En oración y fe se preparan los servidores para la llegada de Francisco

Los servidores no descuidan el aspecto espiritual de la llegada del Papa, uniéndose en oración y fe para derramar el amor de Dios a través de su servicio.


Un total de 81.000 servidores trabajará de manera voluntaria durante la visita del Papa. De ellos, cerca de 1.200 se dedicará exclusivamente a la acogida de peregrinos, brindándoles toda la información necesaria sobre puestos sanitarios, de salud y la celebración de las misas.

Además de la capacitación técnica y operativa, han recibido preparación espiritual que los mantendrá fortalecidos y con la fe en alto para servir correctamente. Parte de esta preparación consistió en una misa inicial donde fueron bendecidos y enviados a realizar la misma tarea que Jesús entregó a sus discípulos: la de anunciar las buenas noticias de su llegada y servir en amor a los demás.

En las palabras de Bettina Vera, coordinadora general de capacitación de servidores, “todo el servicio es imposible de entender desde un punto de vista humano”, es por ello que cada servidor debe fortalecerse en la fe, ya que ella da sentido a todo el mover durante la visita del Papa.

El Padre Francisco Silva, coordinador pastoral de la visita papal, instó a todos los servidores a orar todos los días para mantenerse fuertes y preparados para difundir el amor de Dios, un regalo que debe ser derramado, compartido, celebrado, anunciado y bien comunicado.

De esta manera, se preparan los corazones de servidores y peregrinos para lo que será la gran fiesta de la paz, de la mano del Papa.