7 cosas que debes saber sobre tu tarjeta de crédito

Muchos dirán que las tarjetas son plásticos diabólicos, llenos de maldad y deudas y que tener una es similar a vender tu alma. Otros son adictos a ellas, por alguna razón creen que una nunca es suficiente y terminan coleccionándolas como si quisieran llenar un álbum en su cartera.

A pesar de lo que muchos creen o dicen, las tarjetas de crédito no son para nada una mala opción, por el contrario, son muy buenas herramientas SIEMPRE Y CUANDO LAS SEPAMOS UTILIZAR y cuando hablamos de saberlas utilizar no sólo nos referimos a comprar y firmar vouchers.

Las tarjetas de crédito tienen más beneficios de los que crees.

Aquí te decimos 7 cosas que tienes o debes saber sobre tu compañerito plástico:

  1. Maneja una línea de crédito que puedas necesitar y pagar, no te sientas el magnate porque donde se te pase la mano con las compras te vas a meter en problemas.
  2. Recuerda tu fecha de corte y tu fecha de pago. La primera es el día en que te dan tu saldo, la segunda es cuando tienes que pagar y por lo regular son 20 días después de tu fecha de corte.
  3. Hay tarjetas que no cobran anualidad, así que puedes evitar ese costo.
  4. Paga el total de tu tarjeta para que no te cobren intereses.
  5. Recibe notificaciones en tu celular cuando la utilices, sólo tienes que dar de alta el servicio con tu banco o en su portal de banca electrónica. Así sabrás si alguien está haciendo uso indebido de ella y te ayudará a tener un registro de tus compras.
  6. Algunas tarjetas cuentan con seguros que ni sabías que existían como:
  7. Seguro funerario: Sirve por si el titular o algún familiar fallece que puedan tener cobertura de algunos gastos funerarios.
  8. Seguro de autos rentados: Cubre el seguro contra colisión o pérdida total. De esta manera no tienes que pagar el seguro con el arrendador.
  9. Seguro de accidentes: Si te llega a pasar algo en tu viaje te cubren gastos de hospital e indemnización si perdiste una parte de tu cuerpo :S
  10. Seguro ante pérdida de equipaje: Te dan cierta cantidad de dinero si se llega a perder tu maleta.
  11. Seguro de vida: Si llegas a fallecer durante un viaje, le dan a tus familiares una lana. También cancelan tu deuda para que nadie cargue con ese “muertito”.
  12. Seguro por robo o extravío: Te protegen si te roban la tarjeta hasta por 72 horas, así ningún cargo que realicen se te cobrará.
  13. Seguro compra protegida: Si compraste un artículo duradero y se llegara a descomponer, tu tarjeta de crédito te puede reponer o mandar reparar el artículo.
  14. Seguro médico: Cuando vas de viaje y ocurre algún percance o enfermedad, te cubren hasta el hospital y medicamentos.
  15. Algunas también incluyen beneficios exclusivos por los cuales no tienes que pagar ni un peso más:
  • Puntos: Por cada compra que haces te van dando puntos que al final los puedes cambiar por viajes o artículos
  • Acceso a salas de espera en aeropuertos: Si sueles viajar, este beneficio es cómodo.
  • Asistencia vial: Desde cambio de llantas y gasolina, hasta traslados a otros puntos, e indicaciones de cómo llegar a tu destino.
  • Asistencia médica: ¿Te enfermaste? Un médico te atenderá si hablas a los teléfonos correctos.
  • Asistencia en el hogar: Cuando “no hay un hombre en la casa” o por si el hombre no sabe cómo repararlo, ellos te mandan a alguien que sí sepa.
  • Boletos de avión al 2X1.
  • Descuentos en restaurantes.

Ahora que sabes un poco más sobre las tarjetas de crédito, aprende más sobre la tuya. Checa cuánto pagas de anualidad, la tasa de interés anual y si tiene algún beneficio o seguro que te pueda servir.

Nuestros amigos de la CONDUSEF tienen una muy buena aplicación para comparar las tarjetas y saber cuál te conviene más.

Recuerda, no abuses de ellas y sácales el mayor jugo posible.

Piggo es una app que te ayuda a alcanzar tus metas a través del ahorro. Simple, amigable y segura.

Conócenos: www.piggo.mx

Contáctanos para mayor información:

Tel: 5481 7888

apertura@gbm.com.mx


Originally published at blog.piggo.mx.

Like what you read? Give piggo a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.