Corrupción light, o cómo Moreno-Glas usaron a los discapacitados para su campaña

Esta es la crónica de un evento en la provincia de Pastaza, en donde infraestructura y recursos del Estado habrían sido usados por el postulante del correísmo, Lenin Moreno, y de cómo muchos discapacitados fueron llevados a apoyar al presidenciable de PAÍS.

Lenín Moreno actual candidato de PAÍS, visita a Pablo Arce, niño con discapacidad. Su labor en su gestión es usada como la principal carta de su campaña.

Por Salomón Osorio, desde Puyo

El director provincial de Cultura de Pastaza estaba muy nervioso. A las 10h00 debía comenzar un programa por el llamado Día Mundial de las Discapacidades, este 3 de diciembre. Pero no estaba nervioso porque el programa no estaba bien afinado, no; estaba nervioso porque eran las 09h00 y aun la internet no funcionaba como estaba programado. La programación estaba toda a punto, excepto la internet y sin internet no había tal programa.

Movió a los técnicos de la estatal Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), llamó a técnicos que ponen la línea de fibra óptica a punto y claro cuando todo estuvo listo, el frío sudor de su espalda comenzó a disiparse.

Poca importancia tenía el programa de homenaje a los discapacitados, para ellos bastaba un pastelillo, una gaseosa y un repertorio de artistas salido de sus propias filas. Fue un programa muy tierno.

Se inició el programa y llegó el plato fuerte: desde algún lugar del país, sentadito en su silla, el candidato Lenin Moreno comenzó su discurso en la remembranza de lo bien que fueron tratados las personas con discapacidad, mientras él fue Vicepresidente de la República.

Lo mismo ocurría en las 23 provincias del Ecuador. En todas, a través de la fibra óptica, el candidato presidencial se volvió parte del gobierno para hacerse propaganda con la velada de los funcionarios públicos a quienes les vino una orden expresa que no podía fallar es transmisión simultánea.

Buen enlace, buena señal, buenos equipos que la Gobernación de Pastaza gestionó para que el Vicepresidente ostente sobre programa Manuela Espejo, al cual prometió volverlo a poner en práctica, si lo eligen presidente.

Los convocados — los discapacitados — estaban como ausentes. Su sonrisa perdida no podía medir la luz de su caminar sin odios, con alma de niño, medio ángeles; que no podían imaginarse que fueron utilizados burdamente por el poder para favorecer, ilegalmente, al candidato que hace mucho dejo atrás las virtudes que ellos engalanan.

Lejos estaban aquellos a quienes les falló la genética — y a los cuales siempre el poder ha traicionado — de imaginarse que en campaña electoral, el uso de los bienes públicos con fines proselitistas, es no solo ilegal, también es inmoral.

Lejos estaban estos seres humanos que han roto las barreras que marcan las edades, que nunca pierden su alma de niños, de conjeturar que la nada ética actitud de Lenin Moreno, manipulaba esa paz desnuda y sin odios que adereza su personalidad.

Y Lenin, muy orondo, se pasó los 40 minutos que intervino, contando cachos y una retreta bien parecida a las de las sabatinas del Mashi Rafael. Nada ha dicho el Consejo Electoral en Pastaza. También a esa hora, estuvo mirando para otro lado, tenía su mirada en el córner de la cancha.

En el acto proselitista con recursos del Estado, uno que otro aplauso se iniciaba siempre desde las palmas de Alicia Lara, directora del Consejo Nacional de Discapacidades, Conadis, de Pastaza. Ella mostró su devoción por el poder pero arrinconó la solidaridad mística de estos seres sin mancha y los convirtió en objetos de una vulgar campaña política. Pregona, con Lenin, que las personas con discapacidad deben ser militantes activos de la política impúdica que los condena a la eterna incapacidad, que los sentencia a vivir de la caridad y la dádiva.

Que saben estos seres humanos que solo conocen el amor y nunca el olvido, de los pactos éticos y de los paraísos fiscales, de las cadenas del 1 de octubre y los jueces torcidos del CNE, que desechan la demanda de abuso de fondos públicos en la presentación de Moreno y Glas el 1 de octubre por “no haber presentado copias originales”.

Entonces, digo, para poder demandar el abuso de fondos públicos en propaganda exclusiva de Lenin Moreno, habría que pedir una copia al propio Lenin, al original, a quien nadie puede igualar porque ya sabe cómo disimular lo que gasta desde cuando estuvo en Viena. Y sabe también que el CNE y el TCE, están de su lado. Una campaña muy ética.

Si hubiera sabido que el local iba a ser utilizado para proselitismo, yo no les abría las puertas de la sala cultural del Municipio, dijo el administrador del edificio.

Mientras tanto, la Directora del Conadis, Pastaza, se despedía del auditorio: muchas gracias por haber asistido, nos vamos contentos porque hemos oído lo que nos ha dicho nuestro compañero Lenin, él ha dicho que ustedes van a seguir disfrutando y nos ha prometido que “viene por más”. ¡Viva el compañero Lenin! ¡Ecuador ama la vida!, muchas gracias.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Plan V’s story.