Aplicación del modo de Open Innovation en entornos complejos y dinámicos

El rol de las incubadoras

Primera parte


Elementos potenciadores de Open Innovation

Este ensayo está dividido en dos partes. En la primera nos adentramos en el concepto de Open Innovation, su marco teórico, el rol para llevarla a cabo que juegan los distintos departamentos dentro de una organización y su impacto en el desarrollo de modelos de negocio. La segunda parte, que será publicada la semana que viene, ahonda en los desafíos de este concepto y explica porqué una incubadora es el entorno ideal para aplicarlo.

Tip: Para un entendimiento más profundo del concepto les dejo una lista de fuentes usadas para este ensayo.

Open Innovation

Como describe Henry Chesbrough, el concepto de Open Innovation surge como una aproximación más abierta, participativa y descentralizada hacia la innovación. Se basa en el hecho de que el conocimiento hoy en día está totalmente distribuido y ninguna compañía podría innovar a la velocidad que la industria hoy lo requiere. En el gráfico a continuación vemos cómo el modelo tradicional de Closed Innovation conlleva a un equilibrio inestable e ineficiente.


Fuente: Salesforce

Al actuar como un agente cerrado, cada empresa tiende a desarrollar un exceso de plataformas, aproximaciones a temas de forma no unificada que genera conflictos de intereses y principalmente una falta de articulación entre la tecnología y las necesidades del mercado. De hecho, según un estudio del Doblin Group, como se puede ver en el gráfico de Salesforce, el 96% de todas las innovaciones fracasan.

Un modelo abierto y participativo

Resulta relativamente sencillo predecir las potenciales capacidades y usos de una nueva tecnología pero es mucho más difícil entender su impacto social. Por este motivo se torna clave complementar la mirada de la aplicación de la tecnología a un producto exitoso con un plan de negocios apropiado, puesto que es éste último el factor crítico de éxito de la innovación. En lugar de ver qué tecnología se genera para luego determinar dónde aplica, el nuevo paradigma implica que las compañías deben salir a buscar la tecnología necesaria para responder al modelo de negocios definido. Asimismo, existen hoy distintos elementos que potencian un modelo mucho más abierto y participativo.


Podemos llevar los clientes a los laboratorios como co-producers, en otras palabras, podemos llevar al consumidor hasta la etapa de diseño.

Por un lado, las tecnologías actuales y las herramientas con las que contamos, como por ejemplo las redes sociales, nos permiten acercar la frontera entre las empresas y los clientes. Podemos llevar los clientes a los laboratorios como co-producers, en otras palabras, podemos llevar al consumidor hasta la etapa de diseño. Otro aspecto relevante lo encontramos en aprovechar la mezcla de disciplinas como fuentes de innovación. La estrategia de las compañías cambia más rápidamente que la evolución del R&D (investigación y desarrollo, por su sigla en inglés) en un típico modelo de Closed Innovation tradicional.

Innovar en la construcción del modelo de negocios

Finalmente, contamos con herramientas para la innovación en la construcción del modelo de negocios. Particularmente el uso de real options que, en contraposición con el Valor Actual Neto, permiten apostar en cada pequeño desarrollo sin tener que liberar el total de los fondos. Es por este motivo que, según Chesbrough, existe una forma de capturar los beneficios de los Venture Capitals pero dentro de la organización. Resulta crítico en este sentido adoptar el criterio de MVP (producto mínimo viable, por su sigla en inglés) como elemento potenciador de este esquema. Los Venture Capitals y el crowdsourcing por el lado de la financiación y las incubadoras de negocio por el lado de la metodología, estructuración y aplicación al modelo de negocios funcionan como comunidad aglutinadora y apalancadora de sinergias para la innovación. En el último apartado se analizará con mayor detalle este concepto.


Fuente: startupstockphotos.com

Breve introducción al marco teórico de Open Innovation

Muchas empresas consideran el conocimiento como una ventaja competitiva y factor de diferenciación. Por ese motivo tiende a ser celosamente resguardado. Sin embargo, las regulaciones del gobierno, los tiempos e ineficiencias generados por el no aprovechamiento de las sinergias entre sectores y empresas, las nuevas tecnologías que aumentan el flujo de información y la agilidad de las nuevas start ups ponen en jaque a este modelo.


El elemento central del modelo de Open Innovation, según Chesbrough, se focaliza en la necesidad de dejar que las ideas salgan de la organización para encontrar mejores lugares de monetización

El elemento central del modelo de Open Innovation, según Chesbrough, se focaliza en la necesidad de dejar que las ideas salgan de la organización para encontrar mejores lugares de monetización para que luego fluyan nuevamente hacia la organización como nuevas ofertas de productos. De esta manera lo que se logra es transformar los modelos de negocios. Como vimos anteriormente el modelo de negocios está por delante de la tecnología puesto que, para que una innovación tenga éxito, tiene que generar un valor agregado diferencial para el consumidor. Más aún y, entendiendo dentro del modelo de negocios a la monetización de la innovación como el elemento central a impulsar, llevar a la innovación tecnológica afuera, genera un ambiente de competencia del departamento de marketing y ventas interno al fomentar el licenciamiento de la tecnología para que sea utilizado por otras empresas.

Open Innovation y el departamento de R&D

Es importante destacar que el modelo de Open Innovation no se apoya simplemente en la tecnología externa para innovar. Queda un accionar crítico del departamento de R&D para definir la arquitectura y unir los distintos componentes del sistema. El concepto de Open Innovation está explicado e incluido en el concepto de co-creación y vice versa. Para poder generar Open Innovation es necesario co-crear (tener a los stakeholders involucrados o focalizarse en la experiencia de los stakeholders como manifiestan Ramaswamy y Goullart) y, por el otro, para co-crear es necesario adoptar internamente un criterio de Open Innovation y poner al negocio por delante de la tecnología, dejando que las ideas salgan de la organización, como describe Chesbrough.



Como se puede observar en el gráfico, no se está abordando el concepto simplemente a través de una mirada de ecosistema con roles bien definidos, sino de componentes de una cadena con jugadores que participan activamente en la definición y aplicación del producto dentro del marco de un modelo de negocios.

¡La semana que viene la segunda parte de la nota!