La Factura Electrónica obligatoria: De la obligatoriedad a la rentabilidad

Pulse AQUI para ver el vídeo

Desde el pasado 15 de enero, la factura electrónica se ha convertido en obligatoria en dos ámbitos diferentes, en el entorno público para los proveedores de Administraciones Públicas, y también en el ámbito privado, para las empresas que prestan “servicios de especial trascendencia”.

Esta herramienta conlleva un importante componente técnico y los problemas derivados de su utilización pueden llegar a ser insalvables para muchos.

Sin embargo, con un conocimiento exhaustivo de esta herramienta y utilizándola de forma adecuada, podemos llegar a convertir esa obligatoriedad en rentabilidad para nuestras empresas y despachos profesionales.