Interview with Karim Rashid

Entrevista al diseñador y arquitecto más famoso en Latinoamérica en su estudio en New York, para la revista Habitat México

Por María Fernanda Lavalle


Karim Rashid desde el Upper West Side, Manhattan

A pesar de que tal vez no lo reconozcas, seguramente tienes al menos un cubierto, una joya o un mueble en tu casa diseñado por el originario de El Cairo, catalogado como el más famoso diseñador industrial de América, ganador de múltiples premios, entre ellos Red Dot, quién cree firmemente que todos merecemos acceso a un buen diseño sin importar el presupuesto, como él lo llama: ‘designocrasy’ traducido como democratización del diseño.

El trabajo de Karim lo podemos encontrar en más de 20 colecciones permanentes en el MoMA, el Centro Pompidou y SFMOMA. Con clientes como Giorgio Armani, Kenzo y Alessi nos cuenta cómo define su estilo actual de diseño y arquitectura, “utilizo formas orgánicas combinadas con geometría plutónica para intervenir la atmósfera y crear impacto con mi propio estilo, tratando de lograr un sentido de vitalidad y belleza. Autonombré a mi trabajo sensual minimamism, porque no está adornado, es humano con una conexión sensual hacia nosotros”.

I want to change the world

Su reconocida frase “quiero cambiar al mundo” causa intriga y nos comenta lo que hace para impulsar esas palabras y volverlas una realidad: “Mi primer libro se llama I want to change the world y decepcionó a muchos críticos de diseño, sin embargo, si un músico nombra así a un disco nadie dice nada. ¡Así que usé el mismo nombre para mi primer álbum que apenas salió el año pasado en iTunes! Soy apasionado, impulsivo, consumido por la necesidad de producir y difundir la belleza y seguir creando. Así es como yo cambio al mundo. Mi mensaje es: Se tú y disfruta la vida. Todos necesitamos felicidad intelectual. Un mundo de productos hermosamente diseñados de pies a cabeza, de la mejor calidad o de bajo costo que puedan traernos esa alegría”.

¿Alguna obsesión con el rosa?

El rosa me hace sentir vivo, es un color fenomenológico que eleva el espíritu y las emociones. Hay muchas variedades y formas del mismo para cada humor y persona. Lo amo al igual que las tonalidades techno que tienen vibraciones y energía para nuestro mundo digital. Hay millones de colores, por lo que es ridículo tener uno favorito, al igual que una canción favorita o un solo libro. La belleza más allá de la vida está en la diversidad y en poder elegir. El color es una de los fenómenos más hermosos de nuestra existencia, es vida y es una forma de lidiar con las emociones, el psique y nuestro ser espiritual. Algunos colores son fuertes, algunos son suaves, lo que es importante es el matiz, tinte o saturación específica de cada uno y como trabajan juntos. Es un fenómeno espiritual y eufórico.

¿Has trabajado con clientes especiales que te piden cosas que no te gustan, y las has hecho?

Absolutamente, vivimos en un mundo complejo que nunca tendrá una visión única. He aprendido que muchos diseñadores hacen grandes negocios, pero solo como concepto, pues la clave está en poner el trabajo en el mercado para asegurar la colaboración. Si trabajas de cerca con un cliente y entiendes sus necesidades serás mucho más productivo. He tenido muchos errores y he aprendido que diseñar es cooperar entre una marca y mi marca, y una de las dos debe escuchar y trabajar con esa cultura o nada se construirá. En los últimos 20 años entendí que como diseñadores vemos potencial en todo, somos demasiado optimistas, lo más importante es una buena relación. Ahora sé, al minuto de conocer a alguien, si vamos a hacer un buen trabajo, ya que diseñar es colaborar.

Sus diseños son trabajos con formas orgánicas, que conceptualmente tienen conexión con las formas de la naturaleza: “Con nuevas tecnologías y herramientas de software creo atractivas formas orgánicas que solo han existido en la naturaleza. Muchos de mis objetos son referencias zoomorfas de nuestra vida cinética que flota a través del espacio. Es importante no adornar o extra embellecer los productos para mantener una cierta verdad en un producto o espacio, pero también creo que los objetos y espacios necesitan tocar nuestro lado sensual y emociones, y elevarnos para crear experiencias y a su vez humanizarse. Me enfoco en crear objetos tan bellos, sensuales, orgánicos y divertidos como sea posible”, agrega.

Nos encanta la tienda que diseñaste para Ágatha Ruiz de la Prada en Greenwich Village, ¿Como es trabajar con una artista como ella, quién tiene el mismo amor por las formas y colores que tú tienes?

Amo trabajar con ella. Su energía y estética son muy similares a la mía, sería un matrimonio perfecto. Agatha es tan positiva y llena de vida que siempre acabamos planeando nuevos proyectos. ¡Recuerda que diseñar no es un acto egoísta es colaborativo!

Define en tres palabras tu vida en Nueva York: Resplandeciente, Holística y Productiva

¿Qué es lo que más disfrutas diseñar; muebles, arte, interiorismo o ser arquitecto? Trabajo de micro a macro, de joyería o cubiertos hasta laptops, muebles, interiorismo o edificios, así que nunca dos días o dos proyectos son iguales. Encuentro la inspiración en ser acumulativo, siempre con una tormenta de ideas e influencias que llegan al juego. No tengo una preferencia. Es hermoso crear cosas con las que la gente se relaciona a diario. Es reto hacer objetos accesibles para todos, que toquen la vida de la gente y les dé una sensación elevada de experiencia y placer original.

Sabemos que eres DJ también, compártenos cinco canciones que son un must en una playlist de fiesta:

Es una pregunta difícil pues yo solo toco en fiestas actuales y poco comerciales de música electrónica o dance. Es distinto a decirte canciones para una lista común. Así que mis canciones de 2014 son:

ECCE — Control (Pharao Black Magic Mix)

FM Attack — Disco Attack

Shit Robot — Space race

Tensnake Feat. Nile Rodgers & Fiora — Love Sublime

Spaceranger — Shave Me, I’m Famous (Ajello’s Vocal Edit)

Y las clásicas serían:

Sheila B Devotion — Spacer

Soft cell — …So

Cerrone — Supernature

Girogio Moroder — Evolution

Saprks — Number 1 Song in Heaven

¿Dónde vives ahora?

Acabo de mover mi oficina y casa a Hell’s Kitchen en la 53, misma calle del MOMA, cerca de Columbus Circle, MAD Museum, Theater District, Central Park y Times Square. Llevo aquí un año y nunca creí que me encantaría el centro de Manhattan, pero tengo que decir que con todos los rascacielos, el edificio Seagram, las torres de Mies Van Der Rohe y mi favorito el Hearst Tower, simplemente me encanta. La nueva oficina tiene 8 metros de alto y una increíble luz natural en todas las direcciones. El espacio fue diseñado para tener sensación de serenidad para una óptima creatividad. Elegí el espacio porque tiene cerca de 500 m2, enormes ventanales llenan la oficina de luz. Tenemos incluso pisos de vidrio para tener más luz.

http://mundoejecutivo.com.mx/habitat

Edición #62
Show your support

Clapping shows how much you appreciated from35thstreet’s story.