las cosas parecen haber cambiado mucho; de manera que resignificar el español como lengua de comunión y no de dominación es parte de un programa pacifista de colaboración internacional.

La historia del español, no obstante, no comienza con la conquista de América: se remonta muchos años atrás. El filólogo mexicano Antonio Alatorre calculaba que la línea de continuidad de nuestra lengua tenía origen en algún momento anterior a 7 mil años. Desde luego, es casi imposible asignar una fecha exacta para el nacimiento de una lengua, debido a que se trata de una entidad cultural en constante cambio por el paso del tiempo y por el contacto con otras lenguas. Por eso mismo, celebrar el español es sentir gozo por la existencia de la diversidad en la unidad. Los millones de personas que hablamos en este idioma tenemos quizá pocas cosas en común desde un punto de vista individual; sin embargo, en tanto que somos comunidad, contamos con la capacidad de entendernos por medio del diálogo en una lengua compartida.

Por Nayeli García.

(AP Photo/Gregory Bull)
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.